Poesía: alientos nipones

por Roberto Oneli H. 

Kirigirisu es una traducción de haikús por Andrés Claro (1968). Ensayista, escritor y docente, ha publicado dos libros de poemas y otros sobre teoría del lenguaje; esta vez entrega algunas decenas de "versiones" de estos brevísimos poemas, cuyos orígenes se remontan al siglo XV japonés. El haikú es un poema de tres versos, dispuestos en la secuencia: pentasílabo, heptasílabo, pentasílabo, según el conteo ligeramente variable hecho en lengua romance. Suele proponer escenas autosuficientes, enunciados de enigmática simplicidad, en un ánimo contemplativo en relación con la naturaleza. Así al menos los conocimos con José Juan Tablada (1871-1945). De ahí la posibilidad de una revelación asombrosa, tanto como el riesgo del más excluyente enigma. Tras una instructiva "Nota preliminar" sobre las cualidades compositivas y culturales del haikú, estas versiones se componen de dos momentos por cada página: el poema en japonés castellanizado y luego en castellano propiamente tal. Así, nos encontramos con la reciprocidad natural en "Moritake": "Pétalos caídos/ vuelven a la rama/ Una mariposa". La ligazón secreta entre naturaleza y humanidad en "Yoso": "Cricrea el grillo/ bajo la mesa/ del que parte"; también en el yo meditativo de "Rosen": "Al ir partiendo/ la voz me fue devuelta/ por las totoras"; y en el intitulado: "Quiebro un brote/ de ciruelo en invierno/ Eco en mi codo". El fotográfico misterio de "Buson": "Luna de otoño/ Conejos que cruzan/ el lago Suwa". Si carecemos, como este reseñador, de competencias idiomáticas para evaluar este trabajo como traducción, encontraremos aquí una incitación para aprender el japonés y adentrarnos en una cultura cuya sabiduría sigue palpitando también en forma de palabras. Se trata de versiones que nos reenvían a la poesía vivida como asombro: tímida u osada tentativa de verbalizar, es decir, de comunicar, la maravilla del mundo.

Jardines imaginarios es el quinto poemario de David Bustos (1972), quien ha sido antologado varias veces y recibido distinciones diversas, aparte de desempeñarse como guionista y editor. Este libro comienza con "El parque de los venados", poema que marca la pauta anímica, compositiva y temática: "Después de 49 días de meditar bajo una higuera/ Después de mortificarme con frío, sueño y hambre/ [...] Después de esto y lo otro y en el principio// Apago mis palabras como si se tratara de una vela/ Humedezco mis dedos con saliva/ Abro los ojos". Un clima iniciático perceptible también en "El templo ha abierto sus puertas", con la serena solemnidad de un ritual: "[...] Los pies son una voluta de raíces azules,/ mis brazos abiertos y quebrados se mecen con el viento,/ escucho a los queltehues graznar rasantes en la hierba.// Mientras, un bosque húmedo despierta dentro de mí". Atmósfera nipona traducida con dejos de haikús, en cuanto brevedad, calma, inminencia, como en "El estanque de los nenúfares (1899)", cuya sección final dice: "Monet descompone su paleta de colores/ traza a una muchacha pelirroja/ galopando desnuda sobre un tigre de bengala./ Los pezones flotan en las aguas del inconsciente". Poesía de la cadencia prosística y la línea desbordada; no de la métrica: el justo aliento para su fértil imaginación. Según el poético y elogioso epílogo de José Kozer, "estamos ante un libro que respira disolución, aspira a la disolución, quiere ser inscripción abierta a su propia disolución, claro está, después del registro, la huella, el trazo (la escritura)". El problema es la escritura disuelta a veces en desbordes injustificados, y en hermetismos de cerrazón poco poética (ver la eclipsada belleza de "Paisaje marino"). El peligro de la contingencia: cuando un pasaje podría funcionar también de otro modo. Cuando la poesía estuvo cerca, pero no cuajó en poema. Como fuere, esta continuidad ofrece parques valiosos, que conviene visitar.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Kirigirisu Traducción de haikús por Andrés Claro Tácitas, Santiago, 2010, 93 páginas
Kirigirisu Traducción de haikús por Andrés Claro Tácitas, Santiago, 2010, 93 páginas

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales