Nueva tendencia de consumo masivo:
Los chilenos le sacan el jugo a los cupones de descuentos en línea

Quienes más utilizan estos servicios son las mujeres entre 25 a 40 años que buscan ofertas de belleza, restaurantes y turismo.  

Alexis Ibarra O. 

Hasta 70% de descuento pueden obtener los internautas por sesiones de masajes, una estadía en Bariloche o por blanquearse los dientes. Es la moda de los cupones de descuento en línea, que desde el año pasado llegó a Chile y que ya tiene tres exponentes que entregan atractivas ofertas a los usuarios: Groupalia, Groupon y LetsBonus.

Es una de las tendencias con mayor crecimiento en internet, al punto que Amazon ya adquirió una empresa de cupones y Google decidió crear su propia empresa de descuentos en línea.

El fenómeno se enmarca dentro de lo que los expertos llaman consumo colaborativo, y que promueve que los usuarios armen redes para comprar masivamente y así obtener descuentos, intercambien productos o que, simplemente, arrienden aquello a lo que le dan un uso ocasional, como un taladro o una cortadora de pasto.

Según Rachel Botsman -coautora del libro "Lo que es mío es tuyo: el crecimiento de lo colaborativo"-, la gente está pasando de ser un comprador pasivo a un colaborador activo. Según Botsman, internet crea redes donde se generan "coincidencias de deseo", en otras palabras, que alguien pueda vender o arrendar algo que no usa, pero que para otro tiene valor.

Pagar menos

Los cupones de descuento en línea tienen en su esencia ese paradigma: el servicio une a una empresa que quiere promocionar sus servicios, con gente que busca pagar menos por las cosas.

Bernardita Ruffineli, empresaria temuquense, ha usado Groupon desde la ciudad sureña. "Me parece una tremenda oportunidad de comprar bueno, bonito y, por sobretodo, barato", dice. "Como crítica, sólo diría que lamentablemente en regiones hay menos usuarios y negocios adheridos, por lo que las ofertas no son de 24 horas, sino de hasta 72, lo que hace que tengas que esperar hasta 3 días para poder hacer uso de tu cupón", señala.

"Llevo dos compras, ambas exitosas, las cuales cumplieron con lo ofrecido. La descripción de la 'letra chica', es súper clara y transparente, y eso mismo ayuda a perder el miedo a las compras por internet", dice Andrea Díaz, ingeniera informática. Sin embargo, precisa que en algunas cosas uno corre el riesgo de comprar sin probar antes el producto o servicio, por ejemplo, blanqueamientos dentales.

Groupon es el servicio más conocido en Chile. En el país nació como ClanDescuento pero luego se "fusionó" con la empresa estadounidense Groupon, adoptando ese nombre.

Pablo Viojo, gerente de operaciones de Groupon Latinoamérica, señala que hay un beneficio evidente para los consumidores al obtener productos y servicios con descuentos importantes. "Pero las empresas lo usan como una herramienta para promocionar nuevos servicios, una línea de productos nueva, un nuevo local. Ofrecen el descuento, pero a cambio reciben publicidad cuyo éxito se puede medir por el número de cupones vendidos", dice.

Groupalia llegó a Chile en noviembre pasado. Según Sebastian Pereira, gerente de la empresa para Chile y Argentina, en el país han tenido la mejor recepción de Latinoamérica. Agrega que las ofertas principalmente tienen relación con belleza, restaurantes, turismo y entretenimiento.

Pereira dice que si bien los cupones a veces ofrecen cosas por bajo el costo, el empresario igual gana porque si alguien compra un ceviche con cupones, luego compra con dinero las bebidas, el postre. "Pero lo que verdaderamente buscan las empresas es que la gente los conozca".

Tanto en Groupon como Groupalia coinciden en que las que más adquieren los cupones son mujeres profesionales, de entre 35 a 40 años, que se inclinan por comprar servicios y productos relacionados con la belleza y el turismo. "Incluso, nos hemos dado cuenta que ellas compran cosas para regalarlas luego a hombres", señala Pereira.

Es tal el éxito de esta nueva forma de ventas que la empresa LivingSocial, en EE.UU., vendió 1,3 millones de un solo cupón cuando ofreció descuentos para comprar en Amazon. Esta semana, su competencia (Groupon) ofreció una oferta similar pero con Barnes & Noble.


 De lo físico a lo online

Discants.com es un nuevo servicio creado en Chile. También se basa en cupones de descuento, pero desde una lógica distinta.

La premisa es que los usuarios tienen tarjeta de beneficios (como Metrogas, clubes de lectores o tarjetas bancarias, por ejemplo), pero tienen que revisar los catálogos o los sitios web de cada uno de ellos para saber qué descuentos pueden obtener.

En Discants.com crearon una base de datos con todos esos descuentos y la gente puede buscar en el sitio según su necesidad. Por ejemplo, si alguien tiene antojo de sushi puede buscar en el sitio y como resultado le llegan todos los descuentos de restaurantes que ofrecen sushi, detallando qué tarjeta hay que tener para obtenerlo. Según los creadores del sitio, hay más de 4.000 descuentos en su base de datos.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> </p>

 


Foto:ALFREDO CÁCERES

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales