Manuel Gutiérrez falleció de un disparo durante la madrugada de ayer:
Investigación maneja dos hipótesis sobre mortal baleo a joven en Macul

Hermano que lo acompañaba acusa directamente a Carabineros, pero los uniformados niegan participación.  

Rodrigo Vergara 

"Algo me llegó en el pecho...". Las seis palabras pronunciadas por Manuel Eliseo Gutiérrez Reinoso (16), pasadas las 23 horas del jueves, marcaron el fatal destino del estudiante de electrónica. Moriría dos horas más tarde por el impacto de una bala 9 mm, cuyo origen no está del todo claro. Por eso existe una investigación en el Ministerio Público con dos teorías: un tiro percutido por carabineros, o que el proyectil pudo venir de otros enfrentamientos desarrollados a poca distancia del lugar de la tragedia ocurrida en calle Amanda Labarca, casi al llegar a Américo Vespucio, en Macul.

"Los vi disparar"

Gerson Gutiérrez (22) es hermano de la víctima. Desde que nació sufre una compleja enfermedad que lo tiene en sillas de ruedas. Es el segundo de los cuatro hermanos, y -confiesa- siempre ha mantenido una relación profunda con el menor Manuel, o "Manu", como le decían. "Él era mis piernas", reconoce.

El jueves no fue diferente. Según cuenta, "venía llegando de una reunión de la iglesia. Tomé once y salí a mirar un poco el ambiente, como lo había hecho la noche anterior. Teníamos la idea de poder ir hacia el lado de la pasarela. Ahí había gente manifestándose. Estaban haciendo un cacerolazo".

Gerson recuerda que en principio no quería ir, pero que "Manu" lo convenció, y que incluso consiguió el permiso de la madre de ambos, Mireya Reinoso.

"Me siento culpable", dice el joven. "Soy -agrega- el autor intelectual de la muerte de mi hermano...". El joven cuenta que al llegar al pasaje Amanda Labarca con Ramón Cruz (iban con otro amigo, Giussepe Ramírez), caminaron en dirección hacia Vespucio. Había cerca de cien personas manifestándose por el segundo día de paro nacional y una barricada al final de la calle (cuando se junta con la caletera).

De acuerdo con la versión de Gerson, en un momento pasó un radiopatrullas de Carabineros, y desde dentro del vehículo se efectuaron los disparos: "Yo los vi disparar. El que iba en el copiloto, él disparó". Éste es el testimonio que el joven entregó, junto a su abogado Washington Lizana, durante la tarde de ayer en la Brigada de Homicidios (BH) de la Policía de Investigaciones (PDI), unidad que lleva la causa por encargo de la fiscalía de flagrancia de la zona oriente capitalina.Pero los uniformados salieron al paso de la versión de la familia. El general Sergio Gajardo, segundo jefe metropolitano de Carabineros, quien incluso descartó una investigación interna, indicó: "Descarto de plano la participación de carabineros. Sé que hay alguna versión dada por algunas personas que estaban con él (que indican) que habría pasado un vehículo por el lugar donde ellos estaban y ese vehículo cumpliría no sé con qué características que ellos lo atribuyen a que era un vehículo de Carabineros".

"Me he entrevistado -añade- con el comisario de la unidad del sector, con el prefecto de la repartición, y descarto de plano la participación de carabineros, al menos disparando armas de fuego contra un joven con las características y las circunstancias que hemos conocido". El oficial explica, eso sí, que si la fiscalía los requiere, entregarán los antecedentes que manejen y las armas para su peritaje.

Diligencias

Hasta donde habían podido establecer ayer la Fiscalía Oriente y la BH, a la hora de los hechos se registraban fuertes disturbios desde Vespucio al oriente, mientras que al poniente de la autopista (hacia donde estaba la víctima) había gente reunida y un grupo de jóvenes que levantaba una barricada y rompía mobiliario.

Hasta ese lugar llegaron carabineros por ambas pistas de Vespucio y lanzaron lacrimógenas. Según Carlos Burgos -quien recibió un disparo en el hombro a pocos metros de Manuel-, cuando el humo de las bombas fue liberado se sintieron tres detonaciones. "Sentí como que una piedra me golpeó en el hombro y luego vi que el joven caía. Había humo, y no vi disparar a los carabineros", relata el testigo.

La fiscalía ordenó empadronar e incautar el armamento de servicio y particular a los uniformados que trabajaron en la zona. También analiza imágenes de la autopista que muestran que en el lugar, a la hora del disparo, trabajaban policías de la 43ª Comisaría de Peñalolén y de la 46ª de Macul. "Se ven carabineros y destellos de disparos, pero no se puede establecer si los tiros salen o no de carabineros", comenta una fuente cercana a la investigación.

Se estableció, además, que al oriente de Vespucio una pandilla trató de saquear un servicentro. Ahí, un funcionario de la bencinera repelió el ataque con una escopeta. No se descarta que los disparos pudieran venir de ese sector. Es clave, para determinar el origen, el ángulo de entrada del tiro en el cuerpo. Trascendió que el disparo entró en el pecho con una leve inclinación que daba un ángulo pequeño con trayectoria de arriba hacia abajo. Anoche se conoció un video que muestra al joven en una barricada a algunas cuadras de donde falleció.

"Apareció un radiopatrullas que lanzó tres disparos a quemarropa. Uno de esos disparos le llegó a mi hermano".

GERSON GUTIÉRREZ
HERMANO DE LA VÍCTIMA

"Descarto de plano la participación de carabineros... al menos disparando armas de fuego contra un joven".

GENERAL SERGIO GAJARDO
SEGUNDO JEFE METROPOLITANO

 Los sueños que quedaron truncos

"Yo te extrañaré, tenlo por seguro... Fueron tantos bellos y malos momentos que vivimos juntos". Así rezaba la letra de la canción del grupo evangélico Tercer Cielo que Benjamín y Samuel ensayaban ayer en la iglesia pentecostal de la población Jaime Eyzaguirre. Ambos se preparaban para recibir el cuerpo de Manuel Gutiérrez, un activo feligrés y participante del coro eclesiástico.

"Manu" prácticamente nació en la iglesia. De pequeño componía letras con contenido religioso, que transformaba luego en canciones de estilo hip hop . Según sus familiares, aspiraba a ser el primero de su familia en llegar a la universidad y de ahí trabajar para mantener a su madre divorciada y a su abuela. Planificaba compartir su profesión con su pasión cristiana, por lo que deseaba transformarse, ya de adulto, en pastor.

También era aficionado al fútbol, aunque no era muy hábil. "Siempre lo poníamos al arco", recuerdan entre risas (y algunas lágrimas) unos amigos de la iglesia. Su equipo favorito era Colo Colo.

Pololeaba hace poco tiempo con una niña de su colegio, Cinthya, pero sus conocidos sólo se enteraron por su estado en Facebook. En esta red social escribió también: "Les puedo decir que soy un loco bueno para la talla".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales