El arte de la transformación

 

Graciela Speranza afirma en el prólogo a los Relatos reunidos que el cuento "Guiando la hiedra" podría considerarse como una metáfora de la poética practicada por Hebe Uhart. Su texto se inicia con la descripción de una actividad trivial y rutinaria: "Aquí estoy acomodando las plantas, para que no se estorben unas a otras, ni tengan partes muertas, ni hormigas", pero un poco más adelante la voz narrativa comienza a mirar su jardín "como si fuera de otro", cambio sutil del punto de vista que convierte la trivialidad en una minuciosa exploración del ser femenino. Transformaciones similares ocurren a lo largo de todo el volumen: las voces narrativas de Hebe Uhart, voces que narran desde su interioridad, que observan lo que sucede a su alrededor, o que narran desde el punto de vista de uno de sus personajes, asumen perspectivas desacostumbradas para representar la cotidianidad a partir de un detalle nimio, de un gesto casi desapercibido o de una afirmación ingenua. Cada relato se convierte, así, en una exploración de los aspectos intrigantes que sólo miradas apropiadas pueden descubrir en las más inocentes o anodinas fisonomías de nuestros comportamientos cotidianos. "Todavía no se explicaba cómo se pudo caer". Con esta frase comienza el primer cuento recogido en el volumen. A partir de la observación de este hecho trivial, que escuchamos repetido casi todos los días, la voz narrativa nos va introduciendo gradualmente en las relaciones de dos ancianas cuyos escasos recursos económicos ocultan un depósito inesperado de calor humano y solidaridad. La mención de otro comportamiento habitual: "Cuando Leonor era chica, su mamá hacía albóndigas de harina de mandioca", sirve de punto de partida para cubrir los largos años que cubren la transformación de una ingenua niña campesina en una mujer proletaria de los arrabales urbanos de Buenos Aires.

Además de la perspectiva con que son contempladas, la mayoría de las historias de Relatos reunidos se sostienen sobre el desplazamiento de los personajes desde las periferias hacia los centros urbanos y las consecuencias espirituales que tal movimiento produce en quienes se desplazan. Paradigma de todo lo anterior es el cuento "Memorias de un pigmeo", donde la metamorfosis en elemento urbano de un individuo distinto, proveniente de la selva, es relatada desde la perspectiva de su mismo protagonista, mecanismo que permite ofrecer imágenes sorpresivas de tanta sugerencia y riqueza de matices como las que se encuentran en "Señorita" o "Mudanzas", dos de los relatos más complejos del volumen.

Conducir al lector hacia un mundo que me atrevería a llamar "desacostumbrado cotidiano" es un proceso que se inicia con los mismos títulos de los cuentos. ¿Qué se oculta detrás de declaraciones tan simples y de apariencia tan ingenua como "El amigo de Luisa", "Un posible marido viejo" o "Mi nuevo amor", para citar sólo un par de ellas? Reconozco que el deslizamiento hacia los secretos de lo trivial y cotidiano fue practicado por prestigiosos escritores argentinos cuyos nombres alcanzaron difusión continental cuando nosotros no conocíamos aún el de Hebe Uhart. Pero en sus cuentos, las dimensiones escondidas de lo trivial no están más allá de los gestos cotidianos simplemente porque son tan anodinas como ellos, aunque plenas de desconocidos significados, como se revela en "El tío y la sobrina". No hay que cruzar umbrales para llegar a ellas porque lo extraño se encastilla en la rutina y en lo aparentemente sin propósito. Su presencia es revelada por los vacíos que quedan entre las palabras, por los silencios de las voces narrativas, por comentarios de engañosa sencillez o por los diálogos incompletos de los personajes. El lenguaje de Relatos reunidos es, por lo mismo, un código esencial donde lo accesorio no tiene cabida. Lenguaje de calidad artística sobresaliente que muestra sin definir, que sitúa sin calificar, cuyo movimiento horizontal avanza abriendo sucesivas interrogantes sin ofrecer respuestas.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Relatos reunidos Hebe Uhart Alfaguara, Santiago, 2010, 505 páginas, $21.900. Cuentos
Relatos reunidos Hebe Uhart Alfaguara, Santiago, 2010, 505 páginas, $21.900. Cuentos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales