La presidenta del organismo, Huguette Labelle, estuvo esta semana en Chile:
Las nuevas herramientas de Transparencia Internacional para combatir la corrupción

En diferentes países del mundo la entidad internacional ha puesto en marcha convenios antisobornos para evitar irregularidades en proyectos entre el Gobierno y privados. Apela a que, en el futuro, los celulares inteligentes serán la plataforma clave para que el poder transparente la información hacia los ciudadanos.  

Claudia Urzúa 

Huguette Labelle (Ontario, Canadá, 1939) es presidenta del directorio de Transparencia International, organismo que lidera la lucha contra la corrupción a nivel global desde 1993 y que tiene sedes en un centenar de países, entre ellos Chile. Esta semana realizó su tercera visita a Santiago y, durante tres días, se reunió con autoridades nacionales y municipales, empresarios e integrantes de las ONG ciudadanas. El lunes 18 fue recibida en La Moneda por el presidente Sebastián Piñera, quien firmó el proyecto de ley de Probidad Pública dos días después, en el marco del Seminario Internacional "Transparencia como modernización del Estado: experiencia, actores y desafíos".

En la oficina de Chile Transparente, ubicada en Providencia, muestra pocas ganas de hablar sobre el informe preparado por la entidad chilena que Eduardo Frei esgrimió en contra del entonces candidato Sebastián Piñera en el debate presidencial de septiembre de 2009, y que aludía a la multa que la Superintendencia de Valores y Seguros aplicó a Piñera por el uso de información privilegiada en la compra de acciones de Lan, en 2006. Días después, el informe fue desacreditado -por parcial y poco riguroso- por el mismo capítulo chileno, que fue desmantelado tras la renuncia del directorio. "Ese episodio quedó atrás. Tuve la ocasión de encontrarme con el presidente Piñera y, realmente, estamos pensando en el futuro", dice Labelle.

-¿Fue un error difundir ese documento, que fue considerado incompleto y parcial por los mismos integrantes del equipo?

-El capítulo chileno es nuevo ahora, con un buen equipo que está trabajando muy bien. Mi reunión con el Presidente giró en torno al trabajo en transparencia y a los proyectos que se están tramitando en el Congreso.

Doctora en Educación y vicecanciller de la Universidad de Ottawa, Huguette Labelle es experta en situaciones que mezclan intereses privados, dineros públicos y permisividad estatal. Los ha visto en el mundo y está empeñada en erradicarlos. Cita un ejemplo: "El área de la construcción es muy vulnerable a intentos de corrupción, debido a la enorme cantidad de dinero que maneja".

-¿Qué se puede hacer, entonces?

-Hay un número de herramientas que hemos desarrollado para ayudar a prevenir problemas y que ofrecemos a los países. Por ejemplo, los integrity packs , creados para situaciones donde existe un proyecto con el Gobierno, un requerimiento y una propuesta por parte de privados, en el que todas las partes suscriben un acuerdo antisoborno y un convenio de total transparencia en todo el proceso. Se está aplicando en varios países, como Colombia y Alemania. En este último, se está construyendo un gran aeropuerto que ha necesitado sobre 300 contratos.

-Internet se ha revelado como una poderosa herramienta en la lucha contra la corrupción.

-Absolutamente. Cuando voy de viaje siempre me sorprendo por la gran cantidad de celulares que tiene la gente, en Santiago, en China o Europa. Como ahora los teléfonos inteligentes pueden recibir información, los gobiernos debieran pensar en ellos como soporte, porque no todos tienen un computador. Por otro lado, he visto comunidades que cuentan con computadores públicos asistidos por un ayudante y que la gente puede consultar. Por ejemplo, vi que los productores de arroz de las islas filipinas podían chequear online los precios de Manila para asegurarse de que les pagaran lo justo.

-En Chile ocupamos el primer lugar en América Latina como el país menos corrupto, pero somos una de las economías que, a nivel mundial, muestran la peor distribución de ingreso. ¿A qué nos exponemos?

-Es un factor en muchos países en el que hay que trabajar. En las Naciones Unidas se dice que si los ricos no comparten la riqueza, los pobres compartirán la pobreza en el largo plazo. La mejor manera de prevenir que aparezca la corrupción es asegurar que cada uno tenga acceso a la mayor cantidad de educación que sea posible y que los individuos puedan superarse. Asegurar, también, una infraestructura social que permita, por ejemplo, a un campesino llevar sus productos al mercado o tener acceso a crédito para crecer, incluso si es pobre.

-Desde que se promulgó la Ley de Transparencia, hace dos años, en el país se han presentado más de 60 mil requerimientos de acceso a la información. ¿Qué dice esa cifra sobre la sociedad chilena?

-Es un buen signo, que deriva de que existe una ley y de que la gente sabe sobre ella. Pero el Gobierno necesita estar seguro de que todos en el país sepan que existe información de calidad, actualizada y que está al alcance; si no online , lo más rápidamente posible. Y esto a veces es un problema. Chile debe seguir chequeando donde hay problemas y qué mejorar.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p>Huguette Labelle La presidenta de Transparencia International, durante la entrevista en Santiago.</p>

Huguette Labelle La presidenta de Transparencia International, durante la entrevista en Santiago.


Foto:PATRICIO ULLOA


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales