Empresa que demandó a Bolivia ante el Ciadi, tranquila respecto de futura decisión

Quiborax, compañía que fue expulsada de Bolivia, se decide a hablar y aclara: seguirá adelante con la demanda por US$ 66 millones.  

Franco Vera Mejías 

Pese a todas las jugadas que ha realizado Bolivia para tratar de frenar el proceso que la compañía chilena Quiborax inició en su contra el año 2006, los chilenos están confiados en los capítulos que seguirán en adelante en la demanda.

La historia parte en 2004, cuando el gobierno del entonces Presidente boliviano Carlos Mesa decidió que Quiborax debía abandonar en un plazo de 30 días ese país, tras quitarle las concesiones para la explotación del mineral de ulexita, al sur del Salar de Uyuni.

En 2006, y al no llegar a un acuerdo satisfactorio, la empresa decidió demandar a Bolivia ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), exigiendo el pago de US$ 66 millones por daños.

Las negociaciones siguieron por otros meses, en los que incluso el país llegó a un acuerdo monetario con la empresa. Pero éste nunca llegó a pagarse, cuenta el abogado de Bofill Mir & Álvarez Hinzpeter Jana, Andrés Jana, a cargo del caso.

Los problemas siguieron. A fines de 2008, Bolivia decidió iniciar procesos penales dentro de ese país en contra de los inversionistas chilenos y a una serie de personas relacionadas al proyecto en ese país.

Quiborax: fallo a favor

Quiborax solicitó al Tribunal de Arbitraje constituido por el Ciadi que pidiera el fin de esos procesos penales y, en un hecho inédito, el Tribunal obligó a Bolivia a detener las causas contra los inversionistas, tal como se lo permite el Artículo 47 del Convenio de Washington -que dice que el tribunal puede recomendar medidas provisionales que considere necesarias para salvaguardar los derechos de las partes.

Andrés Jana cuenta que Bolivia no obedeció la orden del Tribunal, y siguió con los procesos contra los inversionistas, pero además el país decidió solicitar la recusación del Tribunal al Ciadi. Ello significó que se detenía el proceso tras cuatro años de alegatos.

"Ello no significa que Bolivia haya obtenido la suspensión del proceso. Las reglas dicen que una vez presentada la recusación -que básicamente es pedir el cambio del tribunal-, se debe suspender el proceso en forma inmediata, hasta que eso sea resuelto. Eso es lo que pasó", explica el abogado de la firma chilena.

Lo que viene en los próximos dos meses es que ambas partes, junto al Tribunal de Arbitraje, presentarán sus opiniones respecto del recurso de recusación que pidió Bolivia. Entonces, será decisión del secretario general del Banco Mundial decidir si procede o no la solicitud de cambiar al Tribunal.

"Por lo tanto, no es que Bolivia haya logrado detener el proceso", explica tajante Jana. Quiborax sigue adelante con la exigencia del pago por US$ 66 millones. Y están convencidos de que no hay forma de que la recusación del Tribunal exigida por Bolivia sea aceptada.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>PRODUCTOR</b>.- La empresa chilena es el cuarto productor mundial de ácido bórico. Para ello, extraía la ulexita desde el Salar de Uyuni, en Bolivia.
PRODUCTOR.- La empresa chilena es el cuarto productor mundial de ácido bórico. Para ello, extraía la ulexita desde el Salar de Uyuni, en Bolivia.
Foto:THE NEW YORK TIMES


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Domingo
    El boom gastronómico en Londres.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales