ESTRENO Primer libro llega a cartelera:
Los secretos del éxito post mortem de Millennium de Stieg Larsson

El 22 de abril se estrena en nuestro país la película basada en el primer libro de la saga de Stieg Larsson. Aquí revisamos las claves biográficas detrás del fenómeno literario que ya ha vendido cerca de 13 millones de ejemplares y que ahora llega a nuestros cines.  

Javier Rojahelis 

Muchas son las variables que se cruzan para entender la razón del éxito de "Millennium", la trilogía-best seller escrita por el sueco Stieg Larsson. Una de ellas es que pertenece a ese siempre atractivo grupo de artistas o creadores que se hicieron realmente famosos después de muertos. Cabe recordar que Larsson murió en 2004, poco después de entregar su tercera novela a su editor y antes de que saliera publicada la primera obra de su saga. Esto, recuerda lo sucedido al escritor John Kennedy Toole, cuyo libro "La conjura de los necios" salió a las librerías cuando él ya se encontraba muerto. Claro que en el caso de Kennedy, su manuscrito había sido rechazado por el mundo editorial y tuvo que esperar 20 años para que alguien se decidiera a imprimirlo (el libro se llevó el Pulitzer en 1981). Larsson, en cambio, tenía ya comprometido a un editor con su obra literaria. Tal vez otro escritor que cabría recordar a propósito de la real fama post-mortem es Roberto Bolaño que también murió a los 50 años (medios suecos han hecho esa comparación), aun cuando gran parte de su obra ya había sido editada en vida.

Periodista de oficio

Cincuenta años para los tiempos actuales es una edad relativamente temprana para morir. Pero el ataque cardíaco de Larsson ha tenido varias explicaciones, todas razonables. Era un fumador impenitente, trabajólico (en su revista Expo podía estar hasta 18 horas), no comía bien, ni dormía mucho. De hecho, en el último tiempo su dedicación a escribir su serie de novelas se había convertido en algo más que un simple pasatiempo, y ocupaba buena parte de su tiempo de descanso de su labor como periodista. Larsson encontró apoyó en un editor cuando ya había finalizado el segundo de sus libros. Ahí comenzó su tercera novela y hace poco tiempo se supo que estaba el manuscrito de una cuarta, la que aún espera que las disputas familiares por la herencia del escritor se resuelvan para poder ser publicada (se afirma que Larsson tenía en mente 10 libros de la saga). Es decir, en los dos o tres últimos años de vida Larsson había estado prácticamente sin dedicarle horas ni al sueño, ni al descanso.

Se trataba de un periodista, pero sin la formación académica de un periodista. Kurdo Baksi recuerda en su libro "Mi amigo Stieg Larsson" que el escritor había ingresado a una agencia de noticias como ilustrador gráfico en espera de ir alcanzando más responsabilidades editoriales y "como una forma de vengarse de quienes le había denegado el ingreso en la Escuela de Periodismo". Aquí aparece una de las tantas coincidencias entre la vida personal de Larsson y sus novelas. Primero, el protagonista de la saga que comienza con "Los hombres que no amaban a las mujeres" es el periodista Mikael Bloomkvist, mismo oficio de Larsson. A este personaje se une como ayudante Lisbeth Salander, una hacker que tiene problemas para manejarse con las reglas en general. De hecho, no finalizó sus estudios y miraba con menosprecio la formación académica, lo que al final para ella redundaba en que todo lo aprendía en la práctica misma. Algo parecido a lo que le había ocurrido a Larsson con el periodismo.

El paladín de los medios

Otras coincidencias ya se han puesto de relieve antes. Por ejemplo, Bloomkvist está a cargo de una publicación dedicada a los reportajes-denuncia, "Millennium", algo que corre en paralelo con la revista "Expo" fundada por Larsson. La diferencia es que mientras la primera se dedica a levantar polvo en cuanto a las corrupciones en el ámbito económico, la segunda lo hace en relación a los movimientos fascistas y racistas que se cuelan en la sociedad sueca. Aunque en realidad la convergencia se dio en más de una ocasión ya que Larsson descubrió en varias ocasiones conexiones entre nazis y empresas. Sin embargo, una buena parte de los elogios, sobre todo de la primera entrega de "Millennium", es su retrato del mundo contemporáneo. Algo que se ve, por ejemplo, en las críticas que destila Larsson, o Bloomkvist, sobre la especulación bursátil.

El trauma adolescente

Otro hecho biográfico de Larsson que influye en su saga, lo recuerda también Baksi en su libro, se trata de la traumática experiencia que vivió Larsson a sus 15 años cuando fue testigo de cómo tres amigos suyos violaban a una niña. Esto explica por qué Larsson, además de hacer denuncias contra grupos racistas de ultraderecha, se dedicara también a reportajes sobre el abuso de las mujeres, guiado seguramente por la culpa de no haber actuado en aquel momento de su juventud para evitar el crimen. Un tema nada menor que está muy presente en la serie "Millennium", sobre todo en personajes como Lisbeth Salander que es víctima de una violación por parte de una suerte de tutor estatal. De hecho, el apellido de su victimario es Bjurman, precisamente el mismo de uno de los amigos violadores de ese episodio de su adolescencia. La salvedad es que, en la ficción, Larsson dota a Salander de una capacidad intelectual y de una fuerza para enfrentar el abuso masculino y tomar venganza a niveles pocas veces vistos en una heroína (en realidad, una antiheroína dadas sus características de sociópata). Y esto ocurre pese a que ella es descrita como una joven con figura casi anoréxica y de apariencia semejante a la de una menor de edad. El caso es que en las novelas de Larsson si bien está el tema de mujeres que sufren de abusos, también es frecuente encontrar a féminas de carácter fuerte que toman la iniciativa y no sólo en el plano sexual. Algunos han leído en esto un intento de reivindicación por parte de Larsson del género femenino.

Aparte de estas coincidencias, Larsson comparte con su personaje Bloomkvist su liberalidad en temas sexuales. En el caso de Bloomkvist, él lleva por décadas una relación sin formalizar y abierta con una colega, Erika, que a su vez está casada con un artista (un trío con el consentimiento de todos los involucrados). En "Los hombres que no amaban a las mujeres", aparte de Erika, Bloomkvist se acuesta con dos mujeres más en el lapso de un año. Algo semejante a lo que experimentó Larsson, quien mantuvo una relación de 32 años con Eva Gabrielsson, lo que no le impidió tener al menos cuatro amantes en sus últimos 12 años de vida, tal como lo reveló infidentemente Baksi en su ya mencionado libro.

Polémicas familiares

El libro de Baksi no estuvo exento de polémica. El retrato de su "amigo" fue considerado como una jugada oportunista que se aprovechaba del momento de gloria que vive la saga de Larsson (no por nada "Mi amigo Stieg Larsson" vendió en poco tiempo 20 mil ejemplares en Suecia). Si bien Baksi halaga al autor en su constante misión de desenmascarar a quienes creía corruptos, también deja caer visiones más ambiguas sobre él, como el modo en que Larsson en su labor de periodista sacaba partido de sus amistades para obtener información. O la poca imparcialidad que demostraba al entrevistarse en ocasiones a sí mismo aprovechando su posición en la revista "Expo". A esto se suma la pugna entre el padre y hermano de Larsson con Eva, quien al no ser testada por el escritor y como no tuvieron un vínculo legal que los uniera como pareja, quedó fuera de las ganancias que ha generado hasta el momento la saga (unos veinte millones de euros es la herencia estimada), teniendo como único elemento de negociación las 200 páginas que existen de la cuarta novela no entregada de Larsson. En parte por esta situación y por las infidencias de Baksi, Eva ha anunciado que sacará un libro que le pondrá los puntos a las íes y retratará los años que ella pasó junto al creador de la saga "Millennium". Ahí se sabrá cuánto más de Bloomkvist o de algún otro personaje tenía el autor que no alcanzó a disfrutar de su tardía fama.

 Best seller filmado en Europa ahora será adaptado por Hollywood

Niels Arden Oplev, el director danés de la adaptación cinematográfica de "Los hombres que no amaban a las mujeres", confesó que cuando le plantearon el proyecto aún no había leído los libros de la celebrada novela negra de Larsson. Esa fue una de las razones por las que en primera instancia rechazó la propuesta, pues pensaba que se trataría de un thriller , un género para el cual no tenía tiempo ni ganas de trabajar. Sin embargo, cuando 6 meses después volvió el ofrecimiento su visión había cambiado. Luego de leer el libro no se encontró con un thriller , sino con un drama con tintes de misterio, que, además, exhibía una rica galería de personajes. El resto fluyó gracias a que la condición del director fue la de ocupar el control artístico total. Desde elegir a los actores hasta las locaciones en las que se filmaría. La suerte de Oplev fue encontrar a la actriz que interpretaría al difícil personaje de Lisbeth, una chica que debía verse muy menuda, pero a la vez transmitir la fuerza del personaje de la novela. La escogida fue la sueca Noomi Rapace y calzó tan bien que se convirtió inmediatamente en la protagonista de las dos secuelas cinematográficas que están listas y ya se han estrenado en algunos países de Europa.

Con el antecedente del éxito literario y la buena taquilla que ha tenido la versión europea de la novela (en Suecia la primera cinta logró 8 millones de euros, convirtiéndose en la más taquillera de la historia de ese país), Hollywood ya estiró su brazo para hacerse de los derechos de la adaptación. El posible director sería David Fincher, el mismo de "Los siete pecados capitales" y "El club de la pelea", mientras que el trabajo del guión estaría a cargo de Steven Zaillian ("Pandillas de Nueva York", "La lista de Schindler"). Por su parte, el ahora codiciado papel de Lisbeth Salander estaría siendo pretendido por Carey Mulligan, quien ha estado en cintas como "Enemigos públicos" y estuvo nominada al Oscar por "Una enseñanza de vida". La otra candidata sería Kristen Stewart, la paliducha protagonista de "Crepúsculo".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Ya
    Especial Moda.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales