Carabineros rediseñó táctica de control público con mayor uso del lanzagua y de vallas:
Gobierno suspende uso de lacrimógenas

La medida es temporal mientras se estudia si las bombas dañan la salud, aseguró el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.  

P. LEZAETA 

Una estrategia que implica un mayor uso de carros lanzagua y de vallas papales para controlar a manifestantes, entre otras medidas, diseñó Carabineros para reemplazar los gases lacrimógenos, que ayer fueron temporalmente suprimidos por el Gobierno.

La medida fue anunciada por el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, luego de una reunión con el general director de la policía uniformada, Eduardo Gordon. Aunque Hinzpeter afirmó que Carabineros compra los gases a proveedores internacionales "conforme a los más altos estándares empleados por otros países del mundo", anunció su suspensión mientras se realizan estudios para determinar si los disuasivos químicos revisten o no un peligro para la salud.

La decisión causó sorpresa en sectores del Gobierno. Algunos la calificaron como una señal de debilidad ad portas del 21 de Mayo, fecha en la que se han anunciado manifestaciones en Valparaíso y Santiago.

Los cuestionamientos a los gases lacrimógenos surgieron de sectores de oposición luego que el experto en toxicología de la Universidad de Chile Andrei Tchertnitchin advirtiera que tenían características abortivas. Ayer, Hinzpeter recibió al diputado Hugo Gutiérrez (PC), quien también criticó el uso de este disuasivo.

Pese a ello, en el ámbito científico no hay consenso sobre el efecto abortivo de los gases.

Mientras fuentes del Ministerio de Salud afirmaron ayer que no existe evidencia científica ni bibliográfica al respecto y que emitirán un pronunciamiento oficial cuando alguna instancia administrativa se lo solicite, el subdirector del Centro de Información Toxicológica de la Universidad Católica, Juan Carlos Ríos, desestimó los efectos abortivos, basado en literatura especializada y en informes británicos y australianos.

En Carabineros se señaló que esta medida generó una pequeña "crisis operativa", que se enfrentará con otras acciones y elementos de control con que cuentan las fuerzas antidisturbios. "Luma, agua y vallas son igual de eficientes", comentó anoche un alto oficial.

El ex general director de la institución Alberto Cienfuegos aseguró que el anuncio del Gobierno es una medida "apresurada y lo que podría hacerse es reducir el uso de los gases lacrimógenos al menos en 50% de lo que se usa hoy". Agregó que este tipo de gases es necesario para que los efectivos actúen con gradualidad ante ataques en acciones de control de multitud.

El también ex general director de Carabineros Fernando Cordero aseguró que se está "cometiendo un gravísimo error. Evidentemente, con esto se pone en peligro la vida del personal, pero también de las personas y subvertores del orden. Creo que se equivocó el ministro".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales