La crisis de la capital nortina y los planes para hacerla revivir
Arica: la ciudad que Chile dejó sola

Tiene una ubicación estratégica clave al ser la frontera norte del país. Pero durante las últimas décadas ha ido en lento decaimiento. Al otro lado de la línea de la Concordia, Tacna se ha convertido en la hermana mayor de la ciudad chilena. El gobierno peruano incentiva el poblamiento a escasos metros del límite. Las autoridades y la comunidad ariqueña diseñan planes estratégicos para salvar a la XV Región.  

Rocío Montes Rojas Desde Arica 

Basta estar en Arica durante algunas jornadas, hablar con la gente en las calles, conversar con las autoridades en oficinas, para comprender la dimensión de las palabras sur y norte.

Sur es todo el resto de Chile: Punta Arenas, Santiago e incluso Iquique. El sur queda lejos y pareciese ser homogéneo. El norte, en cambio, se halla a menos de una hora y se llama Tacna. Con casi el doble de población que Arica, y un desarrollo explosivo en las últimas décadas, se ha transformado en la hermana mayor de la ciudad chilena. Es tal la oferta de cosas, a tan bajo precio por ser Zona Franca, que es el sitio favorito de los ariqueños y turistas para gastar su dinero.

"Pero la gente está orgullosa de Chile", dice Patricia Arévalo, historiadora y directora regional del Consejo Nacional de Cultura y de las Artes. "Las personas que viven en Arica se sienten haciendo patria". Quizás es por ello que, siendo 1 de octubre, la mayoría de las casas de esta ciudad sigan luciendo banderas tricolor, aunque ya hayan transcurrido 12 días desde el Bicentenario.

El trayecto es el mismo que cada fin de semana realizan cientos de chilenos para comprar de todo, incluso papel higiénico: por $3.000, un colectivo sale de Arica, cruza los pasos de Chacalluta y Santa Rosa, y se enfila a la imparable Tacna que se halla a unos 35 kilómetros de Chile. Pero antes de llegar a la ciudad, apenas unos metros desde la frontera, se comienzan a divisar pequeñas casetas que se levantan una tras otra en el descampado. El terreno está loteado y se aprecian piscinas que almacenan agua para el cultivo. Es mediados de semana y a simple vista no se ve ni un alma.

El plan lleva el nombre de "Fronteras vivas". Es una política de Estado que Perú ha comenzado a intensificar en el último tiempo. Consiste en transformar los arenales en terrenos productivos y potenciar las áreas fronterizas a través del poblamiento en las zonas limítrofes. En la frontera con Chile el trabajo está avanzado. Basta inspeccionar la zona con Google Earth para darse cuenta de que, a unos 500 metros de la línea de la Concordia, hay cientos de construcciones que darán cobijo a personas.

En medio de la nada se halla Francisco, un humilde campesino peruano que trabaja cabeza gacha en su pequeño ranchito junto a dos mujeres que no levantan la mirada. Cultiva la caigua, un fruto famoso por ayudar a bajar de peso. Con voz bajita relata que es de Tacna, que hace dos años trabaja la parcela, y que le contaron que ya no quedan lotes porque "ya fueron todos repartidos". Los ariqueños comentan que los sábados y domingos se puede divisar a cientos de agricultores trabajando los pedazos de tierra donados por su Gobierno.

Esta estrategia es vista con suspicacia por los ariqueños y autoridades regionales. En privado muchos reconocen preocupación. Lo dice el diputado Orlando Vargas (PPD): "A meses de un litigio, el Estado de Chile no debe estar ajeno a estas fronteras vivas que forman soberanía, ya que los árbitros evalúan el interés que tiene cada país en los territorios disputados". "Vemos con sana envidia cómo el gobierno peruano hace crecer a Tacna con medidas de exenciones y apoyo logístico".

Con quien se hable en Arica hablará de la importancia estratégica de la ciudad por ser la frontera norte con Perú. En algún momento, durante los 70 y 80, este lugar tuvo una fuerte presencia militar debido a los conflictos limítrofes. Con el paso del tiempo la dotación castrense fue disminuyendo. A cambio, explican en las Fuerzas Armadas, ingresó personal especializado y se incorporaron nuevas tecnologías en Defensa. Una cifra: el gasto militar en Arica fue de 3,5 millones de dólares en 2009.

Una sola librería

La relación entre Tacna y Arica es amable. Al recorrer las calles de la ciudad peruana se observan cientos de productos que se ofrecen especialmente para los chilenos: camisetas de equipos de fútbol, revistas Condorito, películas como "Ojos rojos". Los ariqueños, en tanto, admiran a sus vecinos. Lo grafica el alcalde de Arica, Waldo Sankán (independiente): "Cuando uno ve el decidido apoyo del Gobierno peruano hacia una ciudad limítrofe como Tacna, y lo contrastamos con el poco apoyo que ha tenido Arica en los últimos años, da mucha envidia. En poco tiempo ha habido una transformación de espacios públicos impresionante. No tienen hoyos en las calles, estrenaron semáforos nuevos, poseen el tremendo Hospital de la Solidaridad e incluso, a diferencia de Arica, Tacna se ve verde por su vegetación".

Eso es lo que ocurre desde la frontera hacia el norte. Abajo, en Arica, en el lado chileno, el panorama es bien distinto.

A veces basta un detalle para darse cuenta del estado de una ciudad. Al llegar a Arica en avión, el viajero se percata de que dentro del aeropuerto hay decenas de carteles publicitarios vacíos. Se lee claro: disponible. Los ariqueños no dejan su dinero en esta región creada en 2008. De hecho, para el fin de semana del Dieciocho, sólo en un día cruzaron la frontera 5.790 chilenos. Los turistas tampoco gastan en la ciudad: según el informe 2009 del Senatur, apenas pernoctan dos noches en Arica.

Hay datos que impresionan: en esta ciudad de 168.930 habitantes (es la única del país que ha disminuido la población desde el Censo de 2002), hay una sola librería. La dueña es Maureen Campodónico, que mantiene el negocio fundado por su familia en 1954. "Imposible competir con los peruanos que son los reyes de la piratería. El precio de mercado de un libro es $6.200, lo rebajo a $5.600 y en Tacna lo encuentras a $600", relata resignada la librera.

Lo mismo con las películas: hay un solo cine, el Colón. Pero en Tacna ofrecen siete DVD's falsos por 10 soles ($1.800). Y a los chilenos les gusta comprar barato, jugar en los casinos, comer sus excelentes comidas, ir al médico y pagar 16 soles por una consulta ($2.880). A los artistas internacionales también les gusta Perú: Daddy Yankee pasó por Arica y actuó en Tacna el pasado 27 de agosto. Miles de chilenos amantes del reggaetón cruzaron la frontera.

La ciudad que vivió en los 50 su época de gloria con el Puerto Libre, no ha logrado despegar. No hay consenso respecto del origen del largo periodo de mala racha y cada cual tiene su propia teoría: la militarización de la ciudad en los 70, el impulso comercial que Perú le dio a Tacna a fines de los 80 cuando la declaró Zona Franca, el fortalecimiento de Iquique que poco a poco se fue comiendo a Arica, los gobiernos que nunca le han dado a la ciudad la importancia geoestratégica que se merece por ser frontera, la división constante de las autoridades regionales, etcétera, etcétera.

Sea como fuere, y tras gestiones de unos y otros, Arica no ha podido surgir.

"Chile comienza en Iquique"

Es la ciudad con menor crecimiento de Chile y se proyecta que al 2020 va a seguir disminuyendo la población. "Para entender lo que pasa hay que ver el Animal Planet", señala Gabriel Abusleme, director regional de CORFO. "Cuando hay sequía en la sabana africana, las manadas se van en busca de territorios con alimentación. Se quedan los animales enfermos y viejos, que generalmente mueren en la zona. A Arica le pasó eso: dejó de crecer el pasto y los seres vigorosos e inteligentes se fueron".

Es lo que pretende hacer Dana Aguirre (18) cuando termine el colegio. Alumna de III Medio del colegio Juan Pablo Segundo, tiene promedio 6,0 y quiere estudiar Odontología. La carrera que no se imparte en la XV Región.

Al igual que la mayoría de sus compañeros, quiere marcharse a Santiago. Los resultados educacionales no son buenos en Arica: en 2009, sólo el 9% de los alumnos tuvo puntaje suficiente para postular a las universidades del Consejo de Rectores. "A veces sentimos que Chile comienza en Iquique", se queja Sergio Henríquez, coordinador académico del establecimiento.

La situación podría revertirse, al menos en parte: el intendente Rodolfo Barbosa anunció el miércoles que Arica tendrá un Liceo de Excelencia al 2011, aunque el Ministerio de Educación en un comienzo no había contemplado que uno de los 25 elegidos estuviese en la región.

Al conversar con la autoridad local se observan ganas de cambiar las cosas y, como prueba, Barbosa señala que desde el 11 de marzo el Presidente Sebastián Piñera ya ha visitado en dos ocasiones la ciudad. Pero pide tiempo: "Una gestión no se mejora de la noche a la mañana por el sólo ministerio de la ley".

Al observar las potencialidades de Arica, es complejo entender que por décadas haya ido perdiendo fuerza y vigor.

El clima espectacular de 18º promedio en el año y las playas de aguas tibias la podrían convertir en motor turístico, pero los extranjeros no saben qué hacer cuando sus cruceros atracan en el puerto. Es apenas el lugar de paso para Machu Picchu.

Otro ejemplo: en invierno, medio Chile come hortalizas que se cultivan en esta zona. Pero el nuevo seremi de Agricultura, Jorge Alache, señala que "de las 10.000 hectáreas cultivables, se utilizan 5.500". Trabajan la tierra principalmente peruanos "porque el ariqueño urbano rehúye del campo".

Arica cuenta además con gran potencial minero y bajo la tierra hay cobre, oro y plata. Hasta ahora, sin embargo, ha tenido escaso desarrollo porque se concentran bajo la Reserva de la Biósfera Lauca. "Las cifras indican que en el Norte Grande hay 5.000 personas en el sector minero, pero en esta región no hay ni 1.000", dice el seremi de Minería, Alfredo Arriagada.

Hoy en día hay cientos de planes para cambiarle el rostro a la región. Arica espera.

 El cónclave en que se discutirá el futuro de la XV Región

El 14 y 15 de octubre, 40 autoridades políticas, académicas, culturales, de las FF.AA. y de la XV Región se reunirán en Arica para proyectar el futuro de la zona.

El seminario es organizado por el Consejo Chileno de Relaciones Internacionales y, según relata su secretario ejecutivo, Mario Correa Saavedra, consistirá en discutir in situ los problemas y desafíos de la puerta norte del país. Tratarán los temas atingentes al desarrollo del puerto en el propio puerto, a partir de un diagnóstico realizado por el empresario Sven von Appen. El mismo esquema se repetirá en el Museo Arqueológico San Miguel de Azapa, de la U. de Tarapacá, donde se delineará el desarrollo científico, académico y cultural que permita aumentar los vínculos con los países vecinos. Las necesidades agropecuarias se conversarán en el Centro Pioneer de Investigación, en Azapa, al tiempo que los desafíos del turismo serán discutidos en un hotel. Luego, las propuestas serán entregadas al Gobierno.

Asistirán, entre otros, el director del Consejo Chileno de Relaciones Internacionales, Gabriel Valdés Subercaseaux; el presidente de la SNA, Luis Mayol; el director del Centro de Estudios Científicos, Claudio Bunster, y Fernando Schmidt, subsecretario de RR.EE.

Cómo la comuna planea convertirse en un puerto al estilo de BarcelonaDiseños para la viabilidad de la XV Región

Arica tiene múltiples problemas, pero de algo no carece: ideas en carpeta. Al conversar con las autoridades y empresarios de la zona, es fácil marearse con las decenas de proyectos que planean y que relatan con entusiasmo. Hay tantos, que, de prosperar todos, esta ciudad debería transformase en pocos años.

Hay un nombre que se repite en todas las conversaciones: Pioneer. Es una de las nueve semilleras que se han instalado en la XV Región. Al ingresar a las dependencias del campo, en el sector de La Violeta, en el kilómetro 6 camino a Azapa, impresionan la infraestructura de la empresa y la tremenda tecnología de esta multinacional, cuya casa matriz se halla en Iowa, Estados Unidos. Trabajan en línea con los estadounidenses y se dedican a la investigación y producción de semillas de maíz. En este centro, ubicado en un predio de 40 hectáreas, hay laboratorios de última generación. También existen invernaderos controlados por computadoras. El gerente de Pioneer, Andrés Puiggros, relata que actualmente tienen 400 trabajadores, pero que entre enero y febrero emplean a 700.

La agricultura es uno de los ejes clave de esta zona. El seremi Jorge Alache relata que buscan mejorar la productividad de este sector, que demanda la mano de obra de unas 10.000 personas. Una de las ideas es potenciar la producción limpia y el cultivo controlado: "Permite mejorar la condición de la temperatura, disminuye el riesgo de plagas y posibilita aprovechar de mejor forma el agua que en esta zona es escasa", explica Alache. De hecho, una de las preocupaciones es cómo mejorar el uso del recurso hídrico. Esto, porque cuando no hay sequía, gran parte del agua de los ríos Lluta, San José, Camarones y Codpa se pierde y desemboca al mar. El Ministerio de Obras Públicas planea tres embalses: el Livílcar (valle Azapa), el Chironta (valle de Lluta) y el entubamiento del canal de Azapa.

La minería es otra de las áreas que pretende fortalecer el Gobierno. El seremi Alfredo Arriagada señala que tienen siete proyectos en carpeta, por una inversión de 470 millones de dólares. Darían trabajo a unas siete mil personas, entre empleo directo e indirecto.

En cuanto al turismo, el alcalde de Arica, Waldo Sankán, muestra en Power Point su proyecto estrella: un gran y apoteósico parque urbano que permitiría recuperar el borde costero y conectarlo con el casco histórico. Una laguna artificial, quinchos, ciclovías, juegos infantiles y un parque acuático son parte de lo que contempla la iniciativa. Tendría un costo para el municipio de 860 millones y para el Gobierno de otros 5.700, en tres años. La idea fue aprobada por el Consejo Regional de Desarrollo y espera ser enviado a la Contraloría para ser licitada.

El director regional de la Corfo, Gabriel Abusleme, es de los que apuestan por tres ejes: las semilleras, el desarrollo de buenas prácticas agrícolas, y la piscicultura y acuicultura. Cree que la opción para Arica puede pasar por ser transformada en una zona de servicios. En ese sentido, la Universidad de Tarapacá tiene un rol central: "La UTA es una puerta de integración con Perú y Bolivia. Tiene en la actualidad en sus diferentes programas de pregrado y posgrado a 1.000 estudiantes peruanos y bolivianos", señala la vicerrectora académica, Victoria Espinosa.

El intendente Rodolfo Barbosa sueña en grande: "¿Por qué no imaginarse toda la costa de Arica urbanizada con grandes hoteles y resorts, con un puerto turístico que albergue pubs, restaurantes, hoteles y reciba cruceros? Nos queremos imaginar Barcelona".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p><b>Arica es la única ciudad del país</b> en la cual ha disminuido la población desde el Censo de 2002. Hoy, sus 168.930 habitantes cuentan con sólo una librería y un cine. Para comprar, prefieren cruzar a Tacna.</p>

Arica es la única ciudad del país en la cual ha disminuido la población desde el Censo de 2002. Hoy, sus 168.930 habitantes cuentan con sólo una librería y un cine. Para comprar, prefieren cruzar a Tacna.


Foto:PATRICIO BANDA

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales