Pepito paga doble

Para enfrentar los problemas, la clave está en el "relato" que uno es capaz de construir.  

 

Tengo una extraña admiración por la gente que es capaz de dar vueltas las cosas y dejarlas mirando exactamente para el lado opuesto.

Recuerdo que una vez, en mi casa, bajé rápidamente la escalera y entré a la cocina a buscar un vaso de agua. Al abrir la puerta, me encontré cara a cara con mi nana de entonces, quien figuraba empinada y con los brazos dentro de uno de los estantes. Su cartera estaba apoyada, abierta, en el mesón, ya que se estaba yendo. Al acercarme, pude ver que en una de sus manos tenía un pequeño frasco de vidrio abierto y en la otra tenía una cucharadita llena de café junto al tarro sin tapa.

"¿¡Qué está haciendo!?", le dije. Sin titubear ni un segundo, me respondió con un aplomo que nunca antes había visto en nadie: "Le estoy convidando café que traje desde mi casa; se lo estoy echando en el tarro. Lo que pasa es que me da vergüenza trabajar en una casa en donde no se preocupan por mantener bien abastecida la despensa. ¿Cuándo va a ir al supermercado?".

"Mañana mismo", le respondí aturdido, sin ser capaz de digerir aún todo lo que había ocurrido. Minutos después de que se había ido campante y sonriente, pensé que si había traído café desde su casa en un pequeño frasquito, ¿por qué lo echaba en el tarro con una cuchara en vez de vaciarlo de una vez?

Aunque esa nana ya no trabaja en mi casa, nunca he olvidado su talento.

Esta semana me volví a acordar de ella: cuando vi a Evo Morales condecorar a los 14 militares bolivianos que fueron sorprendidos en territorio chileno, fuertemente armados y viajando en dos vehículos con patente chilena que estaban encargados por robo. Obviamente fueron detenidos y formalizados por la fiscalía. Pero rápidamente, como si fueran un kilo de papas calientes, fueron llevados a la frontera. Es que como los chilenos somos buenas personas, optamos por hacer la vista gorda y perdonarlos, por esta vez.

Pero quizás no contábamos con que Evo es un artista y dio vueltas las cosas. Acusó a Chile de fomentar el contrabando (cuando fue él quien dictó una ley de amnistía para que todos los bolivianos que tienen en su poder autos chilenos robados los puedan legalizar en ese país) y de haber apremiado ilegítimamente a sus buenos muchachos.

Increíble. Por un rato me imaginé a Evo de rodillas en el Paseo Ahumada ofreciendo a la gente jugar "Pepito paga doble": "con esta me gana con esta no". Y claro, siempre gana él, porque es tan rápido para mover las piezas que uno no tiene cómo seguir el juego.

También me acordé de otro episodio. ¿Recuerdan cuando más o menos en la mitad de su mandato Michelle Bachelet era duramente criticada por todo el mundo, las calles estaban llenas de movilizaciones (casi igual que ahora) e incluso se hizo famosa la frase de que ella "no daba el ancho"? ¿Se acuerdan? Pues bien, a ella, o a alguno de sus creativos, se le ocurrió que para sacarla de ese callejón de reproches, que parecía sin salida, había que dar vueltas las cosas. Y entonces surgió el genial concepto del "femicidio político". Es decir, el origen de las críticas hacia ella no estaba en su supuesta falta de destreza para gobernar, sino en el machismo de quienes no soportaban que una mujer ejerciera la Primera Magistratura. Al poco tiempo, las cosas comenzaron a girar y ella terminó con 80% de popularidad.

Como pueden ver, para enfrentar los problemas la clave está en el "relato" que uno es capaz de construir.

Quizás a Piñera no le vendría mal recibir consejos (como sería imposible de Evo y Bachelet)... de mi ex nana. Creo que todavía tengo su teléfono por ahí.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio


  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales