En combinación con un apoyo aéreo sofisticado de la OTAN:
Las nuevas "ratas del desierto" van a la guerra con armas antiguas en Libia

Los rebeldes empuñan los rifles británicos usados contra el Afrika Korps alemán en la Segunda Guerra Mundial.  

ANTHONY LOYD 

BENGASI.- El fusil en manos del rebelde entró en acción por primera vez hace 70 años contra los Afrika Korps de Rommel y todavía está matando hombres. "Le disparé a uno de los soldados de Jaddafi a 180 metros", se jactó Raban Zanussi, combatiente de 27 años en la línea del frente entre Ajdabiya y Brega. Aquí las fuerzas rebeldes y del régimen se enfrentan en el desierto, donde sus posiciones están delimitadas con defensas de tierra e hileras ocasionales de alambre de púas.

"Es un Lee Enfield británico, herencia de mi abuelo", explicó, mientras pasaba la mano por la vieja caja de madera del fusil. "Es 200 por ciento mejor que un Kalashnikov y con una precisión hasta los 270 metros. Pero tengo sólo una lata de 50 cartuchos, así que no lo uso para bromear". Y tomó una bala del cargador para demostrarlo. Tiene impreso "GB 1940".

La revolución libia cuenta con el respaldo del poderío aéreo más sofisticado del mundo, pero el conflicto en tierra aún se libra con armas y municiones tan antiguas como las de las "Ratas del Desierto"del 8º Ejército británico y no más nuevas que las de la Guerra Fría. Gran parte de éstas se incautaron de los depósitos provisionales de armas libias que fueron capturados en los primeros días de lucha. Es más común el equipo ruso, chino y belga, pero el flujo reciente de armas suministradas por los nuevos defensores de la revolución también es evidente. "Los qataríes nos han entregado algunos fusiles FN belgas como también misiles antitanque Milan", señaló Muftar Omar Hamza, comandante de compañía que encabeza el batallón Ali Hassan Jaber, llamado así por el camarógrafo de Al Jazeera muerto cerca de Bengasi en marzo.

En los 8 kilómetros de la línea del frente rebelde en las afueras de Ajdabiya no hay bunkers ni pequeñas hondonadas superficiales hechas a mano para proteger a los hombres de la artillería enemiga. Ellos descansan sobre colchones delgados y escapan del sol a la sombra de chozas hechas con las cajas de madera de las municiones.

Jeans y sandalias

Sin embargo, ha habido cambios significativos en esta fuerza desde marzo. La mayoría cambió los jeans y poleras por uniformes estadounidenses de segunda mano y abandonaron sus sandalias por botas para el desierto donadas por Qatar. Igualmente son evidentes las nuevas camionetas Toyota camufladas, y la cadena de mando, aunque todavía informal, parece vincularlos mejor con el liderazgo revolucionario en Bengasi y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Un combatiente contó que su posición había recibido hace poco la visita de un oficial de inteligencia militar francés, parte del destacamento asesor de la OTAN que según él estaba estacionado en Bengasi.

Sin embargo, a pesar de estos cambios y la guía de las fuerzas extranjeras, la probabilidad de una arremetida rebelde masiva hacia el oeste, desde Bengasi hasta Trípoli, parece remota. Se necesitará más tiempo, armas y municiones para tener alguna posibilidad de éxito. Las unidades rebeldes en el extremo oeste de Libia, las que, según se informa, han avanzado hasta 80 kilómetros de la capital, presentan una amenaza más inmediata para el régimen.

Diplomáticos extranjeros y el Consejo Nacional de Transición aún esperan que el "gran impulso", si es que se da, ocurra sólo después de la remoción de Moammar Jaddafi por su propio círculo interno o como resultado de un motín interno. El peor escenario es que Trípoli se vuelva un campo de batalla.

 Rusia critica a Francia por enviar armas

El gobierno ruso pidió explicaciones a Francia sobre el suministro de armas a los rebeldes libios, declaró el ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov.

"Si esto se confirma sería una grave violación de la resolución 1970" del Consejo de Seguridad de la ONU, añadió el jueves Lavrov, citado por las agencias rusas.

Francia confirmó el miércoles que envió por aire armas a los rebeldes en las montañas del oeste, con lo que se convirtió en el primer país de la OTAN en reconocer haber armado directamente a los insurgentes.

Las autoridades en París señalaron que no se violó el embargo de la ONU debido a que las armas son necesarias para defender a los civiles que están en peligro.

Entre los armas que se entregaron se encuentran misiles antitanque Milan.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Un rebelde libio empuña un fusil Kalashnikov</b> en Bengasi para celebrar la orden de arresto contra Jaddafi, emitida por la Corte Penal Internacional.
Un rebelde libio empuña un fusil Kalashnikov en Bengasi para celebrar la orden de arresto contra Jaddafi, emitida por la Corte Penal Internacional.
Foto:AP


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio


  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales