DESCUBRIMIENTO EN EL ARTE A propósito del hallazgo de los 271 dibujos del pintor español:
Las sorpresas del prolífico Pablo Picasso

En el Museo del Ermitage y en el Museo Picasso de Barcelona se encuentra buena parte de las mejores obras del artista. Pero el museo más completo está en París, donde se dio conocer el reciente hallazgo de cientos de dibujos. Mostramos aquí 10 imágenes de las obras encontradas. Al respecto, investigamos otros trabajos que él regaló y vendió a chilenos. Y aparece Enriqueta Petit, quien vio a "Las señoritas de Avignon", antes de que Picasso las "desclasificara".  

CECILIA VALDÉS URRUTIA 

Los diversos pasajes de la biografía del genial y polémico Pablo Picasso (1881-1973) traen a menudo sorpresas, y no siempre fáciles de dilucidar. Pero lo que sucedió esta semana -al darse a conocer en París el descubrimiento de un valioso conjunto de 271 dibujos inéditos e indocumentados del artista- rebasó los límites .

El hecho ha sido comparado con desenterrar una cápsula del tiempo. Más aún, tratándose de un conjunto de obras del gran pintor del siglo XX -avaluadas en más de 60 millones de euros-, que el electricista Pierre Le Guenec (de 71 años) mantuvo secretamente guardadas en el garaje de su casa en la Riviera francesa, durante casi 30 años. El técnico dice haberlas recibido de regalo, en agradecimiento de Picasso por trabajos que le hizo en sus distintas residencias, durante los últimos tres años de vida del artista español.

Los herederos de Picasso no lo creen. Y se querellaron contra él por el delito de apropiación. Si bien Claude Picasso -hijo del célebre pintor y administrador de la sucesión- confirmó la originalidad de todas esas piezas -en sólo tres horas- afirma que es imposible que el artista le haya donado tantas obras. Porque cuando regalaba "llevaban dedicatoria y firma", sostiene. El propio electricista se contradijo al señalar al diario Liberation que estos dibujos se los había regalado la última señora de Picasso, Jacqueline Roque. Las creaciones provienen, además, de un gran período del pintor malagueño, entre 1900 y 1932. Tiempos de su etapa azul y rosa, y cuando crea luego el cubismo. Entre ellas hay collages, acuarelas, estudios de manos sobre tela, caricaturas, numerosos esbozos y dibujos, 30 litografías, un retrato de su primera esposa Olga Khokhlova y estudios para su trabajo "Las tres gracias".

El Museo Metropolitan de Nueva York precisó que Picasso produjo cerca de 20 mil obras de arte, y que cientos de ellas han sido listadas como desaparecidas.

Obras regaladas y vendidas a chilenos

Pero Picasso era disciplinado y bastante riguroso en su método de creación. "Tenía el hábito del taller y no era usual que diera obras", sostiene el historiador del arte Enrique Solanich. "Vendía sus trabajos y tuvo un gran coleccionista y marchante de arte que le compraba casi todo, Daniel Henry Kahnweile. Picasso, además, era avaro. Cuando murió le encontraron en su pieza -bajo el colchón-numerosos fajos de billetes franceses que ya no circulaban", agrega.

Picasso dio en vida pocas obras, asegura Solanich. Y entre los regalos que hizo se encuentran los numerosos dibujos y grabados que le donó a la legendaria chilena María Eugenia Huici de Errázuriz. "Para que ella los vendiera y pudiera solventar sus gastos, cuando había entrado en una seria crisis económica".

Eugenia Huici había sido mecenas de Picasso, en sus inicios. Lo introdujo en círculos de la sociedad y del arte parisino, y hasta le prestó su casa en Biarritz. Eran muy amigos. Picasso la adoraba y le pintó varios retratos. "Dos de esas pinturas fueron expuestas en el MoMA. Se ubican en la línea de los retratos figurativos que le hizo a la escritora Gertrudis Stein, coleccionista estadounidense judía que le compraba cuadros", puntualiza el historiador del arte.

Y entre las contadas obras del artista que hay en Chile, aquel cuadro decorativo sobre unos patos en una laguna -que está en la casa museo de la familia Braun Menéndez en Punta Arenas- fue pintado por el padre de Picasso. En el país se encuentra también el único dibujo que Picasso hizo de Vicente Huidobro. "Lo tiene uno de sus descendientes. Está hecho en línea continua, con sólo el contorno", precisa.

Eso no es todo. Lo que muy pocos saben es que cuando Picasso terminó su pintura clave "Las señoritas de Avignon", en 1907, se la mostró a sus amigos, entre los que estaba George Braque. "Él le dijo al pintor español que esa pintura le daba la misma sensación que haber tomado un vaso de petróleo. Picasso decidió entonces guardarla, durante 20 años. Y fue la artista chilena Enriqueta Petit, una de las contadas personas en ver esa obra, a mediados de los años 20, antes de que saliera a la luz pública", cuenta Solanich.

En Le Marais, San Petersburgo y el MoMA

El tema femenino protagoniza varios de los dibujos recién revelados en París, los que son contemporáneos a "Las señoritas de Avignon". Se observan en algunos de los nuevos trabajos aspectos formales similares a unas litografías que están en el Museo Nacional de Picasso en París, el espacio más importante y completo del mundo sobre el artista.

Ubicado en el barrio histórico de Le Marais -a pasos de la place des Vogues-, el museo posee 203 pinturas, 158 esculturas, collages, piezas de cerámica, y más de tres mil dibujos de todas las épocas del artista. El palacete del siglo XVII -que tiene una de las escaleras neoclásicas más hermosas de toda Francia-, fue el antiguo Hotel Salé en el que habitó y se inspiró, para crear algunos de sus personajes, el entonces joven Honorato de Balzac, autor de "La comedia humana".

El recorrido en el museo (en estos momentos en remodelación) es en orden cronológico. Parte con creaciones del primer período de Picasso, de su época Azul y de su entorno directo como su "Autorretrato de joven" (1901) y "Los dos hermanos" (1906). Hay bosquejos de "Las señoritas de Avignon", obra que planteó el cubismo como una nueva tendencia pictórica. Para ella, se inspiró en unas prostitutas que trabajaban en un burdel de la calle Avignon en Barcelona.

El museo tiene también muchos trabajos cubistas. Está representado el período clásico con el notable "Retrato de Olga", "Familia y mar". Se exhibe "El beso", de 1961, inspirado en su pasión y matrimonio con Jacqueline Roque. Hay una impresionante serie de grabados sobre la "Minotauromaquia", donde plasma su pasión por los toros y el mito. El museo alberga una gran colección de dibujos, entre los que se ubica una secuencia de litografías titulada "Parejas-danzantes", de 1925, las que se perciben con una cercanía formal a un dibujo sobre una mujer, que estaba en poder del electricista (ver imagen).

Otro espacio clave es el Museo Picasso de Barcelona, ubicado en la callejuela de Moncal -en un edificio de piedra del siglo XIII-, en el casco antiguo de la ciudad, a pasos de la mítica iglesia "Santa María del Mar", que ha inspirado varios libros. El museo posee más de 3.500 obras, la mayoría correspondientes al período entre 1890 y 1917. Hecho que lo convierte en el más completo del mundo con obras de la juventud de Picasso. Hay pinturas iniciales como "Ciencia y caridad", de 1897. Y destaca esa hermosa composición sobre una pareja en "El diván", de 1899, pintada en la línea de Toulouse Lautrec. Está la "Escena dramática" de ese mismo año. Exhiben "La violación", de 1900. Hay varios arlequines y "Besos". Pero creaciones posteriores a su período azul casi no tienen, excepto la celebrada serie sobre "Las Meninas", pintada en 1957, por la que muchos llegan especialmente ahí .

El Museo de Málaga es el más nuevo. Además de estar en la ciudad natal de Picasso, tiene el plus de poseer las croqueras -con más de 100 bocetos- que hizo para confeccionar "Las señoritas de Avignon". También hay dibujos de sus series de Tauromaquia, algunas de las cuales trajo su nieto Bernard Ruiz Picasso al Museo Nacional de Bellas Artes, hace unos años.

Pero es el Museo de Arte Moderno de Nueva York el que tiene "Las señoritas de Avignon". En tanto, el Metropolitan posee la segunda colección más importante de Picasso en Estados Unidos, con pinturas que van desde las bailarinas de cabaret rojo, de 1901, hasta "El mosquetero con mujer desnuda", que pintó a los 83 años.

En el Reina Sofía de Madrid se encuentra el monumental y complejo "Guernica". Y para sorpresa de muchos, Rusia alberga otros de los más importantes museos con obras de Picasso. En San Petersburgo, en el Museo del Ermitage hay pinturas notables y muy sutiles como "La bebedora de ajenjo", que pintó en su segundo viaje a París cuando tenía 20 años. Destaca "Encuentro", que pertenece a su período inicial azul, pintada con ese color predominante. La primera intención de Picasso fue retratar ahí una monja con una prostituta del Hospital Saint-Lazare. En esa tela recurre ya a una inesperada deformación de las figuras. Hay también un trabajo de transición, "Niño con perro", y está su precubista "Mujer con abanico", fechada en 1908. El óleo "Botella de Pernod", de 1912, da cuenta de su cubismo analítico.

Algunos otros valiosos trabajos del artista malagueño se encuentran en la Galería Tetriakov, destaca el crítico de arte y ex director de la Dirac Gabriel Barros. Y en el Museo Pushkin se encuentra "El abrazo" de Pablo Picasso, de 1900. Un motivo que atravesó la vida y todas las etapas y técnicas del intenso y también polémico creador del cubismo.

 Jean Claire: "Picasso ha sido víctima de todas las lecturas posibles"

Los dibujos que aparecieron en París enriquecerán, por cierto, la historia del arte. Entre lo que se ha visto aquí de ellos -reproducciones en las que hay esbozos de siluetas femeninas y retratos, y composiciones cubistas- se observan desarrollos de interés. El crítico Waldemar Sommer destaca especialmente -"por su belleza"- algunas composiciones y collages cubistas , que aquí reproducimos.

Pero el estudio de estas obras indocumentadas -de las cuales mostramos aquí 11 imágenes- no se perfila fácil . La producción de este artista fue enorme y compleja. "Picasso ha sido víctima de todas las lecturas posibles. Empezó a los 12 años, cuando ya dibujaba como un Rafael", reseña el reputado historiador del arte francés y uno de los más grandes expertos mundiales en el artista, ex director del museo de Picasso en París, Jean Claire .

"Fue un artista que nació viejo como el siglo que lo vio nacer -relata el experto francés-. Poseía toda la herencia de su tiempo y necesitó toda su vida para aprender a desaprender; para recuperar la frescura de un saber que se había convertido en a plastante a finales de siglo".

Su entorno y su familia, luego parejas y burdeles fueron pintados por Picasso. Tomó de pintores como Toulouse Lautrec y muy especialmente de Cézanne; y junto a Braque, creó el cubismo. "Pero cuando ya varios empezaban a asumir ese nuevo hacer, el artista español buscó inspiración en Roma y en el Manierismo", añade Claire.

Recreó a Velázquez y pintó las Mininas. Dibujó arlequines y volvió a los toros. Hizo magníficos y muchísimos retratos, cubistas y no. El erotismo y el amor impregnaron su trabajo ; como lo fue su polémica biografía plagada de amantes . Una de las más visitadas antologías de Picasso realizada en Europa, en el último tiempo, abordó "El beso".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p><b>Picasso dibujaba</b> mucho y hacía muchos bocetos. Este ejemplar es uno de ellos.</p>

Picasso dibujaba mucho y hacía muchos bocetos. Este ejemplar es uno de ellos.


Foto:AFP

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales