Está a 12 horas navegando desde Puerto Montt, sobre un acantilado:
La cruda y aislada vida de los marinos en el faro Guafo

Los "fareros" reciben una particular instrucción pues deben saber cocinar, coser y hasta atender emergencias médicas por radio.  

SOLEDAD NEIRA y EVELYN CAMPOS 

Aislados del mundo, cuatro "fareros" de la Armada pasarán los próximos 4 meses dentro de una pequeña instalación encaramada en un acantilado a 144 m.s.n.m., en isla Guafo, en la región de Los Lagos.

Estarán acompañados sólo de una colonia de lobos marinos y de un implacable viento. Tan fuerte que en 1973 botó el segundo piso de la antigua casa del farero.

Guafo (que significa colmillo, en mapudungún) es uno de los 11 faros que hay entre Los Lagos y Magallanes, donde está el 80% de las 1.040 señalizaciones marítimas en 4.200 kms. de costa chilena.

"No es fácil vivir en un faro. No es la imagen del marino de barba, fumando pipa. Hay que trabajar duro", dice el sargento Víctor Carrillo (37), quien sale tras 5 meses "aislado".

En la escuela aprenden de todo: "mecánico, eléctrico, debe saber cocinar, coser... debe estar listo para cualquier cosa, porque de eso puede depender su vida", dice Carrillo.

Las emergencias médicas las resuelven por teléfono, radio o con médicos que llegan vía aérea.

En Chile hay unos 120 fareros. Egresan de la Escuela de Grumetes y cursan un año de especialidad. De los 120 compañeros que estudiaron con Carrillo, 10 quisieron ser fareros, pero sólo 6 lo lograron.

El faro Guafo está a 12 horas de navegación desde Puerto Montt. Es abastecido por mar -generalmente lo hace el buque Ingeniero Slight- y en ocasiones ayuda un helicóptero.

"Las personas no saben lo que hacemos acá. Piensan que uno vive en la torre del faro y lo cuida", pero "desconocen otras funciones, como observador climatológico", explica el sargento Eduardo Ibacache.

Y aunque el trabajo es duro es "bien pagado", dicen. Muchos faros son habitados sólo por hombres, pero hay algunos, como el Corona, en Ancud, y el Evangelistas, en Magallanes, que reciben familias.

"Con buen tiempo uno puede comunicarse todos los días con la familia", dice Pedro Labra (36), quien estuvo 9 meses en el Guafo, lejos de sus seres.

Pero ha habido casos sorprendentes, como el de un funcionario que estuvo 28 años en el Faro Evangelistas, en Magallanes.

José Barraza (36) ansía abrazar a Fabiana y Joaquín, "el hombrecito ha estado bien inquieto. Ha preguntado harto, contando los días para que vuelva", dice.

Llegan nuevos fareros al Guafo y todos saben que será dura la vida. Aunque ya no hay los problemas de antaño como comunicarse con palomas mensajeras o poner a un compañero fallecido en un congelador mientras llega ayuda para evacuarlo.

En una zona de navegación complicada "los faros brindan seguridad a las naves", dice el comodoro Rodrigo Álvarez, comandante en jefe de la Quinta Zona Naval.

"Los preparan para permanecer aislados en zonas remotas", dice Álvarez, quien recalca que son evaluados antes de cada periodo de aislamiento.

Pero principalmente deben tener vocación "y estar dispuestos a sufrir las incomodidades naturales de un lugar hostil para vivir", apunta Álvarez.

 Instalan faro en Bahía Cook

La Armada instaló un nuevo faro en la Bahía Cook, al noroeste del Cabo de Hornos y el principal acceso al lado occidental del Canal Beagle. Con ello, el viaje a la Antártica -que desde Punta Arenas demora 72 horas, aproximadamente, hasta las bases Frei o Prat- se acorta en 8 horas o unas 100 millas náuticas.

La operación se realizó en 10 días de intenso trabajo, y en ella participaron el buque antártico "Óscar Viel", la Lancha Servicio General "Hallef" y un helicóptero naval.

Lejos de todo

Domingo Inostroza

"La ventaja que tiene este faro es que cuenta con teléfono, y uno puede comunicarse con sus familiares y no está tan solo".

Héctor Fuentes

"Por lo general en la mañana hay tiempo para nosotros, en la tarde hay trabajos, y luego vemos la TV".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Nuevo Faro. La difícil tarea de montar la estructura.<br/>
Nuevo Faro. La difícil tarea de montar la estructura.

Foto:ARMADA DE CHILE

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales