Entre lo más sólido de "Dislocación" se ubican los chilenos
La cordillera de Jaarr

Waldemar Sommer 

"Dislocación" es el nombre acordado para un conjunto de exposiciones organizadas por Suiza en homenaje a nuestro Bicentenario. Se desarrollan en distintos lugares de Santiago y constituyen un ensayo investigativo acerca de las realidades geopolíticas nacionales. Su carácter especialmente documental halla muy diversos medios de expresión: el video, la fotografía, la instalación, la palabra. De los ocho espacios de exhibición asignados, los cinco visitados permiten confirmar resultados propiamente artísticos sumamente desiguales. Desde luego, la instalación del chileno Alfredo Jaar se encumbra sobre todos los demás aportes en cuando a creatividad, unidad y riqueza conceptuales. Mostrada en el segundo piso del zarandeado MAC del Forestal, esta "Cordillera de los Andes" consigue convertir a un contemporáneo y carismático personaje nuestro, ya fallecido, en símbolo territorial.

En efecto, a través de excelentes fotografías en colores de Clotario Blest, con su mirar sereno de octogenario y su barba venerable, Jaar llega a comunicar a su protagonista esa perdurabilidad visual que sólo el arte alcanza. La estructura de esta obra, además de integrar con especial vigor el espacio y la iluminación de la amplia sala, se fundamenta en una ordenación en triada. Así, al centro vemos un retrato en gran formato, de frente y de perfil, a derecha e izquierda. El amplio y sintético dibujo con neón define el macizo andino. También, al pie, números identificatorios completan su entorno. Luego, el mismo material fotográfico en tamaño mediano y pequeño se convierte en remedo de estampillas postales. Las menores de entre éstas se multiplican en series con centenares de unidades. Más allá, tres pilas generosas reúnen posters, en que el personaje aparece tendido en el suelo y mostrado de cuerpo entero y a través de un trío de diferentes poses naturales. Aquí asoma un poco más evidente la versión humana de la cordillera. Por último, una única gran lámina diluye luminosamente su figura, cuya cabeza todavía visible parece darnos la despedida postrera.

De los participantes extranjeros a esta "Dislocación", en un artículo pasado nos referimos a Ursula Biemann. Digamos ahora que Josep-Maria Martín (Galería Gabriela Mistral) entrega, en medio de un estimulante montaje en rojos, una instalación documental sobre la iquiqueña caleta Chipana. Videos, fotos en colores, diagramas con plantas habitacionales en el suelo y textos murales le sirven para informarnos respecto de las avenencias y desavenencias entre su proyecto "Made in Chile" y la fundación Un Techo para Chile. En el Museo de la Solidaridad Salvador Allende, entretanto, destacan Ingrid Wildi y Lotty Rosenfeld. La primera con un doble video de casi dos horas de duración que busca la identidad regional. Uno consiste en entrevistas a sus habitantes, con hincapié en el aspecto sociopolítico, mientras el otro se limita a un recorrido espléndido de los verdaderos protagonistas visuales: el limítrofe puerto de Arica y el desierto norteño.

Al aporte de Rosenfeld, en cambio, le basta media hora para meterse de lleno en la identidad anímica de un sector de los chilenos, durante una pasada época de tensión violenta. Verdadero videofilm, resulta un trabajo de 2005, con texto de Diamela Eltit y ya exhibida con anterioridad. En el mismo segundo piso, otro compatriota, Bernardo Oyarzún, propone una video-instalación con trece pantallas que emprenden, sonora y visualmente, un atractivo juego idiomático. Por su parte, en la céntrica Librería Ulises, Voluspa Jarpa nos entrega su historia visual del Chile más o menos reciente, como una porción de biblioteca a partir de archivos desclasificados de la CIA. La manualidad del libro y el negro, como implacable censor, constituyen la médula de esta obra conceptual. Sobre la base de las cinco exposiciones que hemos comentado, cabe generalizar diciendo que lo más sólido de esta "Dislocación" habría que buscarlo sobre todo entre los artistas nacionales.

 

"Dislocación"

Lugares:

Museo Nacional de Bellas Artes

y MAC del Forestal,

Museo de la Solidaridad, Galería Gabriela Mistral y

Librería Ulises.

Fecha:

Hasta el 15 de noviembre.

 

En sintesis

Exposiciones suizo-chilenas en homenaje al Bicentenario y con logros dispares.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> Clotario. Esta Cordillera de los Andes consigue convertir al personaje en símbolo territorial.</p>

 Clotario. Esta "Cordillera de los Andes" consigue convertir al personaje en símbolo territorial.


Foto:VIVIANA MORALES

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales