El empuje detrás de las funciones a tablero vuelto:
El milagro de la ópera en el Teatro de la Universidad de Concepción

Desde 2003, y con producciones propias, este género ha tenido una extraordinaria acogida. El 5 de mayo parten las presentaciones de "Il signor Bruschino", de Rossini.  

Maureen Lennon Zaninovic 

Desde hace ocho años, gracias al empuje de la Corporación Cultural de la Universidad de Concepción, se han estrenado en el teatro de la ciudad penquista 11 óperas de producción propia. "Partimos con tres funciones, y rápidamente tuvimos que ampliarlas a cinco. Nuestro escenario tiene capacidad para 1.100 personas y todas las presentaciones han sido a tablero vuelto", señala Lilian Quezada, gerenta de esta corporación cultural. "Es emocionante palpar cómo el público vibra con la ópera, no sólo en nuestro teatro, sino también en las extensiones que realizamos en localidades como Coronel y Cabrero".

Sólo en 2010, a raíz del terremoto, debieron suspender los montajes de ese año. "Es un esfuerzo enorme producir una ópera. El 80% de nuestro financiamiento proviene de la Universidad de Concepción, y el resto es aportado por el Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes y por mucha gente de buena voluntad que ha creído en este proyecto. Este año regresamos con un título de cámara, pero en 2012 confiamos poder estrenar una gran producción", explica Quezada.

Por lo pronto, desde el jueves 5 de mayo partirán las funciones de "Il signor Bruschino", de Rossini. Es una ópera bufa de un acto que narra la historia de los enamorados Florville y Sofía; y de Gaudencio, tutor de esta última, quien la ha comprometido con el hijo de un tal señor Bruschino.

La régie es del tenor Gonzalo Cuadra, quien ya ha realizado la dirección escénica de tres títulos en Concepción. "He sido testigo de experiencias bellísimas. El público es muy diverso: desde el que es experto hasta la señora con bolsas de la feria. Y también nos ha tocado salir a localidades apartadas, hemos estrenado óperas en gimnasios, incluso después de un show de Américo, y la recepción fue increíble".

Para este título de Rossini, Cuadra precisa que su " régie da cuenta del movimiento, la agilidad, el pulso y el tempo propios de una comedia de enredos, con identidades cambiadas y miles de situaciones confusas. Jugué con el ridículo, en una casa que aparentemente respira tranquilad".

La arquitecta Marianela Camaño diseñó la escenografía y el vestuario, "muy en el estilo del cómic , porque estamos hablando de una comedia muy chispeante", dice. Y el tenor chileno Luis Olivares (Florville) puntualiza: "Impacta montar una ópera en una ciudad que aún está terremoteada. Pero lo que más emociona es que, pese a la tragedia, el público sigue vibrando con este género".

 Programarse

Las funciones son el 5, 6 y 7 de mayo, a las 19:00 horas, en el Teatro de la Universidad de Concepción. Entradas: $10.000 general; $6.000 convenios; $4.000 estudiantes y balcón. Vicente Larrañaga dirigirá a la Orquesta Sinfónica Universidad de Concepción.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:MARIANELA CAMAÑO

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales