Entre dos orillas

José Promis 

Jamaica Kincaid, nacida en 1949 con el nombre de Elaine Potter Richardson en la isla de Antigua, es una de las intelectuales más sobresalientes del ámbito caribeño y centroamericano. Pero limitar su presencia a tales espacios geográficos significaría desconocer que su obra literaria se ubica en la primera fila de un grupo de escritores provenientes del mundo afro-centroamericano que utiliza el idioma francés o inglés de su infancia colonizada para apelar a las mismas preocupaciones sociales e individuales del resto del continente, o para insertarse en las grandes tendencias intelectuales que lo recorren de norte a sur.

Desafortunadamente, el reconocimiento de tales escritores se produce con frecuencia de manera tardía. Tal es el caso de Jamaica Kincaid, cuya novela Lucy , aparecida en 1990, se publica veintiún años después en nuestro país. Pero como afirma el dicho popular, más vale tarde que nunca: Lucy es un excelente ejemplo de la manera como el discurso narrativo de los últimos años se ha configurado para representar los conflictos existenciales y sociales más lacerantes del momento que vivimos en la actualidad.

La estructura artística de Lucy , al igual que el resto de la producción narrativa de la autora antillana, responde al concepto disidente de la literatura impuesto por los últimos autores contemporáneos y, en particular, por los llamados posmodernos. Es disidente porque se opone a las primeras teorías vanguardistas que afirmaban la autonomía de la obra de arte con respecto a su referente histórico. Hoy son miradas con suspicacia debido a su indudable eurocentrismo, que más aún en el caso de los escritores antillanos disfraza un victoriano colonialismo sin tapujos. Lucy nace de una estrecha síntesis entre biografía e imaginación, que permite a la voz narrativa desarrollar un apasionado discurso contestatario que pone en solfa las definiciones patriarcales de la moral femenina llegadas desde la Europa decimonónica. El personaje Lucy repite la travesía que en su juventud emprendiera la autora, viajando desde un espacio inequívocamente identificado con el Caribe a una ciudad innominada, pero fácilmente reconocible como Nueva York. El desarraigo se instala, pues, como motivo central del relato, pero, a diferencia de la perspectiva masculina sobre el tema, el distanciamiento no es en Lucy el gatillo de la angustia y el desamparo, aunque la nostalgia no se disipe, sino el requisito para buscar la verdadera identidad.

En una apretada síntesis -la novela sólo tiene 113 páginas en su edición chilena-, la voz narrativa imaginada por Jamaica Kincaid construye una interesante secuencia de imágenes que comunican los principios fundamentales que el colonizado ha de abrazar para conseguir la libertad que el colonizador le ha escamoteado, y por los cuales la mujer ha de luchar asimismo para adquirir finalmente su verdadero lugar en el mundo y el respeto que la sociedad le mezquina. Desde la perspectiva de la escritora antillana, se trata de dos caras de un mismo proceso, porque la mujer encarna por excelencia a la figura del colonizado. El desarraigo de la adolescente Lucy permite desplegar así el mundo característico de los relatos de Jamaica Kincaid: una realidad donde los valores en descalabro de los antiguos colonizadores contrastan con los de la fuerza vital de los colonizados, realidad que se manifiesta a través de dos motivos recurrentes de sus ficciones seudo-biográficas: el cuerpo como la única propiedad del colonizado y la voluntad para tomar decisiones, entre ellas, la del ejercicio del sexo, como instrumento de independencia; y, junto a este, el motivo que más polémicas ha despertado en torno a su obra: la ruptura definitiva del vínculo con la madre como imperioso requisito para alcanzar la auténtica identidad femenina (el reverso del parricidio freudiano).

Brevedad, intensidad visceral y violenta seducción son las mejores definiciones de esta novela que, como otras de Jamaica Kincaid, merece ser leída.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Lucy Jamaica Kincaid LOM, Santiago, 2011, 113 páginas, $6.000 NOVELA
Lucy Jamaica Kincaid LOM, Santiago, 2011, 113 páginas, $6.000 NOVELA


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio


  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales