Los días del ex canciller tras su retiro de la política activa:
Cómo Gabriel Valdés sigue siendo foco de atención política a sus 92 años

Esta semana recibió a varios personajes públicos que lo visitaron en la Clínica Alemana, donde fue internado producto de una infección pulmonar. Sin embargo, en su rutina diaria de los últimos meses, el ex presidente del Senado no ha perdido el contacto con el mundo político y se mantiene en contacto con personajes como el Presidente Piñera, el ex Mandatario Ricardo Lagos y el líder DC Ignacio Walker.  

Guillermo Muñoz y Pamela Ohlbaum 

Viajar a Buenos Aires a fines de septiembre es uno de los planes que Gabriel Valdés Subercaseaux se ha impuesto entre sus objetivos principales para este año. En esa fecha, su hijo músico, Maximiano Valdés, dirigirá por primera vez una orquesta en el Teatro Colón de esa ciudad, presentación "histórica" a la que invitó a toda su familia y que el ex canciller no se quiere perder.

Para poder realizar el viaje, sin embargo, Valdés deberá recuperarse completamente de la infección pulmonar que lo afectó el pasado domingo y que lo obligó modificar sus planes para otro hito importante en su vida: la celebración de sus bodas de platino. En vez de hacerlo en su casa, como tenía previsto, el ex canciller renovó sus votos de matrimonio con Silvia Soublette -con quien el miércoles cumplió 65 años casado- en la Clínica Alemana, donde permaneció internado esta semana. Hasta allí llegó el sacerdote jesuita Marcelo Gidi para encabezar la ceremonia.

También han ido a visitarlo hasta allí varios personajes públicos, como el ex canciller del régimen militar Hernán Felipe Errázuriz, el ex senador socialista Jaime Gazmuri y miembros de la directiva DC como el senador Ignacio Walker y el diputado Jorge Burgos. Pese a haberse retirado de la política activa en los últimos dos años, Valdés ha mantenido contacto con varios de los principales personajes públicos del país.

Su encuentro con Aylwin

Valdés ha comentado a sus cercanos que uno de los aspectos que le molesta de estar hospitalizado -no es primera vez que es internado en los últimos años por el mismo problema- es que no puede comer lo que quiere. Así le insinuó al ex Presidente Patricio Aylwin cuando éste lo visitó el martes en la clínica.

"Te ves más joven, Patricio", le dijo Valdés cuando lo vio aparecer en su pieza.

"Tú también te ves más joven", le respondió el ex Presidente.

"Cómo no, si he adelgazado mucho", bromeó el ex canciller, que echa de menos las pastas que habitualmente come en restoranes como Tiramisú, La Fortunatta y Rivoli.

Tras lanzar sus memorias, en julio de 2009, Valdés decidió retirarse de los eventos públicos, decisión que pudo revertirse cuando Sebastián Piñera lo tentó con la idea de irse como embajador a Roma. Aunque en un comienzo la propuesta le atrajo, su familia lo convenció de que la rechazara. Le argumentaron que era mucho trabajo para una persona de su edad y que si su deseo era volver a Italia, lo hiciera como particular. Así lo hizo: rechazó el ofrecimiento y arrendó un departamento en Roma por 4 meses.

Aún así, el Presidente es una de las personas que en el último año ha llamado con frecuencia a Valdés para saber cómo está e incluso lo ha visitado en las oportunidades anteriores en que ha estado internado.

Un baño en Cantagua

El ex canciller no ha podido ir este año a Valdivia, una de sus ciudades favoritas. En cambio, viaja frecuentemente a su departamento en Cantagua, donde se queda por al menos cuatro días. Allí suele mirar el mar desde la terraza, mientras escucha música de clásicos italianos y franceses. Sus compositores favoritos son Claude Debussy y Maurice Ravel. El último verano, incluso, se bañó en la piscina del condominio.

En estos viajes son fundamentales dos de sus asesores clave. Uno es su empleada, Sunila Guerrero. El otro, su chofer, Luis González, ex futbolista y ex mayordomo de Ricardo Lagos que, aparte de trasladar al ex canciller, se preocupa de realizar todos sus trámites.

La agenda santiaguina de Valdés, en tanto, está a cargo de su secretaria en el Consejo de Relaciones Internacionales, de donde es presidente honorario.

En el entorno del ex canciller aseguran que su labor en este organismo se ha convertido en una de sus principales ocupaciones de los últimos meses. Antes de ser internado, Valdés solía caminar las dos cuadras que separan su casa de su oficina en el Consejo y usar ese despacho como lugar de trabajo. El cargo también ha dado origen a una nueva y estrecha amistad: Hernán Felipe Errázuriz.

En el entorno de Valdés admiten que ya es habitual que ambos se visiten para conversar durante horas sobre política exterior o asistan juntos a actividades culturales o reuniones privadas.

Además, Valdés mantiene contacto permanente con Ignacio Walker, el ex canciller Mariano Fernández y el ex Presidente Ricardo Lagos.

Eso, aparte de los periódicos encuentros que sostiene con sus amigos de toda la vida: Sergio Ossa y Sebastián Vial (ver recuadro).

Lectura en francés

Valdés no se ha acostumbrado a internet y prefiere seguir leyendo, todas las mañanas, los diarios en papel. En cuanto a libros, su entorno menciona cuatro que han ocupado su lectura en el último tiempo: una biografía de Charles De Gaulle; otra de Nicolás Maquiavelo; "Basta de cuentos", de Andrés Oppenheimer; e "Indígnese", de Stephane Hessel. Este último, que fue emblemático en las recientes movilizaciones en España, lo leyó en francés.

También está colaborando con su esposa en la redacción de sus memorias, escribe apuntes sobre política exterior -que eventualmente podrían transformarse en un libro- y sostiene almuerzos, todos los domingos, con las familias de sus hijos que viven en Chile: Juan Gabriel y María Gracia, y sus familias.

En su entorno dicen que últimamente está haciendo muchos recuerdos de su infancia, como su niñez en El Llano Subercaseaux, sus viajes en barco y las frías noches que pasó en un convento franciscano de Venecia.

El próximo 3 de julio, su familia le está preparando una celebración especial para otro hito en su vida: su cumpleaños 92. Para ese día, Valdés ya debería estar de vuelta en su departamento en el piso 9, en Las Condes.

 Las tardes en compañía del "círculo de hierro" que lo ha acompañado toda su vida

Establecieron la tradición hace cuatro años: una o dos veces al mes, sin excepción, se juntan a almorzar en la casa de uno de los tres para comentar la actualidad y ponerse al día. Hasta antes de caer enfermo, y desde que volvió de la embajada en Roma en 2008, Gabriel Valdés nunca ha faltado a estos encuentros con sus dos mejores amigos: Sebastián Vial Vial, quien fue su compañero de curso desde los 11 años, y Sergio Ossa Pretot, a quien conoció a los 18, en sus tiempos de estudiante de Derecho en la UC, y con quien compartiría en el gobierno de Frei Montalva: Valdés como canciller y Ossa en las carteras de Obras Públicas y Defensa.

Se definen como el "trío amigo de toda la vida" y son, en la práctica, el círculo más cercano de Valdés. Lo han llamado o visitado todos los días desde que está hospitalizado. Incluso en los años que estuvo fuera del país, o como ministro de Relaciones Exteriores, o como embajador en Italia, se reunió con ellos cada vez que pasó por Chile.

Tanto Vial como Ossa fueron testigos de su pololeo y posterior matrimonio con Silvia Soublette. La cercanía con la familia es tal que Vial es padrino de su hijo Maximiano, y Ossa dice que considera a los hijos de Valdés como propios.

Con Vial estrechó lazos en el grupo de scout del colegio San Ignacio, y luego en los viajes que hicieron por el sur "a pie o a caballo" y que marcaron la predilección de Valdés por la ciudad de Valdivia. Más tarde, ambos compartirían su primera oficina de abogados.

A Ossa lo conocieron en la UC cuando ambos se sumaron a las excursiones que éste -estudiante de Ingeniería Civil- organizaba a Farellones. Con él, Valdés conformó un coro y comenzó su incursión política: con largas noches planeando candidaturas universitarias o colgando carteles. Más tarde firmó con Vial en la Falange Nacional, y motivó a Ossa para integrar la DC.

Por eso, la política es uno de los temas más comunes en los almuerzos. "Los 20 años de la Concertación eran y siguen siendo un tema. Al respecto coincidíamos en una cosa: tratamos de salir de una etapa que había sido atroz para el país", comenta Sergio Ossa, quien agrega que al grupo le preocupa mucho el actual desprestigio que afecta a los partidos. También conversan sobre los libros de política, sociología o historia que están leyendo.

En esas conversaciones aflora siempre la etapa que, según sus dos amigos, más marcó a Valdés: su rol como canciller. "Siempre comenta sus conversaciones con Winston Churchill (ex Primer Ministro británico), con el general Charles De Gaulle (ex Presidente de Francia) o Aldo Moro (ex Primer Ministro de Italia). Le encanta contar esas anécdotas", dice Vial. Y Ossa agrega: "Siempre lo molestamos. 'Tú, que eres amigo de De Gaulle, ¿por qué no solucionas esto que está pasando en el país?'", dice, riendo. "A ratos también nos ponemos viejos, cuando hablamos de los dolores que tenemos. Nos 'chacoteamos' harto sobre la edad que tenemos", explica.

Su visión de la actualidad

Según cuentan en su entorno, los principales comentarios políticos de Valdés del último tiempo apuntan al actual desprestigio de la política en Chile y Europa.

Crisis política

Valdés ha expresado el concepto de que Chile ha crecido y "el traje político" que se fabricó durante la transición "le quedó chico". Dice que los partidos políticos han sido incapaces de mirar el futuro y que hacen falta miradas nuevas. Tiene una muy buena impresión de la gestión de Walker en la presidencia de la DC, aunque con él lo une también una estrecha relación de amistad.

Relación con Brasil

"¡Qué estamos haciendo con Brasil!", dicen sus cercanos, es una de las frases más recurrentes de Valdés, quien considera que Chile no ha dado la atención suficiente a un aliado histórico que además representa una potencia comercial.

HidroAysén

El ex canciller no ha sido taxativo al respecto. Si bien ha comentado que no se pueden estar rechazando todos los proyectos hidroeléctricos, también ha criticado la posibilidad de que tracen tendidos eléctricos de más de mil kilómetros.

Silvio Berlusconi

Él, dicen en su entorno, está muy preocupado por el que considera un deterioro de la política italiana y es muy crítico de la gestión de Silvio Berlusconi. También lamentó el escándalo que afectó al ex presidente del FMI Dominique Strauss-Kahn.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p>Gabriel Valdés en una de sus últimas actividades públicas, en una reunión del consejo de ex cancilleres, en septiembre de 2010</p>

Gabriel Valdés en una de sus últimas actividades públicas, en una reunión del consejo de ex cancilleres, en septiembre de 2010


Foto:HÉCTOR FLORES

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio


  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales