De acuerdo con la Encuesta Bicentenario UC-Adimark:
El 43 por ciento de los chilenos todavía está afectado emocionalmente por el terremoto

Las regiones más complicadas son la Sexta, Séptima y Octava, donde la cifra se eleva al 58 por ciento.  

NELLY YÁÑEZ N. 

Hasta hoy día, el estado de ánimo de los chilenos se encuentra afectado por el terremoto y maremoto del 27 de febrero. A seis meses de la catástrofe, la Encuesta Bicentenario UC-Adimark -aplicada entre el 14 de junio y el 20 de julio a 2.012 personas de todo el país- constata que para el 43 por ciento de los consultados, el movimiento de 8,8 grados en la escala de Richter definitivamente afectó su tranquilidad.

Las cifras se elevan en las zonas más devastadas. Un 58 por ciento se declara en esa condición en las regiones Sexta, Séptima y Octava; un 41 por ciento en la Novena y Décima y un 37 por ciento en la Metropolitana.

Las más sensibles con lo sucedido son las mujeres, los mayores de 55 años (19%) y los de 25 a 34 años (18%); los de perfil socioeconómico bajo y los habitantes de la zona centro.

En cuanto a la solución de los problemas, hay un reconocimiento de los avances en materia de restitución de servicios básicos; entre ellos, agua y luz, disponibilidad en medios para desplazamientos territoriales, comunicaciones, habilitación de colegios y abastecimiento de alimentos.

No obstante, los mayores cuestionamientos se dirigen al campo de la vivienda definitiva. El 45% afirma que no se ha hecho "nada o casi nada" en la reparación de la infraestructura de sus casas, cifra que se eleva entre quienes habitan las regiones Sexta, Séptima y Octava.

En paralelo, el 38 por ciento tampoco ve soluciones a su situación laboral, debido a que muchas de las fuentes de trabajo -industrias, empresas agrícolas y pesqueras- aún no logran habilitar sus instalaciones para operar.

"Lo que nosotros leemos de estos datos es que los efectos materiales y psicológicos del terremoto han sido más extensos y duraderos de lo que pensábamos", dice Roberto Méndez, de Adimark.

Hace ver que, a pesar de que hay un reconocimiento a los avances en reconstrucción, "el ánimo económico, en las zonas afectadas, no se ha recuperado a los niveles preterremoto, a pesar de que la economía demuestra también un movimiento positivo".

Los datos UC-Adimark constatan que, aparte de las manifestaciones realizadas en Dichato y Rancagua, en reclamo por la falta de celeridad, hay crecientes grados de impaciencia por soluciones definitivas. Y, también, grados de frustración de los afectados ante el desplazamiento mediático de su problemática, frente a otros de interés nacional, como el de los mineros atrapados en la mina San José, el Bicentenario y el conflicto mapuche.

"Se ven más desamparados, olvidados. Y lo más probable es que en los próximos meses veamos intentos por reponer el tema en la agenda pública. Eso nos están diciendo estos datos hacia adelante", afirma Méndez.

De todas las cifras, educación pasa todas las pruebas, por haber normalizado las clases en un tiempo récord.

El estudio concluye que el terremoto fue para gran parte de los chilenos un problema emocional, que "aún no consideran resuelto".

''El ánimo económico, en las zonas afectadas, no se ha recuperado a los niveles preterremoto, a pesar de que la economía demuestra también un movimiento positivo".

ROBERTO MÉNDEZ
ADIMARK

21%
de las mujeres,
del 16% que se declara más afectado con el terremoto, admite que su ánimo y su bienestar emocional resultaron deteriorados por el movimiento telúrico. De ese segmento, sólo el 10% de los hombres reconoce estar en esa condición.

33%
de los habitantes
de las regiones Sexta, Séptima y Octava declaran que la infraestructura de su casa resultó afectada. Entre los daños consideran la destrucción total o parcial, hecho que los obligó a buscar refugio en viviendas de emergencia o en casas de familiares.

18%
de los habitantes
de las regiones Sexta, Séptima y Octava sostiene que el terremoto afectó seriamente su situación laboral. Hacen ver que quedaron sin empleo, por el desplome de la empresa en que operaban, o sujetos a la búsqueda de trabajos temporales, con salarios inferiores a los que tenían antes de la catástrofe.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> </p>

 


Foto:JUAN FRANCISCO SOMALO

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales