viernes 18 de marzo de 2011  
 
"Infierno al volante 3D"
 


C. M. El  cine B apunta a un público que busca entretenimiento absurdo, acción sin lógica y un momento irracional tras otro. Eso entrega el director Patrick Lussier ("Sangriento San Valentín 3D") con esta apuesta que a ratos recuerda a "Grindhouse" de Robert Rodríguez y sus amigos por su desfachatez. Una obra no apta para estómagos sensibles y espectadores que buscan potenciales ganadoras de premios. Un padre (Nicolas Cage) regresa del infierno para vengar la muerte de su hija y rescatar a su bebé de un culto satánico. No hay mayor desarrollo ni un guión elaborado, sólo un festín gore que jamás se detiene, un desfile de autos, explosiones y una mujer (Amber Heard) que podría reemplazar a Megan Fox en el corazón de los adolescentes. Bajo este contexto, vista como cine basura, "Infierno al volante 3D" funciona perfectamente para los fanáticos del género. Aquellos que no estén acostumbrados a todo lo que implica una experiencia así, mejor abstenerse. "Drive Angry 3D". Acción. 2011. 104 minutos. Mayores de 18 años. 

C. M..

   
Términos y Condiciones de la Información
© El Mercurio S.A.P.