Es el partido más importante del año:
El peso del clásico en Sudamérica

El antagonismo de albos y azules asoma nuevo en relación a otros clásicos regionales y también ha sufrido la merma de convocatoria. La génesis también difiere de otros choques emblemáticos.  

Claudio Herrera 

River-Boca es el paradigma de los clásicos y no sólo a nivel sudamericano. La fama del enfrentamiento argentino alcanza nivel mundial. El periódico The Guardian lo incluyó entre los acontecimientos imperdibles antes de morir y a la zaga añadió otros choques recomendables (Rangers-Celtic, Barcelona-Real Madrid, Inter-AC Milan, Fenerbahce-Galatasaray y el derbi de El Cairo Zamalek-Al Ahli).

La rivalidad entre Colo Colo y la U aparece "reciente" en relación a otros clásicos regionales.

"El primer partido oficial entre Colo Colo y la U se disputa en 1938, pero la rivalidad comienza en 1959, a partir de la final del campeonato, con un motivo de carácter deportivo. Incluso, después, en los 70 y sobre todo en los 80, se consolida la enemistad, porque la U empieza a disputar en popularidad", apunta el historiador Sebastián Salinas.

La génesis "deportiva" del encono dista de otras historias. "Cerro Porteño y Olimpia desde siempre se diferenciaron por su gente, Cerro es el equipo del pueblo y Olimpia nació como el de la aristocracia y los poderosos. Han pasado las décadas y la atención a ese partido es total. En Asunción existen 12 equipos de Primera División, pero cuando se juega el clásico, el resto acomoda sus horarios, porque de lo contrario serían ignorados", detalla el periodista José María Troche, especialista en la historia del deporte guaraní.

Peñarol-Nacional, patrimonio del fútbol uruguayo, también nace a partir de las diferencias de la clase ferroviaria -que acogía a los inmigrantes- y los "nacionalistas". El "Fla-Flu" explota con la fuga de deportistas del Fluminense al archirival, que por entonces solo cobijaba la rama de remo.

Si es por vejez, el derbi criollo no puede competir con sus pares de Argentina, Uruguay, Brasil, Perú y Paraguay, que datan de 1908, 1901, 1912, 1928 y 1913, respectivamente.

La convocatoria de público también va a la baja. Azul Azul dispuso de 36.500 boletos para la jornada del sábado en Ñuñoa, lejos de las 59.589 entradas que vendió el último River-Boca (noviembre 2010). El choque charrúa congregó 50 mil almas en su última edición, mientras Alianza-Universitario llenó Matute (30 mil).

Hace una semana, "Fla-Flu" jugaron con 23.915 espectadores en Engenhao, mientras que Olimpia y Cerro Porteño fue visto por 26.196 fanáticos en febrero.

El partido más importante del fútbol chileno también se diferencia en la estadística con sus pares del continente, porque la supremacía blanca es notoria (72 victorias contra 44 derrotas en el campeonato nacional), a diferencia de lo que ocurre en los viejos clásicos del Atlántico, donde se ajustan las cifras.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
River Plate y Boca Juniors, una rivalidad que cumple más de un siglo. Ambos clubes nacen en el barrio de La Boca.
River Plate y Boca Juniors, una rivalidad que cumple más de un siglo. Ambos clubes nacen en el barrio de La Boca.
Foto:FRANCE PRESSE

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales