El cuadro culé dio un paso gigantesco hacia la final de la Champions League en Wembley:
Lionel Messi arruina la resurrección del Real Madrid

Barcelona monopolizó la primera semifinal en el mismísimo Bernabéu (dominó la pelota un 71%) y estructuró un 2-0 rotundo. Ambos tantos fueron del atacante argentino.  

 

Esta vez, a diferencia de lo que había sucedido en Mestalla una semana atrás, José Mourinho cede la iniciativa, también la pelota y ordena a sus volantes presionar cuando los catalanes hayan pasado la mitad de cancha.

Es la apuesta del portugués. Riesgosa, sobre todo porque al frente está Barcelona, pero apuesta al fin. El equipo de Josep Guardiola, por su parte, no cambia: toca, toca, toca y toca. Ignora la caldera en que se ha convertido el Santiago Bernabéu, se olvida de la guerra dialéctica de ambos estrategas y toca, toca, toca y toca.

No está Andrés Iniesta, pero toca igual. Carece de profundidad, porque los cancerberos del Madrid sí que hacen bien su pega: muerden cerca de Iker Casillas y Lionel Messi tiene dos y hasta tres tipos custodiándolo. Y si pasa el murallón, hay un cuarto.

Si los culé no tienen espacios, Cristiano Ronaldo se queja porque está muy solo y les pide a sus compañeros que salgan a jugar, pero no es el día. Primero contener, luego contener y, si se puede, atacar, pero con moderación.

El primer tiempo acaba entre pifias, aunque los jugadores siguen con las pulsaciones a mil: José Pinto, el guardián suplente de Barcelona, golpea a Álvaro Arbeloa y se gana la roja aun sin pisar el cuestionado pasto "merengue".

Tras el descanso, "Mou" suelta las fieras: el delantero Emmanuel Adebayor ingresa por Mesut Özil, "CR7" se asocia con Xabi Alonso, y Marcelo, lateral zurdo, se anima a cruzar la mitad de la cancha.

El derbi más trillado del último tiempo gana en emoción. Tanta, que Pepe se sobreexcita, le entra en plancha a Dani Alves y el réferi Wolfgang Stark lo expulsa. Pero no sólo a él, también a Mourinho, por aplausos y sonrisitas.

Se libera el Barça y Guardiola mete el cambio clave: Ibrahim Afellay sustituye a Pedro. Al rato, el holandés encara a Marcelo, centra a Messi y el argentino derrota a Casillas con un toque elegante.

Sin más ganas de luchar, Real Madrid espera el pitazo final, porque un gol de distancia, con un futbolista menos, suena bien. Pero Messi dice otra cosa: a lo Maradona elude rivales y remata con la pierna menos hábil.

Pero qué va: 2-0 y el pasaporte a Londres -sede de la gran final- que ya se timbra. Falta realizar un trámite en Barcelona, en 6 días más.

11 Los goles que suma Lionel Messi en la actual versión de la Champions. Es el máximo anotador.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Lionel Messi comienza el festejo del primer gol de la noche, mientras Marcelo, Iker Casillas y Sergio Ramos lo lamentan. El Santiago Bernabéu comienza a enmudecer.<br/>
Lionel Messi comienza el festejo del primer gol de la noche, mientras Marcelo, Iker Casillas y Sergio Ramos lo lamentan. El Santiago Bernabéu comienza a enmudecer.

Foto:REUTERS

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales