Bombardeo aéreo y asalto terrestre:
Jaddafi lanza su mayor ataque sobre los rebeldes

Aislados por un cerco militar, residentes de Zawiya dijeron que la localidad sufrió una masacre. "Algunos edificios han sido completamente destruidos y las personas que salen a la calle son baleadas apenas las ven".  

 

El coronel Moammar Jaddafi lanzó ayer su mayor ataque contra los rebeldes, aumentando la presión a Occidente para que las potencias decidan acciones a fin de ayudar a la oposición durante las cumbres militares y políticas previstas para esta semana.

Casi al borde de la guerra civil, cincuenta tanques del coronel Jaddafi avanzaron sobre la ciudad de Zawiya y abrieron fuego, según reportes de testigos citados por The Times.

No estaba claro anoche si el pueblo -ubicado a unos 48 km al oeste de Trípoli- había finalmente caído, tras resistir numerosos asaltos en las últimas dos semanas. Los residentes hablaron, sin embargo, de una masacre y una destrucción terrible. "Zawiya ha sido convertida en cenizas", dijo uno. "La ciudad está en ruinas", dijo otro. "Algunos edificios han sido completamente destruidos y todas las personas que salen a la calle son baleadas apenas las ven. Hay muchos heridos".

Algunos testigos dijeron al Times que el régimen realizó bombardeos aéreos también, pero fue imposible verificar las denuncias porque los militares cercaron el pueblo, cortaron los servicios telefónicos e impidieron repetidos esfuerzos de periodistas por tratar de ingresar. La Convención de Ginebra requiere a las fuerzas armadas evitar excesivas muertes civiles.

Al este del país, los militares atacaron el enclave petrolero de Ras Lanuf, capturado por los rebeldes la semana pasada, con similar intensidad. Aviones de guerra lanzaron al menos cuatro ataques contra objetivos que incluían edificios residenciales y con artillería pesada bombardearon la primera línea de los rebeldes a pocos kilómetros al oeste de la localidad.

Mal armados

"La gente está muriendo allá. Las fuerzas de Jaddafi tienen cohetes y tanques. ¿Ve esto? Esto no es bueno", dijo Abdel Salem Mohamed, un joven de 21 años que tiene una metralleta, y que habló con The Times en Bengasi, el principal bastión opositor.

Kamal Sheikh, otro miliciano rebelde dijo: "Jaddafi es un loco. Está lanzando fuego sobre nosotros pero somos seres humanos. Somos libios. Están baleándolos a todos".

Zawiya y Ras Lanuf podrían convertirse en valiosos trofeos para el coronel Jaddafi mientras intenta aplastar el levantamiento que hace pocos días parecía encaminado a derrocar su régimen de 41 años.

La caída de Zawiya podría permitirle volver a desplegar fuerzas hacia el este controlado por los rebeldes, especialmente la brigada de élite que dirige su hijo Jamis. Recapturar Ras Lanuf podría evitar que los rebeldes avanzaran sobre Sirte, su ciudad natal, que además sirve de puesto de vigilancia para la carretera costera que va hacia la capital, indica The Times en su edición de hoy.

Jaddafi está en la ofensiva diplomática también contra las potencias extranjeras. Ayer llamó al Premier griego, Georges Papandreu, para que entregue un mensaje a los europeos. "Cualquier ataque a la seguridad y la estabilidad de Libia tendrá obligatoriamente repercusiones sobre la seguridad en África del Norte, la zona mediterránea y Europa", dijo el líder libio, según la agencia oficial de noticias Jana, sin dar detalles.

Es la segunda vez esta semana que el líder libio lanza una amenaza, aunque ayer subió el tono de sus advertencias. El lunes, Jaddafi había dicho en una entrevista con Al Jazeera que su país juega un "papel clave en la seguridad del Mediterráneo", porque "hay millones de negros que pueden ir al Mediterráneo para cruzar a Francia e Italia", señalando que su país impide el tránsito de esos grupos que -sugirió- podrían tener vínculos con Al Qaeda.

La llamada de Jaddafi coincide con el debate sobre una eventual intervención militar de las potencias, que han exigido el fin de la violencia contra los civiles y los rebeldes, así como la renuncia del líder libio. La OTAN y la Unión Europea (UE) se reunirán este jueves y viernes para llegar a un acuerdo sobre las medidas contra el régimen libio sin afectar la legalidad internacional ni desestabilizar la región.

El debate internacional se ha centrado en la conveniencia y factibilidad de establecer una zona de exclusión aérea, lo que implicaría neutralizar -con ataques a sus bases- a la fuerza aérea de Jaddafi. La medida, que cada vez tiene más adeptos, fue debatida ayer en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, sin cuyo aval las potencias han dicho que no actuarán.

CONTACTOS EE.UU.-OPOSICIÓN
El departamento de Estado informó que funcionarios de Washington se reunieron en El Cairo y en Roma en los últimos días con miembros del Consejo Nacional de Transición que encabeza la oposición libia, para conocer de primera mano qué está sucediendo en ese país.
 Amplia gama de respuestas

El Presidente de EE.UU., Barack Obama, y el Premier británico, David Cameron, también evaluaron ayer una zona de exclusión aérea, en el marco de una "amplia gama" de eventuales respuestas ante el conflicto. Las opciones también incluyen el monitoreo, la ayuda humanitaria y un embargo de armas.

Los líderes coincidieron en que el objetivo común debería ser "el freno inmediato a la brutalidad y la violencia en Libia, la salida de Jaddafi y una transición que se corresponda con la voluntad del pueblo libio de libertad, dignidad y un gobierno representativo".

Miles de trabajadores africanos están abandonados a su suerte en Trípoli

Mientras las naciones más ricas mandan barcos y aviones para rescatar a sus ciudadanos de la violencia que vive Libia, una nueva crisis de refugiados se está agravando en Trípoli, donde miles de trabajadores de África subsahariana están abandonados a su suerte. No cuentan con ningún tipo de ayuda internacional, escasa comida y agua, y muy pocas esperanzas de salir, indicó The New York Times.

Los inmigrantes, la mayoría de ellos ilegales de Ghana y Nigeria que han constituido una empobrecida clase social en Libia, viven entre montones de basura, duermen en improvisadas tiendas hechas con sábanas que van colgadas a rejas o árboles y respiran el pestilente olor de una fosa séptica que separa su campamento del estacionamiento del aeropuerto de Trípoli.

Algunos residentes de este refugio son tan jóvenes como Essem Ighalo, de sólo nueve días de edad, quien llegó en su segundo día de vida al campamento y nunca ha visto a un doctor. Muchos de los refugiados dijeron al diario que ven muertes todas las noches por las enfermedades y el hambre.

Estos refugiados del aeropuerto, junto con las decenas de miles de otros inmigrantes africanos que han sido lo suficientemente afortunados para cruzar la frontera hacia Túnez, son los más desesperados de este éxodo masivo producto de la violenta lucha entre gobierno y rebeldes en Libia.

Desde que comenzó el conflicto hace tres semanas, más de 200 mil extranjeros han huido de Libia, principalmente hacia Túnez y Egipto. El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, indicó ayer que la avalancha de refugiados ha disminuido en los últimos días, pero que dista mucho de haber llegado a su fin.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En medio de los bombardeos del régimen, numerosos habitantes del enclave petrolero de Ras Lanuf iniciaron ayer un éxodo hacia la zona bajo control de los revolucionarios al este del país. Los milicianos trataban ayer de contener la ofensiva de Jaddafi, que tiene superioridad en armamento.
En medio de los bombardeos del régimen, numerosos habitantes del enclave petrolero de Ras Lanuf iniciaron ayer un éxodo hacia la zona bajo control de los revolucionarios al este del país. Los milicianos trataban ayer de contener la ofensiva de Jaddafi, que tiene superioridad en armamento.
Foto:EFE

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales