ELMERCURIO.COM Volver

Mandatario boliviano:
Nuevo avión presidencial de Evo fue hecho para el Manchester United

Domingo 18 de abril de 2010

El avión , diseñado para aterrizar en condiciones difíciles, tiene un costo de 38,7 millones de dólares. A la derecha, una visión de su interior.Foto:ASSOCIATED PRESS

El gobierno de Bolivia tenía intenciones de comprar una nave rusa, pero la demora los llevó a decidirse por la francesa.
 


 

Por US$ 38,7 millones el Presidente boliviano Evo Morales se convertirá en el dueño de un avión francés de la línea Falcon 900, expresamente diseñado para el equipo inglés de fútbol Manchester United que al parecer desistió de la compra, anunció el ministro de Hacienda, Luis Arce.

"No se encuentra un avión así no más, hemos tenido suerte porque es urgente y necesaria la compra de un avión presidencial y hay uno de la línea Falcon, que es como un Mercedes Benz o un BMW en automóvil", explicó el ministro, quien añadió que las negociaciones con los fabricantes están en curso.

Arce comentó que el Manchester United "lo diseñó para tener aterrizaje en condiciones difíciles como la neblina, es un avión con ciertas características adicionales a cualquier otro, el avión presidencial será ese".

El actual avión en el que se desplaza Morales es un jet Sabre estadounidense de los años 70 que ha tenido varias fallas técnicas.

El 2 de abril el gobierno aprobó un decreto que autoriza la compra del avión francés.

Sin embargo, la rusa Ilyushin Finance Company también puja por vender un avión presidencial Antonov 148 a Morales. En un principio la decisión era adquirir la nave rusa pero no podrá estar lista antes del 2011 y el gobierno tiene urgencia, indicó Associated Press.

El embajador ruso en La Paz, Leonid Golubev, señaló que el avión francés tiene tecnología estadounidense y eso podría complicar a futuro. Evo Morales desistió el año pasado de comprar seis aviones checos de combate con tecnología estadounidense porque dijo que ese país no autorizó la compra.

En su lugar anunció la compra de seis aviones de combate chinos por US$ 67 millones, con un crédito otorgado por ese país. Las aeronaves serán destinadas a la lucha contra el narcotráfico.