viernes 6 de mayo de 2011  
 
Por qué los nerds dominan el mundo
 
Una Comic Con chilena y numerosos títulos en cine ("Thor", "X-Men") y cable ("Game of thrones", "Futurama") avalan el peak de una tendencia: El gusto por personajes de cómic y ciencia ficción reina en el mundo de la entretención.  

POR EMILIO CONTRERAS Y ERNESTO GARRATT Nerd: "Planteamiento que designa a un estereotipo de persona abocada completamente al estudio y la labor científica, informática e intelectual hasta el punto de mostrar desinterés por las actividades sociales, físicas y deportivas". Wikipedia.

Stan Lee, estadounidense, 88 años, guionista de cómics, es lo que podría denominarse como uno de los padres de la cultura nerd. Y desde su aporte como co creador norteamericano de grandes marcas en el mundo de los superhéroes, como El Hombre Araña, Lee nunca imaginó estar vivo para ver hecho realidad uno de sus sueños: masificar esto del gusto nerd por el cómic, la fantasía, la ciencia ficción. Y en este 2011 su meta está lograda. "Ser nerd ya no es un problema, es aceptado e incluso es un upgrade", decía a Wikén por su programa de cable "Súper humanos", serie documental que sigue a personas con habilidades físicas imposibles de explicar. Lo que sí se puede explicar es la fuerte llegada del segmento nerd en el mainstream, en la corriente oficial de películas de Hollywood, como "Thor", y en series de cable como "The big bang theory". 

Y es justamente el éxito de "The big bang theory", sitcom de Chuck Lorre (creador además de "Two and a half men") y sobre una banda de científicos amantes de "Viaje a las estrellas" y los cómics, la punta de lanza que demuestra esta ya masiva aceptación, valga la aclaración, de la mano del niño símbolo del nerderío en la serie: el maníaco doctor en física Sheldon Cooper, interpretado por un genial Jim Parsons. "Yo nunca he visto 'Viaje a las estrellas"', ha dicho este actor, parte de una producción ejemplar a la hora de hablar de la permeabilidad del ciudadano promedio frente a la invasión nerd. No por nada, en la trama, la muy guapa y normal Penny (Kaley Cuoco), polola del muy nerd Leonard (Johnny Galecki) y amigo de Sheldon, se pone feliz porque su novio verá en una convención de cómics al mítico Stan Lee. "Guau, Stan Lee, grandioso Leonard", dice ella. Y él cuestiona: "Sabes quién es Stan Lee". Y ella dice: "Claro, me preocupo de conocer las cosas que te gustan... ¿Es un actor de 'La guerra de las galaxias'? ¿de 'Viaje a las estrellas'? ¿Es un actor de artes marciales?". "No Penny, ese es Bruce Lee", musita el nerd. "¿Es el hermano nerdy de Bruce Lee?", insiste Penny. 

Aunque para el ciudadano promedio como Penny tal vez resulte imposible adentrarse con tanto detalle en este mundo nerd, hoy, las redes de esta tendencia alcanzan con más fuerza la cultura pop y a la entretención. Y sus ramificaciones llegan con fuerza a Chile esta temporada con una fila de títulos en cine como "X-Men: Primera Generación", "Linterna verde" y el fin de "Harry Potter" y en el cable con el esperado estreno de la superproducción "Game of Thrones" este domingo (ver recuadro), sin contar convenciones como la Comic Con Chile que dejan en claro que las fronteras entre países poco importan para enfrentar esta poderosa venganza de los nerds. 

NERDEANDO EN CHILE. Francisco Arquero, chileno, 34 años, ingeniero comercial, es lo que podría decirse un nerd. "No me molesta esa palabra si es para hablar del bien entendido fanatismo que uno puede tener", dice quien fue y es fanático de la serie "Los archivos secretos X", una persona que adora las películas de ciencia ficción y quien desde siempre escuchó hablar de la Comic Con de San Diego, Estados Unidos: Meca del mundo nerd que funciona hace más de 30 años y que reúne, año a año, a más de 200 mil fanáticos que miran adelantos de sus esperadas películas, se disfrazan de personajes de "La guerra de las galaxias" y agotan desde meses previos este faro del mundo ñoño. La Comic Con de San Diego, desde hace cinco años, se ha convertido además en vitrina privilegiada de Hollywood para presentar sus películas y actores. 

Asisten figuras como Steven Spielberg y George Lucas. Y Francisco Arquero, aunque nunca ha pisado la Comic Con, siempre soñó con tener una versión chilena. Y desde esa ilusión es que Francisco Arquero pasó de ser un fan -con experticia en convenciones de "X-Files"- al cerebro de la venidera Comic Con Chile el 20, 21 y 22 de mayo en la Estación Mapocho. Se trata de la versión adaptada a nuestra realidad -y con permiso de la original norteamericana para usar el nombre "Comic Con"- que hará formar parte de su menú a "X-Men: Primera Generación", la precuela de los héroes creados por Stan Lee, un avance del blockbuster "Linterna verde", actividades en torno a "Harry Potter", entre otras cosas, y charlas con los dibujantes chilenos Álvaro Arce, parte del team creativo que dio vida a Scooby-Doo; y Gabriel Rodríguez, nominado a los Oscar del cómic gringo, los premios Eisner, por la saga que hizo junto a Joe Hill (hijo de Stephen King), "Lockey & Key", un cómic que está siendo transformado en piloto de serie por la productora de Spielberg. 

"Hemos estado preparando esto por dos años", dice Francisco Arquero sobre un evento que dejará atrás el amateurismo de una larga y subterránea historia de convenciones de este tipo en Chile, cuando en los años 80 y 90 los fans discutían a grito limpio en sitios como el Centro Cultural de España qué nave espacial era mejor: si El Millennium Falcon de "La guerra de las galaxias" o El Enterprise, de "Viaje a la estrellas". Y la gresta sólo se calmaba con la exposición, in situ, de planos que demostraban que la nave del Señor Spock era superior porque sí tenía baño. Y sobre el famoso vulcano, el Sr. Spock, Francisco Arquero dice: "Hemos estado conversando con él (el actor Leonar Nimoy), de hecho, lo tenemos con un pie arriba del avión, pero la decisión (de traerlo) es un tema de costos".

¿Esta moda nerd podría explicarse por el eco de la nostalgia, de recordar películas y series de la niñez? El escritor de la novela de ciencia ficción "Synco", Jorge Baradit, tiene otra explicación: "Ser ñoño en Chile en los 80, era como ser hippie en los 50. No sabías que había gente como tú en otros lados. Te sentías solo (...) Hoy te das cuenta que los ñoños son los que tienen el poder; el mercado apunta a ellos". 

CIENCIAS APLICADAS. David X. Cohen, estadounidense, 44 años, doctor en matemáticas y física, es un nerd exitoso: es uno de los cerebros -guionista y productor- de la serie "Futurama", una nave insignia de esta cultura, una rutina animada del mismo creador de "Los Simpsons", Matt Groening, y cuya existencia televisiva casi acaba en 2003. "La serie fue cancelada ese año, pero volvimos", dice David X. Cohen a Wikén desde Los Angeles, Estados Unidos. El motivo de esta conversación es hablar de la resurrección de esta producción que se podrá ver en Chile por la señal Fox a partir del domingo 15 de mayo. "Fueron los fanáticos quienes hicieron presión para el regreso", dice este hombre que recuerda al prototipo de Sheldon Cooper de la serie "The big bang theory": un hombre de ciencias, intelectual, pero relacionado lúdicamente con la cultura del entretenimiento. 

El ejemplo de "Futurama", una comedia sobre un repartidor de pizzas del presente que despierta en el futuro, es el caso perfecto de la fuerza de la fanaticada geek, que busca y cuida sus productos como si fuera una cuestión de vida o muerte. "Ahora comenzamos con la sexta temporada en tu país y creo que ha sido maravilloso volver a empezar", dice sobre un nutrido conjunto de guiones que hace alusión a teorías físicas, propiedades químicas de la materia, pero que a la vez se da la licencia de romper, de vez en vez, algunas leyes con el fin de hacer reír. "Siempre supe que quería ser científico. Mis padres son biólogos, pero cuando estaba estudiando física comencé a participar en comedia para una revista de la Universidad, 'The Harvard Lampoon Humor Magazine"'. 

Ese fue el inicio de una carrera como guionista que se cimentó con "Futurama", serie de culto y precursora de producciones como "The big bang theory". 

-¿Se ha arrepentido alguna vez de no haber seguido la carrera de científico?

"Fue una decisión muy dura. Hubo un momento en que me olvidé incluso de multiplicar y dividir (risas). Estuve dos años cesante al comienzo, es normal para cualquiera tratando de entrar al negocio de la TV. Y si me he arrepentido alguna vez; pues sí, creo que tengo que decir que sí. No es que sienta que hice una mala elección, pero a menudo desearía poder vivir las dos vidas. Tendría la experiencia a tiempo completo haciendo este show, y en la otra vida sería un científico que realmente pueda ser un aporte al conocimiento humano, algo que es realmente noble".

-Pero ha tenido buenos ratos y muchas fiestas a lo largo de este show ¿no?

"Sí, por un lado ha sido divertido trabajar con personas simpáticas y listas. Pero puedo decir lo mismo al trabajar con científicos. Y de hecho estos geeks son muy, muy chistosos. Tenemos un montón de científicos en el show que escriben guiones: Ken Keeler, doctorado en matemáticas aplicadas. Y hemos tenido a otros dos doctorados: Bill Odenkirk, doctor en química, Jeff Westbrook, en ciencia digital. Así que mi situación de ser guionista y científico no es tan inusual en el show. De hecho, mi educación científica está en el promedio de los escritores del staff. Y no buscamos sólo personas que aprecien la ciencia ficción, sino que además la ciencia real. Eso es algo que los fanáticos valoran". 

Porque en el mundo nerd, cada vez más en expansión, lo único que importan son los fans. 
 "'Games of thrones' no es para niños"Sean Bean:Tímido, aunque sea difícil de creer. A Sean Bean no le gusta dar entrevistas y le tiritan las manos cuando tiene que dar una. El actor británico de 52 años llega hasta el hotel Four Seasons, se sienta un poco incómodo y se agarra las manos sobre la mesa. Ha hecho muchos papeles de chico malo en cine. Es el tipo de rol que más le gusta interpretar. "Creo que voy mejorando", dice en tono de broma. Pero en "Game of thrones", la costosa producción de US$ 60 millones por temporada, de HBO, Bean es Eddard "Ned" Stark, uno de los personajes más "buenos" de la serie. "He disfrutado este papel. Es un buen hombre. Trata de ayudar al rey (interpretado por Mark Addy), pero no está acostumbrado a negociar con estos salvajes, porque hay un gran desastre, mucha crueldad. La gente está dispuesta a todo con tal de tener el poder y yo estoy al medio", explica sobre su personaje. 

"Game of thrones" es una adaptación de los libros de George R.R. Martin ambientados en Westeros, una tierra deseada por poderosas familias que se pelean a muerte por su control. "Es una pieza brillante", dice Bean sobre la serie de diez capítulos que ya tiene una segunda temporada asegurada. 

-¿Había leído las novelas?

"No, pero cuando lo hice quedé muy impresionado y no tenía idea que tenía tantos seguidores. Ayuda saber que hay mucha gente esperando ver lo que hemos creado".

-¿Qué diferencia esta serie de "El señor de los anillos", donde usted interpretó a Boromir? 

"Es similar. Aunque, 'El señor...' es más mágico y 'Game...' es más brutal, no es para niños, tiene violencia y escenas perturbadoras y de sexo". (Amparo Hernández).

POR EMILIO CONTRERAS Y ERNESTO GARRATT.

   
Términos y Condiciones de la Información
© El Mercurio S.A.P.