La música popular chilena pierde al productor más importante de su historia

Camilo Fernández, creador de la Nueva Ola e impulsor del neofolclore, falleció a los 80 años a causa de un infarto cerebral. También destacó en radio y televisión.  

EQUIPO DE ESPECTÁCULOS 

En los años 60, quien pasara en la mañana por fuera de la radio Corporación, en la calle Compañía, podía ver una fila de jóvenes artistas esperando para entrar, recuerda la folclorista Clarita Parra. "Íbamos para poder hablar con él, porque si él daba el sí podíamos grabar, podíamos hacer cosas".

En la madrugada de ayer, en la casa de su hija Alejandra, falleció de un infarto cerebral Camilo Fernández, el hombre que provocaba esas filas hace 50 años, que es sindicado como el creador de un movimiento musical, que fundó un sello que grabó a buena parte de una generación de artistas, y que participó en espacios de radio y televisión que se dedicaron a difundir la música popular. El productor pop más importante de Chile.

La carrera musical de Fernández partió luego que se dio cuenta de que la odontología o las ciencias políticas, las dos carreras que estudió, no eran lo suyo y entró a trabajar a la radio. Ahí su oído empezó a hacerlo destacarse en el trabajo de programador -solía atinarles a las canciones que se convertirían en éxitos- y llegó a ser director de radio Portales y radio Chilena. Luego pasó a trabajar en sellos musicales, en lo que estaba cuando llegó el 27 de octubre de 1959. Ese fue el día, según él mismo lo contó, en que se puso la semilla del rock chileno: llevó a Peter Rock al sello RCA para que grabara una canción de Elvis Presley y una de Paul Anka, que se convirtieron en el primer álbum de rock chileno y el inicio de la Nueva Ola.

"A mí sin conocerme me dijo 'toma cabro, graba un disco de twist y rompe con estos rocks. No te cambies a un nombre americano'. Después, él mismo decidió que yo empezara a grabar mis temas en castellano", recuerda Luis Dimas, y no es el único que le da crédito por haber impulsado su carrera. "Todo lo que he logrado fue gracias a su incentivo y a la oportunidad que me dio él de trabajar", agrega Horacio Saavedra, recordando que Fernández apostó por él cuando Saavedra llegó siendo muy joven a Santiago, y lo eligió por sobre músicos con más experiencia para estar en sus programas radiales.

Los Ramblers, Clan 91, Bric a Brac y Luis Dimas fueron algunos de los artistas que firmó su sello Arena, antes llamado Demon, que no sólo reclutó a artistas de la Nueva Ola, sino que también lo introdujo en el neofolclore, trabajando con Los Cuatro Cuartos, Ginette Acevedo y Las Cuatro Brujas. Fernández se acercó luego al movimiento de la Nueva Canción Chilena, con ediciones de álbumes de artistas como Patricio Manns, Víctor Jara, Isabel y Ángel Parra. Con este último grupo Fernández tuvo la mayor polémica de su carrera: se le acusa de haberse quedado con dinero de derechos de autor que le correspondían a los artistas tras el 11 de septiembre de 1973. "Él hizo un aporte a la nueva ola y al neofolclore. Yo lo dejé de ver hace muchos años, y a su familia le mando mi más sentido pésame", comentó ayer Ángel Parra, sin querer entregar detalles del distanciamiento; mientras que Manns fue más duro: "No todos los muertos son buenos", comentó.

Estas acusaciones también fueron lanzadas en televisión por Óscar Andrade en 2005, luego que perdiera la final del programa "Rojo VIP" contra Buddy Richard.

La carrera de Fernández también incluyó un importante paso por la televisión (ver recuadro), pero al final de su vida volvió a sus raíces: la radio. "En los últimos meses íbamos a su casa con un equipo a grabarlo. Después se le hizo difícil y por eso se repitieron algunos programas en diciembre, y se hizo una recopilación de 'lo mejor de'. Sus fuerzas se habían debilitado mucho", explica Julián García-Reyes, director de radio Oasis, donde Fernández todavía tenía el programa "Según pasan los años". Según cuenta su hijo Camilo, sus últimos días los pasó "muy tranquilo", leyendo mucho y siempre en cama, ya que estaba postrado desde que se quebró una cadera hace dos meses. También confidencia que nunca dejó su amor por los dulces, a pesar de ser diabético.

A las 14:00 horas de hoy se le dará el último adiós en el Parque del Recuerdo, donde habrá primero una misa y luego el funeral.

''Fue un hombre realmente valioso y el legado que deja es muy importante y muy grande. Toda la gente con que tuvo contacto lo recordará siempre".

Ginette Acevedo

''Él me descubrió y gracias a él yo llegué a Santiago y pude hacer una carrera espléndida. Él no fue sólo nuestro
productor, fue nuestro papá, nuestro amigo, nuestro tío".

Luz Eliana

''Le encantaba su trabajo y es una de las personas que más sabía de música. Se ha ido un tremendo, una  enciclopedia de la música y un gran amigo".

Horacio Saavedra

''Era un hombre recto, un hombre sabio, un hombre de hablar meloso, un hablar seguro, un hablar sabio".

Luis Dimas

''Tenía un gran olfato comercial, pero no sólo en el sentido de ganar dinero, sino de saber cómo hacer para que las cosas fueran atractivas para la gran masa".

César Antonio Santis

 

 De "Música libre" a "Vamos a ver" y "Rojo Vip"

Camilo Fernández comenzó en la TV con una idea que importó de Argentina, "Música en libertad". Junto a Pepe Gallinato y Mirta Furioso le cambiaron el nombre por el de "Música libre", y lo transformaron en un éxito en TVN. "Fue el boom de comienzos de los 70", recuerda Eduardo Ravani, productor de las dos primeras temporadas. "Camilo tenía muchos vínculos para traer música y eso le daba un plus", agrega. Fernández siguió con el formato en Canal 11 en los 80 y lo revivió en el 13 en 2001, pero su segundo gran momento en la TV fue como productor musical de estelares. En sus créditos se cuenta "120 kilómetros por hora" y "Martes 13", dirigidos por Gonzalo Bertrán; y "Vamos a ver" y "Una vez más", de Felipe Pavez, con quien también trabajó en el Festival de Viña (de 1975 a 1981, y los de 2001 y 2002). "Camilo era muy educado y perceptivo. Por eso algunos le decían 'zorrito plateado', en el buen sentido de la palabra", dice Pavez.

El animador César Antonio Santis lo conoció en los 70 y trabajó con él en radio Oasis. "Era una verdadera enciclopedia, muy generoso, pero también crítico cuando las cosas no se ajustaban (...) Gonzalo (Bertrán) le confiaba el aspecto artístico de los programas, y él siempre se mantuvo muy al día y ponderado ", afirma Santis. La última participación de Fernández en TV fue en "Rojo Vip" (TVN, 2005), donde sostuvo una polémica con Óscar Andrade. "Ese momento lo enfrentó con tranquilidad. Creo que, en general, disfrutó el programa, porque le interesaba mucho el vínculo de la TV y la música", cuenta Rafael Araneda, quien animó ese espacio.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:CLAUDIO VERA

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales