ELMERCURIO.COM Volver

Compensaciones en Wall Street en 2009:
Bancos se alistan para pagar millonarios bonos pese a enojo del gobierno de Obama

Lunes 18 de enero de 2010

IMPUESTO.- Obama anunció un impuesto para recuperar parte de los recursos inyectados al sistema financiero.Foto:AP

Aunque las entidades financieras han reducido el porcentaje destinado a bonos y compensaciones -como proporción de sus ingresos-, los montos podrían ser uno de los mayores.
 


Natalia Becerra V. 

De nada sirvió el anuncio de un nuevo impuesto o que el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acusara a los bancos de pagar "bonificaciones obscenas" a sus ejecutivos, ya que las principales firmas financieras de ese país podrían anotar récords por concepto de bonos para sus empleados de alto rango con cargo al ejercicio 2009, especialmente para los que trabajan en el área de banca de inversiones.

Un análisis realizado por el principal diario de EE.UU., The Wall Street Journal (TWSJ), confirmó que los ejecutivos de las 38 principales compañías financieras de ese país pueden llegar a ganar, en promedio, casi un 18% más de lo percibido en 2008, por concepto de bonos, debido al buen desempeño registrado, pese a los efectos de la recesión mundial.

De acuerdo con estimaciones de resultados que han realizado los bancos en torno a su desempeño durante 2009, TWSJ estima que se podrían pagar unos US$ 145 mil 800 millones por concepto de bonos y otras compensaciones. La cifra, si bien representaría un recorte de casi ocho puntos porcentuales como porcentaje de los ingresos obtenidos por las entidades financieras durante el año pasado, versus los de 2008, es el mayor monto pagado durante los últimos años (ver infografía).

Precisamente, la decisión de reducir los porcentajes (sobre los ingresos) a pagar ha sido el principal argumento de los bancos para defender los bonos de este año. JP Morgan anunció que destinará US$ 9 mil 300 millones (el 33% de sus ingresos en 2009) al pago de compensaciones y beneficios a los empleados de la banca de inversiones por el desempeño de la institución durante 2009, el monto más bajo desde 2004.

De esta suma, US$ 549 millones serán para el CEO (Chief Executive Officer) de JP Morgan, James Dimon.

Por su parte, Citi, que recibió US$ 20 mil millones del Estado a modo de salvataje, limitará a US$ 100 mil el pago que se hará en efectivo a cada ejecutivo; el resto será pagado en acciones, y el total, según fuentes de la firma, corresponderá a niveles similares a los de 2008.

Propuesta de Obama

La semana pasada, el Presidente de Estados Unidos anunció un impuesto aplicable a un máximo de 50 compañías que manejan activos superiores a US$ 50 mil millones, a partir del 30 de junio de 2010. La tasa impositiva ascenderá a 0,15% de los activos de las empresas, descontando el capital efectivo -acciones, reservas, utilidades retenidas y depósitos asegurados-, y con este tributo el gobierno pretende recuperar US$ 90 mil millones en 10 años.

En la misma línea, el diario The New York Times agregó que el Congreso estadounidense debería aprobar un impuesto sobre los bonos, aplicable sólo por este año, argumentando que las utilidades de las entidades financieras en 2009 fueron posibles gracias a los planes de rescate que lideró Obama.

"Veo informes de ganancias enormes y bonificaciones obscenas en las mismas firmas que deben su supervivencia al pueblo, al que no se ha indemnizado frente a las dificultades de la recesión".

PRESIDENTE BARACK OBAMA