Anoche, en Santiago, en la antesala de la masiva marcha de hoy en Valparaíso:
Carabineros utiliza lacrimógenas luego que Hinzpeter revirtiera prohibición de usarlas

Apenas tres días duró la decisión del jefe de Gabinete, que había causado sorpresa en La Moneda por la cercanía de fechas marcadas por manifestaciones. El general director de Carabineros, Eduardo Gordon, dijo que reponer la aplicación de los disuasivos no altera los servicios de control ya planificados para hoy.  

R. FRANCO, P. LEZAETA Y O. SAAVEDRA 

Minutos después de notificar al general director de Carabineros, Eduardo Gordon, el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, anunció que el Ejecutivo levantaba la suspensión del uso de gases lacrimógenos por parte de la policía uniformada.

Fue el propio jefe de Gabinete quien el martes informó que dichos elementos no serían empleados temporalmente después de la polémica surgida en torno a si eran o no abortivos. Esto último fue denunciado por científicos como el doctor de la Facultad de Medicina de la U. de Chile Andrei Tchernitchin.

Tal advertencia surgió en paralelo a las masivas manifestaciones que opositores al proyecto HidroAysén realizaron frente a La Moneda, las que fueron contenidas principalmente con gases lacrimógenos.

Fue así como en los últimos tres días el Ministerio del Interior encargó un estudio de la situación a la cartera de Salud. Sus resultados fueron gravitantes para permitir nuevamente la utilización de elementos químicos disuasivos. Y su aplicación no se hizo esperar: Carabineros volvió a usarlos anoche, con motivo de una nueva marcha contra el proyecto hidroeléctrico (ver recuadro).

"Efectuados los estudios comprometidos, los gases lacrimógenos utilizados por Carabineros, en las concentraciones empleadas por éstos, no tienen efectos abortivos ni causan problemas para la salud, y en consecuencia, como en muchas partes del mundo, pueden y deben ser utilizados para resguardar el orden público", dijo Hinzpeter.

Además, el secretario de Estado afirmó que Alemania, Suiza y Japón adquieren del mismo proveedor sus lacrimógenas.

La decisión inicial de suspender el uso de los gases por parte de Hinzpeter sorprendió en La Moneda debido a la fecha que se avecinaba, marcada por convocatorias a marchas que se presume podrían terminar de forma violenta, lo que restaba margen de acción a Carabineros.

De hecho, la reutilización de las lacrimógenas se ordenó en la víspera de la cuenta pública del Presidente Sebastián Piñera, actividad a la que distintas organizaciones han llamado a protestar en las cercanías del Congreso en Valparaíso.

Uso focalizado

Luego de la reunión con Hinzpeter, Gordon aseguró que la determinación de volver a usar lacrimógenos no implica una variación en los servicios antidisturbios para hoy "porque nosotros siempre hemos mantenido las planificaciones, las hemos revisado todos los días como una institución seria y profesional".

El oficial explicó que aprovechando la coyuntura "se reforzaron las instrucciones del uso gradual de los medios de contención. Ojalá no tuviéramos que llegar al uso de los gases, pero si es así, lo haremos como siempre ceñidos a derecho. Pero reitero, nosotros confiamos mucho más en el diálogo ciudadano".

Asimismo, explicó que, de ser usados, los gases serán empleados de forma selectiva y focalizada como último recurso, "que es lo que siempre hacemos".

Pero previo a esta fase de control, existen otras ya definidas para enfrentar lo que informes de inteligencia califican como una de las más complejas y numerosas manifestaciones del último tiempo. De hecho, se espera que unas 30 mil personas se manifiesten en Valparaíso.

Para ello se establecerán anillos de seguridad con autorizaciones diferenciadas. Se encauzarán eventuales columnas de gente mediante confinamiento con vallas, personal de infantería y efectivos a caballo.

Además, se mantendrá un perímetro de seguridad de tres cuadras a la redonda del Congreso.

 Gendarmería licita compra de granadas lacrimógenas

A través de un concurso público, Gendarmería está licitando la compra de 200 granadas y 2 mil cargas de gases lacrimógenos. El proceso, que concluye el lunes, es parte de una renovación para las unidades antimotines.

El servicio también gestiona la adquisición de 30 chalecos y 20 linternas del tipo tácticas, mil correas para portar armas, 800 grilletes, 500 esposas y 400 chalecos de imputados.

El subdirector operativo de la institución, Marco Mercado, explicó que "los gases disuasivos son usados ante el atrincheramiento de la población penal en una dependencia, a fin de mitigar y evitar enfrentamientos, y así el personal poder controlar la situación".

Los estudios que tuvo Interior a la vista para levantar la decisión

Aunque el Gobierno informó el martes que el estudio de toxicidad al que sería sometido el gas lacrimógeno se extendería por cerca de tres semanas, sus conclusiones se realizaron en tres días.

"No se dispone de evidencia científica consistente que permita concluir la presencia de una posible asociación causal entre gas lacrimógeno y aborto u otras patologías severas en población humana", estableció el informe del Ministerio de Salud remitido ayer a Interior.

Según planteó Hinzpeter, el ejecutivo "se formó su convicción a través de distintas fuentes de información", como lo fue también un estudio de la federación de científicos de Estados Unidos.

A dicha revisión el Gobierno sumó un análisis mediante la comprobación de la utilización de gases antidisturbios por parte de las distintas policías del mundo.

Finalmente se solicitó a la compañía que produce estos gases lacrimógenos que extienda un certificado con la evidencia que ellos tienen que acreditaría que en su utilización por más de 60 años continuos no se han producido efectos abortivos ni daños a la salud.

Todos estos antecedentes permitieron al Gobierno definir la utilización de los gases lacrimógenos.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p><b>DESMANES.- </b>Millonarios daños causaron encapuchados en la Alameda durante la marcha de cerca de 40 mil personas para repudiar nuevamente la aprobación de la central HidroAysén.<br/><br/></p>

DESMANES.- Millonarios daños causaron encapuchados en la Alameda durante la marcha de cerca de 40 mil personas para repudiar nuevamente la aprobación de la central HidroAysén.


Foto:HÉCTOR FLORES


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales