Edmundo Paz Soldán, escritor boliviano:
"El partido de Evo está haciendo todo por copar los espacios de poder del país"

El novelista señala que los gobiernos y caudillos neopopulistas se están convirtiendo en el nuevo establishment y deberán enfrentar las quejas de los movimientos sociales que antes culpaban de sus males al neoliberalismo.  

GASPAR RAMÍREZ 

En la novela "Palacio Quemado" (Alfaguara, 2006), Edmundo Paz Soldán cuenta la historia de Óscar, un intelectual que escribe discursos para el ficticio Presidente boliviano Fernando Canedo de la Tapia, quien se parece mucho a Gonzalo Sánchez de Lozada, en una Bolivia que se parece mucho al hervidero que era ese país en 2003.

El escritor boliviano relata en clave apenas disimulada ese tenso período, que terminó con unos 70 manifestantes muertos en los enfrentamientos con la policía en octubre de ese año, y con Sánchez de Lozada arrancando a Miami.

Si bien el personaje de Óscar no tenía más filiación ideológica que el gusto por el poder, representaba a una élite que gobernó Bolivia durante casi todo el siglo XX. Hasta diciembre de 2005, cuando el cocalero Evo Morales ganó las presidenciales con un discurso contra el neoliberalismo, los partidos tradicionales, y, principalmente, en nombre de las minorías: indígenas, sindicatos, movimientos sociales.

Esta semana Morales enfrentó la primera huelga general de la poderosa Central Obrera Boliviana (COB). "El surgimiento de los partidos y caudillos neopopulistas tiene que ver con la crisis del modelo neoliberal. Con el tiempo se convertirán en un nuevo establishment , y tendrán que hacerse cargo de los problemas que antes le achacaban al neoliberalismo. Es lo que le pasa ahora a Evo con la COB", comenta Paz Soldán.

El profesor de literatura de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, habitual comentarista de la política boliviana, cree que a Morales le va a pasar la cuenta el proceso natural de desgaste de un partido.

"El asunto es cómo utiliza su capital político, que parece que todavía es amplio, para poder rectificar y consolidar alianzas con los movimientos sociales", señala.

Paz Soldán, quien estuvo esta semana en Santiago como exponente en el "Simposio de Narrativa Weird en Latinoamérica", organizado por la Universidad Católica, señala otro problema: que el Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido de Morales, es muy amplio, y que la unidad se mantiene gracias a su carisma. "Es una unidad muy frágil; entonces, cuando aparezcan las protestas habrá problemas como los de esta semana".

Hasta antes de la reelección de Morales en diciembre pasado, y de su triunfo en las parlamentarias, se hablaba de un "empate catastrófico", en alusión al equilibrio de fuerzas entre el gobierno y la oposición. "Lo que ha pasado con la última elección es que el empate se decantó a favor de Morales. Esa victoria política le ha permitido tener más margen de maniobra".

Y la inclinación de la balanza se ha notado en los cambios en la justicia impulsados desde el presidencial palacio de gobierno. "La independencia del Poder Judicial se ha visto gravemente dañada por las maniobras del gobierno. Además, el cambio de reglas ha permitido que pueda copar el Poder Legislativo".

Entonces, "hay una hegemonía de un partido que está haciendo todo por copar todos los espacios de poder del país", lo que preocupa con razón a los opositores a Morales.

En "Palacio Quemado", Óscar se mueve por los pasillos del poder, ve la corrupción en el mundo político, y ve el surgimiento de un líder índigena que guía a las minorías dispersas y que mucho se parece a Evo Morales.

Reinventarse

¿Dónde estaría Óscar, el protagonista de "Palacio Quemado", en la Bolivia actual?

"Creo que estaría tratando de reinventarse en alguna ONG en La Paz. En este momento no tendría ningún acceso al poder, lo que sería una pena para él, porque tiene una visión muy pragmática de las cosas y un deseo de estar cerca del poder, más allá de cualquier ideología. Lo que con el MAS se ha roto, porque Óscar representa a una clase social que ha perdido el poder. Hay una revolución en Bolivia de transferencia de poder de una élite a otra élite que está surgiendo".

 "El liderazgo de Morales es diferente al de Chávez"

Las amistades internacionales del Presidente Morales, en especial con Hugo Chávez, es otro tema que da que hablar. "Creo que Evo tiene un tipo de liderazgo político diferente al de Chávez, sobre todo la capacidad de convertirse en líder de los movimientos indígenas en toda Latinoamérica. Eso le da un perfil único, al que no puede llegar el Presidente venezolano", opina Edmundo Paz Soldán. Por otro lado, agrega, "le va a ser muy difícil a Evo tener una independencia total de Chávez, por el apoyo económico y simbólico que recibe de Venezuela y que son muy fuertes".

Otro rasgo de su política internacional es la postura "antiestadounidense", lo que reafirma su cercanía con Chávez, y que lo lleva a asociarse con países lejanos y cuestionados como Irán. "Bolivia es un país muy pequeño como para enfrentarse solo a EE.UU. Un país 'antiimperialista' necesita adscribirse a otro eje, y ese otro eje es el de Chávez, de Irán".

Actualidad y política

La política, la contingencia, su Bolivia natal, la globalización son temas presentes en la obra de Edmundo Paz Soldán. "Quizás porque a mí siempre me ha interesado la cuestión política. Siempre estoy pendiente de lo que sucede, y como mi mente no separa cosas... Todo ese impacto de la cuestión política me gusta trabajarlo de manera narrativa, darle un contexto más amplio, buscando una reflexión más amplia para entender estos fenómenos", indica.

Actualmente, trabaja un tema candente: la frontera entre EE.UU. y México. "Mi próxima novela está ambientada allá. Me interesa en este momento el tema de la violencia, las raíces de la violencia en EE.UU., de la inmigración, lo que está pasando en Arizona. Cada vez me parece más cierto que Bolaño tenía razón cuando en "2666" escogió Santa Teresa, un símil de Ciudad Juárez, como un símbolo del horror contemporáneo".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Morales debió enfrentar</b> esta semana la primera huelga general de la poderosa Central Obrera Boliviana, pero en esta ocasión lo hizo desde el otro lado de la barricada. En la foto, un ataque a una reparticón de gobierno en La Paz.
Morales debió enfrentar esta semana la primera huelga general de la poderosa Central Obrera Boliviana, pero en esta ocasión lo hizo desde el otro lado de la barricada. En la foto, un ataque a una reparticón de gobierno en La Paz.
Foto:FRANCE PRESSE

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Domingo
    El edén de la ballena gris.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales