Adaptación:
Un asunto de genes

Los deportes han seleccionado de forma natural los biotipos para su desarrollo. Así, no sorprende que los africanos obtengan los primeros lugares del Maratón de Santiago, como ocurrió hace una semana.  

Dr. Mauricio Purto 

Más allá de los parámetros externos de temperatura, humedad, altitud, etc., nuestro organismo procura mantener invariables sus parámetros interiores. Para este propósito -la constancia del medio interno u homeostasis-, entran en juego una serie de reacciones, cuya falla pone en peligro la vida.

Los diferentes climas de la Tierra demandan al hombre distintos mecanismos de adaptación de su cuerpo a las condiciones del medio ambiente imperante.

Con el paso del tiempo, las razas que pueblan las diversas geografías han seleccionado dentro de todo el conjunto de características biológicas (humanas) posibles, las más útiles para relacionarse con la naturaleza de cada hábitat particular.

¿Cuáles son las bases celulares o bioquímicas de estas diferencias étnicas, que se traducen a la postre en resultados deportivos? A eso está encaminada la investigación de estos días. Es obvio que la información genética es transracial, y por ende no es el privilegio exclusivo de una raza en la que ciertos biotipos predominan más.

Más allá de las diferencias de hecho, la curiosidad médica se orienta a dilucidarlas y medirlas biológicamente, quizás en un afán de intervenir... Para producir superhombres más allá de cualquier entrenamiento, ¿hablaremos en un futuro cercano de doping genético? Hasta ahora las diferentes disciplinas deportivas han seleccionado naturalmente los biotipos más ad hoc. Longilíneos en el salto alto, gigantes lanzadores de balas y martillos, veloces "panteras negras", como lo hizo la naturaleza en el tiempo. Es de esperar que la compulsión por los resultados no lleve a los hombres a manipular su propia naturaleza más profundamente de lo que hasta ahora viene haciendo con anfetamínicos y anabólicos. Porque en el arte del triunfo, el cuerpo es el mero vehículo de un ser entrenado, la herramienta de su pasión, de su espíritu, y en esta intangible dimensión radica quizás la más grande de las diferencias.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Un ejemplo:</b> un cuerpo perfecto para el salto largo.
Un ejemplo: un cuerpo perfecto para el salto largo.
Foto:REUTERS


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Domingo
    El boom gastronómico en Londres.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales