Hoy luchan por rebajar su jornada de 12 horas diarias
Mercado de las nanas: mejores sueldos y empleo puertas afuera

Aunque recién en marzo del próximo año las nanas tendrán un sueldo mínimo igual al del resto de los trabajadores, han logrado que sus ingresos lleguen a los $200 mil mensuales.  

Bernardita Aguirre Pascal 

En los diez años que lleva trabajando, Elisa Ruidiaz ha logrado duplicar su sueldo como trabajadora de casa particular. Alejandra González partió como nana puertas adentro en 1990 con un sueldo de $100 mil al mes, y hoy trabaja puertas afuera por $250 mil mensuales.

Mejores ingresos, menos horas de trabajo semanal y labores puertas afuera son algunas de las conquistas de las asesoras del hogar. Según la última Casen, se trata de 313.789 mujeres, un 12% del total de mujeres ocupadas, que recién en marzo próximo tendrán un salario mínimo equivalente al del resto de los trabajadores: $172 mil brutos (unos $134 mil líquidos).

Pero la creciente demanda por su servicio y la baja oferta han reajustado sus ingresos. Su sueldo líquido en Santiago promedia los $200 mil, y va desde los $170 mil hasta los $300 mil.

Mayor demanda

La entrada de las mujeres al mercado laboral es una de las principales razones de la creciente demanda por el servicio doméstico. A la necesidad de colaboración en las labores del hogar, las madres trabajadoras suman el cuidado de sus hijos. "También hay todo un tema de personas parcialmente autovalentes, estamos envejeciendo y necesitamos de otros para desarrollar todas las tareas domésticas", explica la directora del Centro de Estudios Empresariales de la Mujer, Olga Pizarro.

Según la Encuesta Suplementaria de Ingresos del INE, entre 2005 y 2008 los salarios de las nanas aumentaron 20%, y si se toman en cuenta las remuneraciones declaradas por ocho agencias de empleo a 2010, el incremento llega al 60%.

83% puertas afuera

Elba Aedo trabaja puertas afuera, tiene hijos y una casa, y por eso buscó esta opción. La última encuesta Casen mostró que ella representa a la mayoría. El 83% de las trabajadoras es puertas afuera, y laboran en una casa, por días e incluso por horas, o en distintos hogares.

Éste ha sido uno de los cambios más profundos. En 1982, en plena crisis económica, más del 70% de las trabajadoras vivía en casa de sus patrones. En 1992, la cifra bajó al 42%, y hoy sólo queda un 17%.

"La mayoría son extranjeras, principalmente peruanas, que ahorran viviendo en la casa de sus patrones", explica Aída Moreno, dirigenta de la Mutual Caminando Juntas.

Un estudio de la Dirección del Trabajo reveló que el 61% de las peruanas que viven en la capital son nanas y "residen en Las Condes, Vitacura, Providencia y Lo Barnechea, lo que probablemente alude a su condición de trabajadoras de casa particular puertas adentro".

Además explica que el 80% de las empleadas extranjeras son peruanas. A ellas se suman paraguayas, ecuatorianas, dominicanas y colombianas. "Las extranjeras, en general, tienen más educación. Además del colegio, algunas tienen estudios de secretariado, de contadoras o paramédicos", cuenta Macarena Angulo, de Buscananas.cl, donde más de cien patrones ponen sus ofertas mensualmente.

Pese a los avances, queda por hacer. "No tenemos las mismas leyes que el resto de los trabajadores, nuestra jornada de trabajo es de 12 horas diarias, tenemos un día libre a la semana y faltan cotizaciones", dice Ruth Olate, presidenta del Sindicato de Trabajadoras de Casa Particular (Sintracap).

 

$200 mil

es el sueldo promedio de una nana.

12%

de la fuerza laboral femenina son trabajadoras de casa particular.

50,7

horas a la semana

trabajan las nanas. En 2006

laboraban 75,3 horas

semanales.

 La deuda en las cotizaciones previsionales

"Con mi nana negociamos un sueldo de $230 mil más imposiciones por el mínimo", cuenta María Elena, dueña de casa de Providencia que asegura que así lo hacen todas sus amigas. "Eso es lo que corresponde", dice Erica Torres, dueña de una agencia de empleos en Maipú.

Pero no es así. Los problemas con las cotizaciones previsionales y de salud son las principales denuncias que hacen las asesoras del hogar en la Dirección del Trabajo. En 2010 ya van 802, y el año pasado sumaron 1.353.

"Eso sucede, en el grueso de los casos, porque no se ha hecho contrato de trabajo ni tampoco las cotizaciones", explica la directora del Trabajo, María Cecilia Sánchez, quien agrega que es difícil probar que el sueldo es mayor al mínimo por el que se está cotizando, porque los contratos están hechos por el mínimo. Pero aclara que, tanto para trabajadoras chilenas como extranjeras, corresponden cotizaciones de salud y previsionales por el 100% de su salario, tal como dice en la ley.

Para pagar menos las empleadoras ofrecen cotizaciones por el mínimo, pero las nanas creen, sin pensar en el futuro, que también les conviene. "Si me hacen las cotizaciones por el mínimo estoy en el Fonasa B y me atiendo gratis en el hospital, recibo la carga familiar y los bonos que da el gobierno", explica una empleada doméstica.

"Mi problema es que pierdo esas cotizaciones si me voy a Perú, así que prefiero que me mejoren el sueldo y me coticen por el mínimo", dice Alicia. Pero no es así, desde 2002, cuando Chile y Perú firmaron un Convenio de Seguridad Social, las cotizaciones que se hacen en Chile se pueden exportar a Perú. Pero esto no pasa con Paraguay, Colombia ni Ecuador y otros países sudamericanos desde donde vienen mujeres para trabajar en las casas chilenas.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales