Vicepresidente ejecutivo de la firma liderada por Endesa y Colbún habla por primera vez de su nuevo desafío
Daniel Fernández: "HidroAysén es un proyecto complejo, pero no tendrá nuevos cambios"

A 40 días de haber asumido, manifiesta que el punto más crítico que la iniciativa podría enfrentar es la central Baker II, que inundará 3.600 hectáreas.  

Jessica Esturillo y César Sottovia 

A 40 días de haber asumido la vicepresidencia ejecutiva de HidroAysén, Daniel Fernández -ex director ejecutivo de TVN e ingeniero civil de 54 años- prefiere no mirar atrás en lo que ha sido la divulgación de la iniciativa que contempla cinco centrales hidroeléctricas, que ha constituido el blanco de los dardos de entidades ambientalistas.

"Empezar a recopilar la historia y ver por qué sucedió esto o lo otro, me parece estéril", dice, en relación con la gestión que lo antecedió.

De ahí que prefiere referirse al futuro del mayor proyecto eléctrico que se ha emprendido en el país, la construcción de las cinco centrales hidroeléctricas que Endesa y Colbún proyectan en Aysén y la más extensa línea de transmisión que traerá directamente a Santiago la energía que producirá el complejo.

La evaluación de la tarea que asumió es concisa: "Es un proyecto complejo, porque hay que avanzar en varios frentes al mismo tiempo".

-¿Cuál es su diagnóstico del proyecto que encontró cuando arribó a HidroAysén?

"Encontré lo que esperaba, un buen desafío de asegurar el desarrollo de la matriz energética chilena y, en términos técnicos, un proyecto muy bien elaborado y eficiente desde el punto de vista energético, que cuenta con un estudio de impacto ambiental muy acucioso que aborda los principales puntos de conflicto de la iniciativa".

-¿Y a nivel de empresa?

"Internamente hemos tratado de ordenar el desarrollo de diferentes estudios para que converjan en el futuro a un punto, que será la decisión de inversión. Este es el encargo que tenemos. Para ello creamos una gerencia de Desarrollo y Gestión, que asumió Jorge Taboada, que trabajó conmigo en Puerto Mejillones. Tenemos que llevar este proyecto hasta el punto de decisión final, porque los inversionistas tienen muchas alternativas de inversión y sería una pena que dentro de esas carteras de inversión este proyecto no se hiciera en Aysén".

-¿Los socios de HidroAysén les pusieron fecha?

"Por ahora no nos han puesto plazos y no quiero autoimponérmelos. Hay una carta Gantt, de la que tengo que apropiarme y decirles a ellos si requiere ajustes o necesita, por ejemplo, que se reasignen recursos, porque he visto algunos desbalances en ese cronograma".

"Además, el plazo pasa también por estimaciones como la tramitación de las concesiones eléctricas, que atrasan los proyectos".

-¿Cuál de todas esas etapas se ve más complicada?

"Diría que es difícil decir dónde aprieta más el zapato, porque son muchas tareas simultáneas y en muchos frentes. Cinco centrales, más una línea de transmisión, más la logística de apoyo, hacen de este un proyecto complejo, porque hay que avanzar en todos los frentes, siendo uno de los más importantes la relación con la comunidad".

-¿Qué impresión tiene de la relación que ha habido con la comunidad?

"En Cochrane y las localidades cercanas, la posición es mayoritariamente a favor. Hay algunos sectores o grupos que no conocen el proyecto, y hay mucha mitología que tenemos que explicar, porque en la zona hay una sensación de postergación que da pie a demandas que este proyecto no puede resolver".

-¿Hubo problemas en la comunicación?

"He detectado una brecha entre lo que el proyecto es y cómo algunos círculos con los que nos encontramos lo ven, y eso requiere un esfuerzo de comunicación, porque se tiene que entender qué es HidroAysén".

-¿Cómo será el trabajo a nivel político?

"Queremos que haya claridad en todos los frentes y por eso hemos conversado con los parlamentarios y las autoridades de la zona".

-¿Dónde cree que está el punto crítico de este proyecto?

"Podría estar en la inundación, en especial en la central Baker II, que considera tres mil 600 hectáreas y generará 360 MW. Si bien es la menos eficiente de las cinco, es mucho más eficiente que cualquiera del país e incluso a nivel de la región".

-¿Y si fueran muchos los problemas, el complejo sería rentable sin esa unidad?

"Hay un tema de escala, porque al construir cinco centrales hay una logística de construcción que se aprovecha y, la verdad, es que el proyecto son las cinco centrales (...) El proyecto global es el más atractivo".

-¿Entonces no están previstos nuevos ajustes como se hizo con la superficie inundable?

"No desde el punto de vista técnico, porque se ha optimizado bastante. Estamos revisando los planes de trabajo, pero es difícil que con todas las fases cumplidas y toda la ingeniería que se ha hecho se logre reducir aún más las áreas de inundación".

-¿Y si fuera una condición para la aprobación ambiental?

"Puede que haya condiciones que nos obliguen a cambios. Si así sucede, estamos dispuestos a revisar todo lo que nos digan".

-¿Mantienen la fecha del 30 de junio para entregar las respuestas a las 1.143 observaciones de los servicios públicos?

"Efectivamente, tenemos contestado el 90% de esas consultas y nos preparamos para entregar la segunda Adenda, con respuestas adecuadas y con calidad técnica".

-¿Dos años sucesivos de caída en la demanda podrían aplazar el momento en que el sistema requiera nueva capacidad?

"En una inversión tan grande como ésta, esos factores, el modelo del negocio, el financiamiento y el que los costos estén ajustados a un margen, entre otros elementos, tendrán que estar a punto para que los inversionistas decidan si continúan".

"Si se considera que la demanda eléctrica se triplicará en 20 años, serán varias de estas centrales las que se necesitarán durante los próximos 15 años, porque la eficiencia económica de estas unidades les asegura un espacio en el despacho".

 "La zona donde estarán las represas ya está bastante intervenida"

En cuanto a las críticas, sobre todo de sectores ambientalistas, que señalan que las centrales impactarán zonas "prístinas", que el hombre no ha intervenido, Fernández señala: "El estudio de impacto ambiental levanta los impactos ambientales que están acotados a los lugares del proyecto y se proponen soluciones, que podrán ser discutibles o mejorables. Pero no hay que olvidar que parte de la zona donde se emplaza la iniciativa está bastante intervenida con carreteras, poblaciones, leña, líneas eléctricas. La intervención es mayor en el lado del río Baker y un poco menos en el Pascua".

Añade que el tema pasa por avanzar en un desarrollo sustentable, a su juicio, "lejos del desarrollismo depredador de épocas pasadas, pues el avance con mayor cuidado ambiental no significa no intervenir nunca la naturaleza. Así no se harían muchas actividades que hoy permiten el desarrollo".

Si bien reconoce que HidroAysén generará afecciones ambientales, advierte que son acotadas, y que "el estudio de impacto ambiental las aborda bien y propone medidas de corrección o de mitigación cuando lo primero no es posible y en niveles razonables".

Consultado por los miles de observaciones que ha recibido el estudio en los casi dos años que lleva en el sistema de evaluación, Fernández indica que "la calidad de éste no se mide por el número de preguntas, porque cuando se observa la magnitud de este proyecto, esa cantidad de cuestionamientos no me parece desorbitado. Si hay 500 preguntas más, OK, las responderemos".

"Compartir la línea de transmisión es una opción abierta"

Fernández explica que ya está definido el tendido de la línea que conectará las centrales del complejo y llevará su energía hasta la estación conversora, que estará en Cochrane y dará inicio a la línea de corriente continua que llegará hasta la Región Metropolitana en las inmediaciones de Lo Aguirre, cerca del Túnel Lo Prado.

En lo que respecta a este polémico tendido, que cruzará ocho regiones para alcanzar la capital, señala que aún están revisando el anteproyecto que les entregó Transelec, firma cuyo contrato con HidroAysén venció en diciembre.

-¿Ha habido ajustes en eso?

"Más que ajustes hemos diseñado alternativas de trazado en ciertos puntos, como parques nacionales o áreas geológicamente complejas y tramos submarinos, pero en lo grueso el proyecto está bien definido".

-¿Hay disponibilidad a que se permita que un tercero evacue energía por esa línea?

"Energía Austral de Xstrata podría interesarse en usar la línea, pero hay que analizar lo que ello significa por los límites de carga y los costos. Tenemos abierta una conversación para ver si se puede potenciar el proyecto, porque el interés de los inversionistas es llegar con su energía al centro de consumo y no bloquear la llegada de terceros. Por eso, la incorporación de competidores al tendido está abierta".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> </p>

 


Foto:Christian Zúñiga

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Domingo
    Los colores de Casablanca.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales