El monto sustraído supera los $100 millones en joyas:
Con una cámara oculta descubren robos a esposa de Carlos Cardoen

El nochero confesó que usaba una copia de las llaves con la que ingresó, en 14 ocasiones, al departamento de Vitacura.  

F. Stuardo 

Cuando José Villarroel Aburto finalizó su turno, el 27 de septiembre, efectivos de PDI llegaron a detenerlo. Trabajaba de nochero en un edificio en Vitacura y esa madrugada lo arrestaron por los 14 robos efectuados en el domicilio de Carlos Cardoen y Pilar Jorquera.

El primero de los atracos ocurrió en junio. Según él mismo declaró a la policía, cerca de las 3 de la madrugada decidió romper el sobre sellado que había en recepción y donde Carlos Cardoen guardaba las llaves de su departamento de calle El Arcángel. Subió hasta el inmueble, con las llaves y un destornillador. Forzó la puerta del clóset y en esa oportunidad se llevó nueve anillos de oro.

Villarroel volvió a entrar, aun cuando Jorquera presentó una denuncia que permitió que la Brigada de Robos Oriente iniciara la investigación, a cargo del comisario Rodrigo Chamorro y en coordinación con Rodrigo Varela, de la Unidad de Robos de la Fiscalía Oriente.

En paralelo, la familia del empresario instaló una cámara de seguridad junto a uno de los sensores de movimiento de la habitación, para descubrir quién estaba detrás de la desaparición repentina de los relojes, gargantillas, anillos y colleras que guardaban en el departamento. Así, cuando Villarroel, de 39 años, entró el fin de semana del 18 de septiembre, su rostro quedó registrado.

El sujeto tiene antecedentes penales por robo en lugar habitado. Su condena data de 2004, pero recibió el beneficio de Remisión Condicional de Pena, por lo que sólo debía firmar periódicamente. En el edificio, sus ex compañeros manejan el tema con cautela: desde 2008 que prestaba funciones para la comunidad. Uno de los funcionarios explica que ellos manejan poca información, que el matrimonio visitaba rara vez el inmueble y que el imputado era el único responsable de la ronda norturna. Pilar Jorquera, en tanto, se mantiene al margen. Se disculpa y prefiere consultarlo con sus abogados. Aún no recupera el botín.

Villlarroel aún mantenía parte de lo robado en su hogar de Cerro Navia, al que llegó junto a efectivos de la PDI. Sin embargo, ya había vendido gran parte de las joyas en un local del centro de la capital, con lo que reunió unos $2 millones, pese a que los Cardoen-Jorquera avalúan lo sustraído en torno a los 100 millones de pesos. Desde el 29 de septiembre se encuentra bajo prisión preventiva.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales