La pluralidad marcó despedida de Gonzalo Rojas

Políticos de diversos sectores y poetas de todas las generaciones estuvieron ayer en el Museo de Bellas Artes. También, el Presidente Sebastián Piñera y el ex Mandatario Ricardo Lagos.  

Constanza Rojas V. 

Coronas del MIR y del PPD resaltaban junto al féretro de Gonzalo Rojas. También las del Consejo del Libro, del Consejo de la Cultura, de Chileactores, del Ictus, y de la editorial Fondo de Cultura Económica. Un apoyo transversal, al igual que la convocatoria de ayer al Museo de Bellas Artes, donde se realizó el homenaje oficial al poeta, encabezado por el Presidente Sebastián Piñera.

Gonzalo Rojas, como escritor comprometido y a la vez amigo de tantos, congregó a estudiantes, actores, académicos y políticos de todos los sectores. Desde Juan Pablo Letelier hasta los ministros Joaquín Lavín y Luciano Cruz-Coke; desde Carolina Tohá hasta la vocera de gobierno, Ena von Vaer.

Los poetas hablaron con versos del propio Rojas. Óscar Hahn, para quien, tras su muerte, "sigue siendo uno de los grandes poetas vivos de Chile", inició el homenaje con la lectura de "Carbón", en el que Rojas se remite a su Lebu natal. Le siguió Floridor Pérez, quien hizo una lectura generacional, eligiendo el poema "A veces pienso quién", del libro "Contra la muerte". Con una portentosa voz, Jaime Huenún resaltó el compromiso de Rojas con el pueblo mapuche, habló en mapudungun y leyó "Sebastián Acevedo", poema de denuncia y homenaje que Rojas dedicó al "inmolado de Concepción".

Rodrigo Rojas Mackenzie, hijo del poeta, habló a nombre de la familia. Citó, al empezar, dos frases de su padre: "No es para tanto, nunca es para tanto" y "atrévanse a decir lo indecible". Emocionado, recordó la cercanía que Rojas tenía con los jóvenes y niños. Lo vio con sus propios ojos en estos días, en que decenas de escolares fueron a despedirlo al Bellas Artes. "Con su palabra hizo resonar la poesía en sus oídos, sembrando libertad en sus cabezas", dijo.

Jaime Quezada lo destacó especialmente como maestro de las nuevas generaciones de escritores, y Juan Manuel Roca, poeta colombiano y amigo del Premio Cervantes, dijo: "Si hay algo a lo que siempre se opuso Gonzalo Rojas fue a convertirse, como tantos otros peregrinos de la poesía, en un novio de la muerte".

En nombre de los ex Presidentes de Chile habló Ricardo Lagos, quien recordó: "Fue un hombre de profundas lealtades políticas y humanas, consecuente, irreverente, disidente. Tenía el don de la franqueza y de la discreción al mismo tiempo". Y agregó: "La de Gonzalo Rojas es una muerte generosa, porque no se lo lleva, sino que nos lo deja, en voz y en letras, en sombra y silencio, en docencia y decencia, en poesía y en vida que vuelve y se renueva".

La ceremonia, en la que se resaltó el espíritu libertario de Rojas, concluyó con las palabras del Presidente Piñera, quien lo describió como "un buen chileno, un hombre del sur, de las tierras del carbón". Luego invitó: "Hay muchas maneras de rendir homenaje a Rojas, pero hay una de poder enriquecerse de lo que fue su obra y su legado, que es leyéndola, y como él habría dicho, mirándola, oliéndola, tocándola, atrapándola".

En medio de aplausos, el ataúd salió del museo cargado por sus hijos, Gonzalo y Rodrigo, por el historiador Alfredo Jocelyn-Holt, otros familiares y el Presidente Piñera.

FUNERALES

Gonzalo Rojas murió el lunes a los 93 años. Será sepultado hoy en el Cementerio Municipal de Chillán, tras una misa a las 12:00 horas en la Catedral de esa ciudad.


 El porqué de las coronas de flores

Junto a las flores del Consejo del Libro y del Consejo de la Cultura -enviadas por el Gobierno-, estaban las del PPD. Ricardo Lagos, en su discurso, explicó el lazo entre este partido y Rojas: "Regresa el 79 (del exilio). Chile lo reclama, y junto a tantos otros, el 87 nos acompaña en la aventura de fundar un partido, el PPD, para enfrentar la dictadura".

La corona del MIR puede explicarse con palabras de Rojas en las entrevistas del libro "Todos confesos" (Lom), de Marcelo Mendoza, quien le preguntó si tuvo simpatía por este movimiento. "Mucha, inmensa, la tengo. No por el MIR feo que hizo después tontería de orden criminoso. Sí por el buen MIR, de Von Schouwen, del Rodrigo Rojas Mackenzie, mi hijo (...) el MIR me caía bien porque los encontraba como unos moscos no sólo partidarios del Che, no sólo en eso, sino que tenían algo del brillo de los mozos, de los mozalbetes del siglo XIX en los días de Manuel Rodríguez", respondió.

También había coronas de ChileActores y del Teatro Ictus. "Gonzalo siempre fue un hombre de una gran solidaridad y cariño con los artistas. Del Ictus siempre fue una especie de hincha, y nosotros le restituimos siendo hinchas de su poesía", explica Nissim Sharim.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
No sé si habrá otros gobernantes que puedan hablar así de los poetas, con esa comprensión y respeto hacia la palabra libre, dijo Rodrigo Rojas, hijo del poeta, acerca de los discursos de Piñera y Lagos.
"No sé si habrá otros gobernantes que puedan hablar así de los poetas, con esa comprensión y respeto hacia la palabra libre", dijo Rodrigo Rojas, hijo del poeta, acerca de los discursos de Piñera y Lagos.
Foto:JUAN EDUARDO LÓPEZ


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales