Comicios parlamentarios en el Reino Unido del 6 de mayo:
Sondeos divididos dan triunfo a Cameron y a Clegg en el segundo debate televisivo de la campaña electoral

Una encuesta adjudica al líder liberal demócrata 33% de apoyo, tres puntos por delante de sus dos rivales. Otro estudio de opinión otorga 36% al jefe de los tories , 32% al Lib Dem y 29% al actual Primer Ministro.  

 

El líder liberal demócrata, Nick Clegg, y el jefe de la oposición conservadora, David Cameron, fueron declarados ganadores del segundo de los tres debates electorales antes de las reñidas elecciones británicas del 6 de mayo, según dos sondeos publicados ayer en la noche.

Clegg, gran revelación de la primera contienda, volvió a imponerse en este segundo asalto dedicado a cuestiones internacionales para el 33% de los 2.691 televidentes consultados por el instituto ComRes para la cadena ITV, por delante de Cameron y del Primer Ministro laborista, Gordon Brown, empatados en segunda posición con 30%.

Conservadores

Cameron salió ganador de otro sondeo inmediato realizado por YouGov para el diario The Sun, con 36%, frente a 32% para Clegg y 29% para Brown tras la conclusión de este debate celebrado en Bristol (suroeste de Inglaterra) y transmitido en directo por la cadena Sky News.

Estos resultados confirman al hasta hace poco "desconocido" Clegg como el "tercer hombre", luego de recibir un empujón de hasta 12 puntos en las encuestas en la última semana, indicó AFP.

La BBC señaló que los candidatos "se sacaron los guantes" para debatir. Es que los aspirantes dejaron bien claras sus posturas sobre temas como Europa, armas nucleares o inmigración (ver relacionados), en el debate centrado en política exterior.

Consciente del peligro que representan sus dos rivales jóvenes -ambos tienen 43 años- y telegénicos, Brown empezó el debate urgiendo a los votantes a no abordar estas elecciones como un "concurso de popularidad".

"Si es todo sobre estilo y relaciones públicas, no cuenten conmigo. Si es sobre grandes decisiones, si es sobre juicio, si es sobre dar un mejor futuro a este país, entonces yo soy su hombre", declaró.

Ante la perspectiva cada vez más plausible de un Parlamento en que ningún partido tendría mayoría absoluta, Cameron se presentó por su parte como el hombre del cambio.

Mientras, Clegg, quien rehúsa las comparaciones con Barack Obama, terminó su intervención en el más puro estilo del Presidente norteamericano. "Algo realmente extraordinario está empezando a pasar. No dejen que les digan que no puede pasar. Sí puede".

 El europeísmo: ¿ser o no ser?

La siempre controvertida relación del Reino Unido con Europa centró el segundo debate. El asunto es delicado, porque puede restar más votos de los que da y los tres líderes midieron con mucho cuidado sus palabras.

Gordon Brown defendió que "hay tres millones de razones por las que debemos ser parte de la Unión Europea (UE), tres millones de empleos que dependen de nuestra pertenencia a la UE" y recordó que "la mitad del comercio del Reino Unido y 750.000 empresas dependen de Europa".

David Cameron afirmó que defiende la presencia del Reino Unido en la UE -"porque somos una nación comercial"-, pero criticó que el Parlamento haya transferido muchos poderes a Bruselas y abogó por recuperar esos poderes para los británicos.

El más europeísta de los tres es Nick Clegg, quien fue eurodiputado, y evitó durante el debate mostrarse excesivamente entusiasta con el proyecto común europeo, según EFE, afirmando que "la UE no es perfecta", pero que el bloque hace a Gran Bretaña "más fuerte" ante el resto del mundo.

Inmigración: frenarla, declarar amnistía o mantener el sistema

Otro de los temas claves fue la inmigración. A la pregunta de cómo hacer el sistema "más justo" y funcional para todos, Nick Clegg destacó la necesidad de "mandar a la gente donde hay espacio para ella", en esas zonas donde "no pondrían bajo presión a los servicios públicos".

La propuesta de Clegg de introducir una "amnistía" para los inmigrantes clandestinos, al permitir a aquellos que lograron entrar ilegalmente durante el gobierno de los laboristas regularizar la situación y pagar impuestos, fue criticada por Gordon Brown, indicó la BBC.

Según el Premier, un plan de ese tipo sólo serviría para alentar y aumentar la inmigración ilegal. "Tenemos un sistema por puntos que nos permite regular qué tipo de trabajadores llegan y qué puestos de trabajo van a ocupar, garantizando el funcionamiento del mercado laboral", sostuvo.

Por su parte, David Cameron enfatizó el crecimiento del número de inmigrantes desde la asunción al poder de los laboristas y se distanció de Clegg y Brown al afirmar la necesidad de introducir un límite máximo al número de inmigrantes, cualquiera que sea la procedencia. "Debemos construir una sociedad más fuerte e integrada", agregó.

Renovación nuclear

El Premier Brown, quien se notó algo tenso al comienzo, acusó a Nick Clegg de arriesgar la seguridad del país al negarse a comprometerse a mejorar las armas nucleares lanzadas desde submarinos. Eso podría dejar al Reino Unido expuesto a futuras amenazas de Irán y de Corea del Norte, afirmó.

Clegg citó a un grupo de generales retirados que han advertido que renovar el sistema nuclear podría quitar presupuesto para las tropas. A lo que Brown respondió: "Tengo que lidiar con estas decisiones cada día y te digo, Nick: seamos realistas, seamos realistas". Comentaristas destacaron esta intervención, según BBC.

Cameron estuvo de acuerdo con el líder laborista, al argumentar que "estamos más seguros con una capacidad de disuasión nuclear en un mundo inseguro".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Irak fue otro de los aspectos abordados</b> en el debate de ayer. Nick Clegg (centro) dijo que él nunca fue partidario de enviar tropas a Irak en 2003, decisión impulsada por los conservadores de David Cameron (izq.) y los laboristas del Premier Gordon Brown, que estaban en el poder.
Irak fue otro de los aspectos abordados en el debate de ayer. Nick Clegg (centro) dijo que él nunca fue partidario de enviar tropas a Irak en 2003, decisión impulsada por los conservadores de David Cameron (izq.) y los laboristas del Premier Gordon Brown, que estaban en el poder.
Foto:ASSOCIATED PRESS


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Domingo
    El boom gastronómico en Londres.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales