Ayer, el ministro Cruz-Coke anunció una profunda transformación:
Arranca el debate en torno a la reforma de la "Ley Valdés"

Entre los cambios que tendrá la Ley de Donaciones Culturales figura la ampliación de los donantes, sumando a empresas con pérdidas y a extranjeros. Además, se podrá donar con cargo al impuesto a la herencia e ingresarán como beneficiarios los dueños de monumentos o inmuebles en zonas típicas. Aquí, nueve personalidades de la cultura comentan.  

Daniela Silva Astorga 

 "Representa un paso acertado en la protección efectiva del patrimonio"Emilio de la Cerda:

El secretario ejecutivo del Consejo de Monumentos apunta: "La incorporación de los monumentos y zonas típicas como nuevos beneficiarios de esta ley es un paso acertado en la protección efectiva del patrimonio. Asimismo, estos mecanismos deben seguir apuntando no sólo a la conservación, sino que a la generación de nuevo patrimonio, ya que la historia es un proceso acumulativo. En esa misma línea, y de manera complementaria a este anuncio, el CMN y la Dibam están impulsando la modificación a la Ley de Monumentos, que esperamos venga a saldar la profunda deuda que el país tiene con su patrimonio".

" Bienvenida la modificación si multiplica los posibles destinatarios de donaciones"Agustín Squella:

"Bienvenida la modificación si ella amplía el espectro de los donantes y multiplica los posibles destinatarios de donaciones, porque lo que el sector privado aporta al desarrollo cultural es poca cosa y parece estimularse sólo cuando se le incita con beneficios tributarios; es decir, con una renuncia del Estado a percibir parte de algún impuesto. En consecuencia, las donaciones culturales gravan también al Estado. Y porque gravan al Estado hay que considerar la formación de un fondo común sobre la base de una mínima proporción de lo que cada donante entregue a los donatarios elegidos por él. Un fondo de ese tipo serviría para apoyar actividades artísticas y patrimoniales que, por motivos independientes de su calidad, no suelen ser favorecidas con donaciones privadas", sugiere el ex asesor de cultura de Ricardo Lagos.

"Buena medida es sumar a las pequeñas y medianas empresas"Arturo Navarro:

El director del Centro Cultural Estación Mapocho, considera que "la ampliación de los donantes es un elemento importante. Tal como la posibilidad de que extranjeros hagan sus aportes. Eso sí, sería fantástico que la medida se extendiera a quienes vienen de paso, no sólo a los que residen en Chile. Otra cosa buena es que se sume a las pequeñas y medianas empresas de la cultura. En el caso de los propietarios de monumentos o inmuebles ubicados en zonas típicas, hay que ser cuidadosos. Si se entregan recursos a privados, no pueden usarse para fines ajenos a la cultura. Sería fantástico que las donaciones de colecciones de arte, con cargo al impuesto a la herencia, sean para los museos. Sí echo de menos un cambio: que las donaciones no sólo sean para proyectos específicos, sino que también a instituciones, a nivel general".

"Los beneficios de esta ley debieran llegar directo a la educación"Nicola Schiess:

"Me gustaría que los beneficios de esta ley llegaran directamente a la educación, siento que eso sucederá pronto. Las reformas van en esa línea. Considero clave generar un hábito cultural entre los chilenos", comenta la presidenta de la Corporación Cultural Teatro del Lago.

"Vamos a mirar los aspectos tributarios de esta ley con lupa"Jaime Quintana:

El senador PPD que preside la Comisión de Educación y Cultura comenta: "Hay aspectos de esta reforma que son positivos. Pero también tengo aprensiones. Por ejemplo, me hace ruido que las empresas que tengan pérdidas, puedan hacer donaciones. Que extranjeros aporten, es interesante y justo. Sin embargo, seré particularmente cuidadoso con lo que ocurre en las mineras. Existe un estatuto de inversión extranjero y no podemos terminar borrando lo que hemos escrito. Vamos a mirar los aspectos tributarios de esta ley con lupa, pues no estamos disponibles para votar si esta reforma intenta facilitar la planificación tributaria para que las empresas eviten el pago de impuestos".

"Las empresas elegirán qué conservar"Rosario Carvajal:

La presidenta de la Asociación Chilena de Barrios y Zonas Patrimoniales dice: "Esta propuesta implica un retroceso democrático en el acceso a la cultura y a la preservación del patrimonio. Plantear como eje central el aumento de la inversión privada deja en las empresas la decisión sobre qué conservar. Toda política cultural y patrimonial debe tener al centro el rol del Estado con la participación de la ciudadanía. La incorporación de los dueños de inmuebles en zonas típicas como beneficiarios debe ser en función de una política pública y no sólo de una iniciativa que dependerá de las políticas empresariales".

"Los cambios están bien inspirados"Marcos Espinosa:

Como presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara Baja, el diputado radical afirma que estos cambios a la Ley de Donaciones "están bien inspirados y dentro de lo que quiere la comisión". Y agrega: "Sin embargo, vamos a esperar que ingrese el proyecto, porque puede facilitar un mal uso desde el punto de vista tributario, al ampliar tanto las opciones de las empresas. Me parece bien que se amplíe la cobertura a los pequeños empresarios del área".

"Es excelente que aumenten las opciones para donar"Francisco Brugnoli:

"Las donaciones con cargo al impuesto a la herencia, me parecen una gran medida. Ojalá fuera referida a los museos estatales, puesto que están en juego recursos del Estado. Además, me parece excelente que aumenten las posibilidades para donar, ya que hoy vivimos una crítica situación respecto a las contribuciones de la empresa privada. Por no contar con recursos, este año no podremos traer una selección de la Bienal de Sao Paulo al MAC. Es interesante, también, que se sumen las pymes. Felicito la medida", asevera el director del Museo de Arte Contemporáneo.

"Existirá más proactividad de los propietarios de monumentos históricos"Magdalena Krebs:

La directora de la Dibam, puntualiza: "Lo que más me alegra y esperanza de este cambio, es que disipará las dudas que surgieron con las modificaciones del gobierno de Lagos. Con respecto a la inclusión de los monumentos nacionales, espero que exista una participación mayor y más transversal, porque hoy sólo el Consejo de Monumentos puede recibir donaciones. Ahora, podrá existir más proactividad de los propietarios. También tengo la gran ilusión de que esto contribuya a la interacción entre el mundo empresarial y los propietarios de bienes en regiones. Las donaciones ahora están concentradas en Santiago, cuando más del 60% de los edificios patrimoniales están fuera de la capital".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>En 2010,</b> la Pequeña Gigante visitó Santiago gracias a la Ley de Donaciones Culturales. El concierto que Plácido Domingo y Verónica Villarroel ofrecieron, en 2007, en la Plaza de Armas también se financió por esa vía. Ambos fueron eventos gratuitos.
En 2010, la Pequeña Gigante visitó Santiago gracias a la Ley de Donaciones Culturales. El concierto que Plácido Domingo y Verónica Villarroel ofrecieron, en 2007, en la Plaza de Armas también se financió por esa vía. Ambos fueron eventos gratuitos.
Foto:COMPOSICIÓN DIGITAL: DANIELA SANHUEZA


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio


  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales