La fiesta gitana que Goran Bregovic trajo desde los Balcanes

Juan José Richards E. 

Una larga fila de fanáticos sin entrada escuchaba afuera de Manuel Montt 032 cómo estridentes sonidos folclóricos mezclados con rock y música búlgara retumbaban dentro del Teatro Nescafé de las Artes. Es que ahí se realizaba uno de los conciertos más esperados de este año: el músico serbio-bosnio Goran Bregovic volvía tras dos años a Chile para presentarse junto a su Orquesta para Bodas y Funerales en un íntimo recital.

Por dos horas, y acompañado de cinco bronces, dos cantantes y un percusionista, Bregovic hizo bailar al público con lo más destacado de su último álbum, "Alkohol Sljivovica&Champagne", un disco que el mismo artista definió "para bailar y beber".

Aunque Bregovic lo pidió en reiteradas ocasiones, le fue imposible mantener a los asistentes sentados. Tras la primera canción, todos los fanáticos ya estaban de pie moviéndose al ritmo de la banda y del más destacado exponente de la música balcánica en la que fue una inolvidable noche de fiesta.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Alejandra Aninat, Emiliano Villaseca, Karla Selles, Jerónimo y Baltasar Villaseca.
Alejandra Aninat, Emiliano Villaseca, Karla Selles, Jerónimo y Baltasar Villaseca.

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Domingo
    El boom gastronómico en Londres.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales