Asuntos bilaterales tensan relación:
"Luna de miel" de Obama con China termina por choque de intereses en economía y política exterior

Desencuentros sobre cambio climático, DD.HH., influencias diplomáticas y en los mercados financieros causan disputas. Analistas reconocen que el Presidente de EE.UU. tuvo una actitud conciliatoria, la que no fue correspondida por Beijing.  

Carlos Solar Fornazzari 

El gobierno chino advirtió duramente ayer al Presidente Barack Obama en contra de la posible reunión que se dice tendrá el Mandatario con el líder espiritual exiliado del Tíbet, el Dalai Lama, quien a partir del 16 de este mes visitará Estados Unidos.

El anuncio de la Casa Blanca sobre la cita entre los dos premios Nobel causó profundo malestar, ya que cualquier acercamiento de la comunidad mundial al Dalai Lama, considerado un separatista según Beijing, es criticado con fiereza por el gobierno comunista.

Malestar que se suma a la ola de desencuentros que han tenido ambos gobiernos recientemente. Si recordamos, la tensión aumentó cuando la secretaria de Estado, Hillary Clinton, criticó a China por la censura a internet en el país asiático. La intervención de Google y luego la confirmación de una venta de armas por US$ 6 mil millones de EE.UU. a Taiwán, considerada una isla rebelde por Beijing, terminaron por demostrar que entre Beijing y Washington las relaciones bilaterales están tensas.

"La administración Obama adoptó una política conciliatoria con China durante su primer año (cumplido el 20 de enero) para ver cómo respondía Beijing. China, al parecer, no ofreció ninguna concesión a EE.UU. durante ese tiempo", dice a este diario Andrew J. Nathan, experto en política china de la Universidad de Columbia.

Según los analistas, China mantuvo su postura discrepante en temas como las sanciones a los programas nucleares de Irán y Corea del Norte, la crisis en Sudán, la independencia de Taiwán, la represión a ciertos derechos civiles en su país, y la falta de acuerdo en la lucha contra el cambio climático.

"Ahora Obama está obligado a reforzar su postura de algún modo. Parte del mal manejo se debe a un asesoramiento ingenuo. China ve estos temas con mucho cuidado. Además, se sienten más confiados por haber salido bien de la crisis financiera", añade a "El Mercurio" Michael Green, profesor de la Universidad de Georgetown.

Debido al gran campo de relaciones entre los dos países -comerciales, políticas y sociales-, se dice que si cada uno opta por jugar por su propio interés nacional, definitivamente habrá áreas de cooperación y de discordancia desarrollándose simultáneamente. "Al final, ninguna de las dos partes espera o quiere una crisis bilateral. Pero de todas formas el tono será más duro entre ambos gobiernos", agrega Michael Green.

Para Lynn White, politólogo de Princeton, "ambos países son muy dependientes como para tener un conflicto mayor".

Los principales puntos de discordia entre ambos pueden ser resumidos en los siguientes acápites.

1 VALOR MONETARIO

Estados Unidos se queja de que China mantiene su moneda, el yuan, devaluada artificialmente para ayudar a los exportadores.

EE.UU. exportó en 2008 a China US$ 70 mil millones. Las exportaciones desde China al país norteamericano fueron de US$ 337 mil millones.

2 COMERCIO E INVERSIÓN 

Estados Unidos alega que China comete infracciones a la propiedad intelectual, tiene escasas regulaciones comerciales, hay corrupción en esa área y privilegia el comercio doméstico.

Beijing dice que Estados Unidos impone tarifas arancelarias proteccionistas sobre productos manufacturados en China. Algunas inversiones chinas en EE.UU. son bloqueadas por temas de seguridad nacional. En este punto, y a pesar de salir bien parados de la crisis, "la economía china enfrenta potenciales peligros domésticos, como protestas regionales", dijo a este diario Yiyi Lu, analista del think tank londinense Chatam House.

3 INFLUENCIA DIPLOMÁTICA Y MILITAR

EE.UU. y China tienen una constante lucha de intereses, luego que Beijing complementara su despertar económico al mundo con intensos vínculos con otros países en áreas como defensa e innovación.

Además, la industria militar china ha establecido lazos con actores que EE.UU. ha dejado al margen, como es el caso de Venezuela en Latinoamérica.

Por otro lado, el gasto militar chino es criticado por las autoridades en Washington, que piden transparencia en las sumas asignadas a esa área, señaló Reuters.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Para los expertos,</b> China está asumiendo el rol de potencia mundial y se siente con mayor confianza para discrepar con quienes hasta ahora han definido las relaciones internacionales.
Para los expertos, China está asumiendo el rol de potencia mundial y se siente con mayor confianza para discrepar con quienes hasta ahora han definido las relaciones internacionales.
Foto:FRANCE PRESSE

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • El Domingo
    Uno de los 10 mejores trekkings.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales