Compromiso entre el príncipe William y Kate Middleton:
Enlace entusiasma a los británicos, pero les preocupa su financiamiento en tiempos de crisis

La Corona no cuenta con un fondo especial para costear el matrimonio y podría tener que pedir al Parlamento que autorice una partida presupuestaria especial.  

 

Es el matrimonio más esperado de Gran Bretaña y será el más grande desde que se casaron el Príncipe Carlos y Diana en 1981. Pero en tiempos de crisis, el entusiasmo desatado ayer en el Reino Unido por la boda del príncipe William y Kate Middleton ya está siendo matizado con la preocupación por los elevados costos de la celebración.

El príncipe, segundo en la línea de sucesión al trono, anunció ayer su compromiso con Kate Middleton, a quien le pidió matrimonio el mes pasado cuando estaban de vacaciones en Kenia. Él le regaló el anillo de compromiso de su madre, la fallecida princesa Diana, en una forma "muy romántica y personal", según contó ayer Kate sin dar más detalles. "Es mi manera de asegurarme de que mi madre no se pierde el día de hoy y toda la emoción", explicó el novio.

Dijeron que esperan casarse en la primavera o verano (boreal) del próximo año, la misma época en la que la reina celebrará su "jubileo de diamante". Sin embargo, no dieron pistas del tamaño de la ceremonia, algo que inquieta a los británicos.

Porque pese a los ocho años de relación, la previsibilidad del matrimonio -las casas de apuesta ya no recibían predicciones al respecto- y el recorte presupuestario por la crisis, la Corona no parece haber sido precavida y no hay un fondo de reserva para financiar el evento.

Según Channel 4, a menos que el Parlamento apruebe una partida presupuestaria especial para el matrimonio de William y Kate, el costo de la celebración tendrá que ser pagado por la "Lista Civil", el dinero destinado a los gastos domésticos de la reina Isabel II (que ya ha sufrido recortes del orden de 14%) o bien de la fortuna privada de la monarquía. El Tesoro no ha querido hablar sobre un plan de contingencia para costear la boda y el Palacio de Buckingham dijo que los novios "ni siquiera han decidido la fecha", pero aseguró que están muy conscientes de la actual situación económica.

El profesor Vernon Bogdanor, un historiador de Oxford y mentor del Premier David Cameron, dijo al canal de TV que la Cámara de los Comunes sentó un precedente cuando en los años 40 le dio a la reina dinero extra para su boda, pese a estar en el período de austeridad de la posguerra.

El tono de la preocupación ya lo puso el alcalde de Londres, Boris Johnson, apuntó The Guardian. Tras hacer notar que "extrañamente" el anuncio entusiasmó a todo el mundo, el edil hizo una oferta a la pareja: "Si quieren una opción de bajo costo, en el centro de Londres y con una vista a los monumentos de la ciudad, un lugar ideal sería la Alcaldía. No estoy diciendo que el matrimonio debiera ser de bajo nivel o una ganga, si no que uno que fuera de costos razonables en estos tiempos en que tenemos que mantener los costos en márgenes razonables".

Lo más probable es que el ofrecimiento del alcalde no sea aceptado, pero que su preocupación sí sea tomada en cuenta por los organizadores. Y aunque en la Casa Real dicen que no hay nada decidido, se especula que la boda se podría realizar en la ciudad de Westminster -donde está la famosa abadía en la que se casó la reina- o en la Catedral de Saint Paul, donde se casaron los padres de William.

Hasta ahora se sabe que el anillo de Diana, un zafiro rodeado de 14 diamantes, está avaluado en unas 85.700 libras (US$ 138.900) y es el primer "ahorro" del matrimonio. Pero a eso hay que sumar el costo del vestido de Kate, los arreglos que hay que hacer en el lugar de la boda, el banquete, además de la seguridad necesaria para la ceremonia.

 Kate, la plebeya que podría llegar a ser reina

Kate Middleton se ha codeado con la realeza hace años, pero dice que la idea de ser parte de la monarquía aún la "intimida". Es que al casarse con William todo indica que tendrá más posibilidades de convertirse en reina que Camilla, la mujer del príncipe Carlos, su suegro y actual heredero. Según expertos, Carlos -menos popular que su madre y su hijo- podría abdicar en favor de William.

Sin embargo, Kate dijo ayer que espera estar a la altura de las circunstancias. Recordó que siempre se sintió acogida por la familia real y que tiene en William un buen profesor.

Sin dar detalles de cómo se comprometieron, la pareja dijo que es el momento perfecto para casarse. Añadieron que quieren hacer todo paso a paso, pero adelantaron que tener hijos es algo que está en sus planes, probablemente para 2012.

Middleton es una plebeya millonaria que conoció a William en la universidad. Compartieron departamento con otros amigos y años después comenzaron a salir. Han pasado por las etapas de una pareja joven como cualquiera, incluyendo una separación cuando William se enroló en la fuerza aérea. En el último tiempo, aunque no oficialmente, viven juntos.

Anuncio revoluciona a la prensa británica

Sin importar la tendencia o el público objetivo, la prensa británica dedicó una cobertura abrumadora a la que podría ser la boda del siglo.

Ofrecieron a sus lectores ediciones especiales como souvenir del anuncio, detalles del compromiso, fotos de los novios, reacciones de los políticos, cronología del romance, recordaron la vida del príncipe y biografías de "Watie Katie" (Katie la que espera) como apodó la prensa amarillista a la novia, de quien ya hablan como la próxima "princesa del pueblo", como le decían a su fallecida "suegra", Lady Di.

Es que la comparación es inevitable. La de los padres del novio fue la última gran boda real en Gran Bretaña en la que había una pareja que podía acceder al trono.

Pero la prensa subrayó de inmediato las diferencias entre ellas, el hecho de que Kate (28) tiene bastante más experiencia con los medios de la que tenía Lady Di cuando se casó a los 20 años. De hecho, Middleton es una de las celebridades más fotografiadas en el Reino Unido y su estilo ha sido aplaudido hasta por los más severos críticos. Muchos destacaron ayer que su juventud y su "origen plebeyo" refrescará a una monarquía que es cada vez más criticada como anacrónica.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Aunque los novios no dieron detalles, se cree que la ceremonia se podría realizar en la Abadía de Westminster o en la Catedral de Saint Paul.
Aunque los novios no dieron detalles, se cree que la ceremonia se podría realizar en la Abadía de Westminster o en la Catedral de Saint Paul.
Foto:ASSOCIATED PRESS

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales