A una semana del terremoto en Concepción:
El miedo paraliza a los vecinos que siguen en los cerros y no quieren volver a sus casas

Duermen en carpas y autos. Hacen turnos para vigilar. No han recibido comida y sacan agua de vertientes .  

DAVID MUÑOZ 

Mario (52) es jubilado de la Armada de Chile. Trabaja en una empresa de mantención de semáforos en Talcahuano. Vive en Chiguayante y tras el terremoto subió a su mujer y a sus dos hijos a su Chevrolet Corsa blanco y huyó lejos de la ciudad.

Acampa hace una semana en La Gloria, en el kilómetro 15 de la ruta entre Cabrero y Concepción. El lunes debe regresar a su trabajo, pero su mujer no quiere volver. "Es el miedo el que nos tiene paralizados", dice.

Lo de Mario se multiplica por cientos en Concepción, Talcahuano y otras comunas costeras donde, a una semana de la catástrofe, los pobladores no regresan a sus hogares. Unos, por miedo a un tsunami . Otros, por temor a las réplicas, al ruido intenso o derechamente por el peligro de que sus casas terminen en el suelo o sean saqueadas, con ellos adentro.

En La Gloria hay unas 30 familias que se instalaron en un terreno particular a orillas de la carretera. Llegaron de toda la Provincia: Hualpén, Chiguayante, San Pedro de la Paz, Talcahuano, Coronel, Penco y otras comunas.

Los primeros días subsistieron con sus provisiones. Algo de carne y pescado, alimentos no perecibles y leche. Como el sitio es contiguo al río Andalién, pueden bañarse y extraer agua de una vertiente. Han recibido ayuda de gente que pasa por la carretera y les deja algo de pan y leche, y algunas frazadas.

"La gente solidaria ha venido a darnos cosas, no hemos pasado hambre, pero estamos durmiendo en el suelo, los niños han sufrido porque tenemos pocas frazadas, tienen que dormir en una sola carpa grande y los adultos dormimos en vehículos", relata Verónica Castillo (37), quien huyó de Hualpén por las réplicas.

En el día los varones duermen un poco para resistir la vigilancia nocturna. Como es un sector rural, no han sufrido inseguridad. Pero extrañan a Carabineros, militares o algún tipo de ayuda oficial. "Nadie ha venido. Estamos abandonados, y no tenemos para cuándo volver. Tenemos niños enfermos y no hay remedios", dice Verónica.

Algunos han regresado a sus hogares y pese a que ya no hay peligro, prefieren seguir lejos de la ciudad. Otros no pueden porque no tienen bencina en sus vehículos. Con algo de vergüenza, Mario admite que ha podido movilizarse gracias al saqueo. "El domingo pasado estábamos acampando cerca de la estación, cerca del peaje. Vi que todos sacaban bencina y no lo dudé. Amarré una botella cortada con piedras y comencé a extraer. Me demoré más de cinco horas, pero llené el vehículo", contó.

ACAMPADOS

En La Gloria hay unas 30 familias llegadas desde toda la provincia.

 

 "Con un litro de leche sin lactosa sería tan feliz"

Carlos Cifuentes, obrero, escapó de la población Boca Sur y se instaló en el mismo campamento de los atemorizados.

No sabe cómo conseguir leche sin lactosa para Belén, su hija de cuatro años. En Andalué está lejos de Concepción, y cruzar el puente Llacolén a pie, hacer la fila en algún supermercado de emergencia y comprar significa no alcanzar a volver para el toque de queda. Está desesperado. "Belén tiene colitis hace dos días porque toma una leche especial y hemos tenido que darle puro té y café, con un litro de leche sin lactosa sería tan feliz", dice.

Habían sobrevivido con la ayuda de vecinos de los condominios aledaños. Pero hasta ayer sólo quedaban una bolsa de papas y un cajón de ciruelas llenas de tierra.

Pese a la precariedad de su situación, no titubea al definir su decisión para los próximos días. "Ni pensar en volver", dice categórico Cifuentes.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p><b>SIN AYUDA.-</b> Son unas treinta las familias que acampan en La Gloria. Ya les queda poca comida, pero no han tenido contacto con organismos oficiales.<br/></p>

SIN AYUDA.- Son unas treinta las familias que acampan en La Gloria. Ya les queda poca comida, pero no han tenido contacto con organismos oficiales.


Foto:HÉCTOR YAÑEZ

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    La playa chilena de Perú.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales