Publicaciones Biografía y otros libros:
Buscando la (Marcela) Paz interior

Una biografía reciente de la creadora de Papelucho, además de reediciones tanto de la saga del niño aventurero como de otros de sus libros, confirman la vigencia de la Premio Nacional de Literatura.  

Patricio Tapia 

En una entrevista tardía, Marcela Paz recordaba que alguna vez mantuvo correspondencia con niños argentinos, uno de los cuales le había escrito: "Espero conocer a los escritores famosos, a Marcela Paz y a don Miguel de Cervantes". Más allá de las distancias literarias (que ella, claro, reconocía) -por no mencionar la mayor dificultad de contactar al español-, ambos autores coincidían en haber creado personajes que parecieran poseer vida propia, superando el ámbito de las letras, transformándose en símbolos o marcas de identidad: universal, en el caso del Quijote; nacional, en el de Papelucho. También ambos autores coincidían en haber sido opacados o casi absorbidos por sus creaturas: así como sus nombres se vinculaban tan estrechamente a ellas que el resto de su producción es ignorada, también suele saberse más del maduro y algo perturbado caballero andante o el flacuchento y soñador niño mechas de clavo, que lo que nunca se sabrá de Cervantes o de Marcela Paz.

Como un intento de revertir esta situación, Ana María Larraín entrega la biografía Marcela Paz, una imaginación sin cadenas . El libro ofrece un completo e informado recuento tanto de la vida de Ester Huneeus, nombre civil de la autora, como de su obra. Previamente sólo se contaba con el libro Marcela Paz: un mundo incógnito (1992), de Virginia Cruzat, basado en conversaciones con la escritora. Larraín, en cambio, utiliza un material mucho más amplio: desde los recuerdos y testimonios de personas que la trataron (de cerca y de no tan cerca) hasta apuntes hasta ahora no utilizados (por ejemplo, les escribe un cuaderno a cada uno de sus hijos, tomando notas de las cosas que pasan), además de sus libros y entrevistas.

Larraín intenta reconstruir el contexto histórico en el que desarrolló su labor Marcela Paz, para lo cual se adelanta 20 años al nacimiento de la autora, pero prosigue refiriendo su entorno familiar, su educación por institutrices, su religiosidad, su vocación social, su independencia (lo que desemboca en algunos récords: fue la segunda mujer que obtuvo en Chile licencia de conducir, en 1922; fundó, veinteañera, el primer Hogar de Ciegos de Latinoamérica en 1924, y se haría cargo de él hasta 1950). Viaja a Europa y estudia escultura (y llega a exponer, aunque con seudónimo). Se casa tarde y enviuda temprano, en 1954, con cinco hijos pequeños. Desarrolla una labor literaria que culmina con el Premio Nacional de Literatura de 1982. Muere en 1985.

"Comencemos por derribar mitos", señala Larraín cuando informa que la autora nació el 28 y no el 29 (como suele decirse) de febrero de 1902. Pero su afán desmitificador no llega más allá de ese dato. Su aproximación es un tanto complaciente: ninguna vida, mirada muy de cerca, arroja como los peores defectos la dificultad de expresar los sentimientos o el gusto de poner inyecciones no obstante tener la "mano pesada". Ahora bien, la exploración de sus miedos -a la enfermedad, a la discusión de los padres-, así como la desaparición de algunos seres queridos (la de su hermana mayor en 1913, un "evento biográfico fundamental"; luego, la de su marido) quizás ayuden a explicar el sentimiento de abandono y la presencia de la muerte en varios de sus libros.

La obra de Marcela Paz, en todo caso, sigue tan viva como siempre. Toda la serie de su personaje más conocido, Papelucho, los doce libros en los que fue incorporando personajes (hermanos y amigos) y temas (viajes, delitos, enfermedades, modas), ha sido reeditada -y en junio habrá un relanzamiento de la colección completa- por Editorial Sudamericana. Otra parte de su obra está siendo recuperada por editorial SM: desde la historia de un perro que había creído perder el olfato ( Jacky ) hasta las aventuras geográfico-sentimentales de Perico trepa por Chile (escrito junto a Alicia Morel), pasando por libros como El soldadito rojo , Pazuca en la duna y Los pecosos .

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p>Marcela Paz en plena ejecución de la actividad que la hizo conocida: escribir .</p>

Marcela Paz en plena ejecución de la actividad que la hizo conocida: escribir .


Foto:Ediciones Marcela Paz

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Ya
    Especial Moda.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales