En conjunto el nivel actual es el más bajo desde 2001:
Embalses muestran déficit de 43% respecto de sus promedios históricos

Si bien el abastecimiento eléctrico está asegurado, esta situación redundará en mayores costos de la energía.  

Jéssica Esturillo O. 

El déficit en las reservas hídricas, para riego y generación eléctrica en la zona centro-sur del país persiste, lo que se traducirá en consecuencias directas para los bolsillos de los consumidores nacionales.

El más reciente informe de la Dirección General de Aguas (DGA) reveló que en julio todos los embalses del país redujeron en 43,1% sus reservas respecto de sus promedios históricos y 19% si se comparan con igual mes de 2009.

En lo que respecta a los tranques exclusivos de generación, (Ralco y Pangue) la baja es de 20% respecto de julio de 2009 y de 30,6% en comparación a su promedio.

Por su parte, los embalses multiuso (riego y generación), si bien aumentaron 10% sus cotas respecto del mes anterior, mantienen el déficit, que respecto del ejercicio anterior alcanza a 17,7%, mientras que versus el promedio la situación es peor, pues la merma asciende a 51%.

Aquí destacan casos como lago Laja (que junto a la laguna del Maule representan el 70% de la reserva del SIC) cuya caída es de 62% y Colbún, que está 48% por debajo de su media histórica.

El director ejecutivo de Electroconsultores, Francisco Aguirre, comentó que si se observa el sistema total de embalses el nivel actual es el más bajo desde 2001.

Lo grave, agrega, es que "hace diez años un nivel tal de energía contenida en los embalses duraba el doble de tiempo que hoy, porque la demanda actual se ha duplicado".

El consultor agrega que esta situación ha llevado a varios de estos tranques a un estado de agotamiento técnico, que implica que muchas centrales de embalse estén operando como si fueran unidades de pasada, es decir, utilizando sólo el caudal que llega al embalse y no reservas contenidas en estos.

La ex secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Energía (CNE), María Isabel González, coincidió con esta apreciación y destacó la situación del embalse Rapel que está en esa condición y disponer de él, dijo, es vital porque al estar al lado de la Región Metropolitana, puede actuar como respaldo ante situaciones como las fallas de suministro de las últimas semanas.

Efecto en tarifas

Ambos expertos insisten en que pese a este déficit de reservas hídricas el abastecimiento eléctrico está asegurado, porque los niveles actuales de demanda aún no están normalizados y se dispone de nueva capacidad de generación térmica.

Sin embargo, señalan que el impacto de esta condición seca se reflejará directamente en los precios de la energía y no sólo para los grandes consumidores, sino que también para los clientes residenciales.

Aguirre dijo que al no haber suficiente agua, se debe recurrir a generación térmica, cuyo costo es mayor, entre ella diésel. Esto eleva el costo marginal, factor que responde a la generación menos eficiente y más cara y al cual están asociados los contratos de clientes libres y las tarifas de parte de los residenciales hasta fines de 2011.


NIVELES

El lago Laja está 62% bajo su media histórica y es el caso más severo de déficit.
 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales