Río Gallegos, Neuquén y Bahía Blanca albergan a la mayoría de los compatriotas fuera del país:
Chilenos que viven en Argentina representan el 50% de la colonia residente en el extranjero

Esta migración se ha mantenido estancada en los últimos 30 años. En cambio, los trasandinos que llegan a vivir a suelo nacional se mantienen en una constante alza en el mismo lapso.  

JAIME PINOCHET 

Argentina es la segunda casa de los chilenos. Así lo establecen las cifras del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde estiman que el 50% de los compatriotas que viven en el extranjero residen en el país trasandino. Un total de 422.847 personas.

La alta migración se explica por la cercanía y motivos económicos. De hecho, las primeras salidas relevantes comenzaron en los años 70 por las buenas oportunidades de trabajo.

"Las personas partían hacia Argentina a desempeñar oficios en la construcción y de guardián de estancia, en el caso de los hombres; y de asesoras del hogar en las mujeres. Esa gente iba a ocupar determinados nichos de trabajos que los trasandinos no querían ocupar, particularmente en la zona sur", detalla a "El Mercurio" Raúl Sanhueza, director de la Dirección para la Comunidad de Chilenos en el Exterior (Dicoex).

Río Gallegos, Neuquén y Bahía Blanca son las tres provincias que albergan más chilenos en Argentina, con 142 mil, 140 mil y 55 mil residentes, respectivamente (ver infografía).

Esta migración terminó a principios de los 80, cuando salió la última oleada que se radicó en el país vecino. Según un registro que realizó el Ministerio de Relaciones Exteriores en 2005, de los 422 mil chilenos, la mitad corresponde a compatriotas nacidos en el país, mientras que el resto pertenece a sus hijos, quienes pese a haber nacido en Argentina optaron a la nacionalidad chilena.

El mismo estudio advierte que el nivel educativo de los compatriotas es muy bajo, pues el 54,4% sólo cuenta con estudios básicos o primarios, mientras que un 7,9% registra un nivel universitario con estándar técnico o posgrado.

Pero el panorama está cambiando. "A partir de los 90, la migración que va hacia Argentina tiene relación con ejecutivos o empleados de empresas chilenas y estudiantes que van a especializarse", señala Raúl Sanhueza.


 La otra cara

Si bien la residencia de compatriotas es muy alta en el país vecino, la migración se estancó en los últimos 30 años, manteniéndose en torno a las 430 mil personas. Sin embargo, la presencia de argentinos en Chile ha vivido un alza sostenida.

De los 13 mil que había en los años 70, se pasó a 34 mil en los 90. Actualmente, se registran cerca de 60 mil trasandinos en Chile, quienes residen principalmente en las regiones IV, V y Metropolitana.

"La migración argentina es muy interesante, porque es una migración que no se nota. Se instalan bien y se integran bien rápido al país. Además, que no recurren al Estado para tener servicios sociales, porque cotizan en AFP y pagan sus isapres", señala Raúl Sanhueza, de la Dicoex.

Los trasandinos que llegan al país cuentan con altos niveles de estudios, dejando atrás el mito de que sólo llegan modelos y personajes de farándula. Sus actividades se concentran en las áreas de servicios, comercio y finanzas.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Domingo
    Los colores de Casablanca.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales