Además movilizará 10 mil efectivos a las regiones Sexta, Séptima y Octava:
Quince mil hombres contratará el Ejército para la reconstrucción en las regiones devastadas

Los primeros cupos de empleo alcanzaban a 13 mil, pero gestiones posteriores los elevaron a 15 mil. El Ejército decidió no hacer una convocatoria extraordinaria al servicio militar. Se mantiene el llamado a los 11 mil 90.  

Nelly Yáñez N. 

Toda la planificación 2010 del Ejército, incluida la agenda Bicentenario, se desplomó con el terremoto del 27 de febrero y con una decisión: la del Presidente Sebastián Piñera de darle a esa institución un rol clave en la reconstrucción, que le expresó en forma personal al recién asumido comandante en jefe, general Juan Miguel Fuente-Alba, en la Base Naval de Talcahuano.

"Aquí hay una voluntad política de querer emplear al Ejército activamente en la reconstrucción", dijo el jefe castrense, al sostener que su institución no se puede restar de ayudar a "quienes hoy necesitan amparo".

El diseño contempla la movilización de 10 mil efectivos, más la contratación -por parte del Cuerpo Militar del Trabajo- de 15 mil personas sin empleo en las regiones Sexta, Séptima y Octava para obras de demolición, construcción de casas de emergencia y habilitación de caminos. Durante la mañana de ayer la cifra alcanzaba a 13 mil cupos (ver gráfica), pero aumentó a 15 mil posteriormente.

Dos divisiones del Ejército, la Segunda y Tercera, quedaron concentradas en la reconstrucción, mientras que las restantes continuarán con sus labores normales.

"No se va a afectar la actividad fundamental que corresponde constitucionalmente al Ejército", sostuvo el general Fuente-Alba frente a posibles flancos en defensa por el giro de funciones.

Al mando de la estructura fue nominado el general Antonio Cordero, comandante de la "Fuerza de Apoyo Humanitario", bajo cuyas órdenes quedaron cuatro generales: Carlos Zimmermann, de la Región del Biobío; Jorge Salas, del Maule; y Antonio Yakcich, de la del Libertador Bernardo O'Higgins. Más, Alessandro Cartoni, comandante de Ingenieros del Ejército, por la labor del Cuerpo Militar del Trabajo (CMT).

La operación se hará a través de siete Centros de Apoyo Humanitario -que emplearán las instalaciones de la institución- y unos 17 subcentros ubicado en localidades con menor número de habitantes. Y contarán, para el trabajo, con más de 500 vehículos, 20 aeronaves de todo tipo, equipamiento de ingenieros, maquinarias, comunicaciones e instalaciones sanitarias.

En cuanto al servicio militar, el Ejército decidió mantener la convocatoria a los 11 mil 90 estipulados y no llamar contingente extraordinario. Esto, porque 1.200 conscriptos decidieron continuar todo este año para ayudar en las tareas de reconstrucción y unos 6 mil 500, que debían licenciarse entre marzo y mayo, se quedarán en forma transitoria hasta junio.

Dos plazos se puso el Ejército: lograr que al 11 de junio ningún chileno quede sin techo (meta impuesta por La Moneda) y el 31 de diciembre como fecha de término original del plan de trabajo en las labores de reconstructivas.

"No se va a afectar la actividad fundamental que corresponde constitucionalmente al Ejército", sostuvo el general Fuente-Alba, Comandante en Jefe del Ejército.

 Defensa al accionar del Ejército

Un categórico respaldo hizo el general Fuente-Alba ante los cuestionamientos recibidos por el Ejército tras el terremoto. "No son comparables las situaciones de crisis o conflictos de carácter internacional con una situación de catástrofe como la que hemos vivido. El terremoto, en minutos, provocó más daño que las fuerzas de muchos países juntos. O sea, en 5 o 6 minutos el daño fue así, instantáneo", dijo, al hacer ver que los conflictos son graduales.

Frente a la salida de las tropas a la calle, reveló que en la institución se estudió hasta el mínimo detalle, porque el "Ejército no podía salir a improvisar".

E hizo ver que, por ejemplo, ante los saqueos, las instrucciones fueron especialmente estrictas, porque "ninguna vida vale un televisor".

En cuanto a la nebulosa sobre los horarios de la firma de los decretos de excepción (la ex Presidenta Michelle Bachelet sostuvo que la instrucción la entregó a las 9 de la mañana del domingo 28 de febrero), el jefe del Estado Mayor, general Guillermo Castro, quien ese día participó de las conversaciones, aseguró que "tuvimos conocimiento de esta decisión presidencial a las 4 de la tarde", durante una reunión en el Estado Mayor con el ex ministro Francisco Vidal.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Efectivos militares,</b> que aquí aparecen en la Caleta El Morro, se desplegarán en toda la zona devastada por el terremoto y maremoto para ayudar a la reconstrucción de ciudades, pueblos y localidades.
Efectivos militares, que aquí aparecen en la Caleta El Morro, se desplegarán en toda la zona devastada por el terremoto y maremoto para ayudar a la reconstrucción de ciudades, pueblos y localidades.
Foto:EFE

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    10 viajes para reactivar Chile.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales