Patricio Walker, senador DC:
"La DC debe presentar candidato presidencial a las primarias sí o sí"

Reconoce que -si se decide- la primera opción de ser la candidata presidencial de la Concertación la tiene la ex Mandataria, pero no renuncia a que la DC presente un precandidato, pese al pacto electoral que sellaron con el Partido Socialista, que molestó a sus socios del PPD y el Partido Radical. Además, analiza la crisis de la Concertación, el conflicto estudiantil y la toma del ex Congreso, que critica con fuerza.  

Cecilia Derpich 

Perdió la cuenta de cuántas veces ha viajado a la Región de Aysén este año. Pero asegura que está a punto de cumplir la meta que se autoimpuso cuando asumió como senador por la zona: conocer todas las localidades, desde Raúl Marín Balmaceda por el norte, hasta Villa O'Higgins, en el extremo sur.

El jueves, tres horas antes de iniciar el recorrido que lo llevará a Ñirihuau, Villa Ortega, Rodeo Los Palos y El Gato, el senador de la Democracia Cristiana, Patricio Walker, ahonda en los temas que han hecho que su partido esté en el centro de la polémica esta semana: el pacto electoral y político con el Partido Socialista que provocó el enojo del resto de la Concertación, y la posibilidad de ampliarlo al Partido Comunista. Los resultados de la encuesta Adimark que muestran que prácticamente solo uno de cada 10 chilenos apoya a la Concertación. El conflicto estudiantil y la posibilidad de alcanzar un acuerdo entre todos los actores y la toma del ex Congreso, de la cual fue coprotagonista tras convertirse en uno de los principales críticos de la actuación del presidente del Senado, Guido Girardi.

-¿Cómo evalúa el pacto DC-PS confirmado esta semana?

-Es un acuerdo histórico e importante. Cuando el centro político tenía posturas irreconciliables con el PS, todos sabemos en qué terminó eso. Y el hecho de que la DC y el PS hayan decido priorizar una alianza política que va mucho más allá de una alianza electoral, va a permitir que el país gane en gobernabilidad democrática. Son dos partidos que tienen un alto sentido de responsabilidad política. Es cosa de recordar lo que fue Camilo Escalona como presidente del PS durante el gobierno de Michelle Bachelet que estuvo dispuesto a asumir muchos costos, con el propósito de que al gobierno le fuera bien.

- ¿No le parece que este subpacto genera aún más divisiones dentro de la Concertación? Así lo ven el PPD y el Partido Radical.

- Sigo sin entender la sobrerreacción de la presidenta del PPD, Carolina Tohá. Es a lo menos sorprendente, porque a ellos se les ofreció ir en una sola lista para las elecciones municipales y tanto el PPD como el PR se negaron a suscribir un acuerdo.

-Usted define esta alianza como "política" y no solo electoral ¿Qué es lo que los hace más cercanos al PS que al resto de los partidos de la Concertación?

-No hemos excluido a nadie. Ellos mismos se excluyeron. Los presidentes de la DC y el PS le ofrecieron al PPD y al PR armar un solo pacto electoral. Ellos, lamentablemente y nuevamente, porque también lo hicieron en 2008, se negaron a eso. Nadie está obligado a lo imposible. Efectivamente, nosotros con el PS somos partidos que tienen una raíz doctrinaria muy fuerte, tenemos concepciones de la sociedad, de la vida, del hombre, que todo el mundo las conoce.

-¿Concepciones bastante distintas, no?

- Son distintas, pero parte de la riqueza de nuestra coalición de centro izquierda es la diversidad. Hemos sido capaces de ponernos de acuerdo en torno a programas concretos, lo que le ha permitido al país tener mayor gobernabilidad y estabilidad. Cuánta gente añora la estabilidad y la gobernabilidad que había en los gobiernos de la Concertación. Creo que los cuatro partidos de la Concertación ayudaron a que eso ocurriera, pero naturalmente la DC y el PS tuvieron un rol fundamental.

PC: "Sería una incoherencia ser coalición"

-El PS reafirmó su intención de incorporar dentro del pacto al Partido Comunista ¿Cómo ve esa intención?

-El presidente del PS, Osvaldo Andrade, tuvo la delicadeza de decir que ellos intentaban seducir con esta idea a la DC y no imponerle esta propuesta.

-¿Y a usted, le seduce la idea?

-Tengo un gran respecto por Guillermo Teillier. Es una persona sensata, razonable, que sinceramente ha hecho un aporte al Congreso. Por ejemplo, esta semana me consta que él ayudó a que Camila Vallejo se sentara con los parlamentarios a buscar un acuerdo en el tema educación. Soy partidario de un pacto por omisión con el PC, porque no me gusta la exclusión. Mientras exista el sistema binominal, tienen que haber pactos por omisión para que las fuerzas minoritarias estén dentro del Parlamento.

-Hay quienes plantean que se debe ir más allá del pacto por omisión e incorporar al PC a un pacto.

-Soy partidario de que se mantengan los pactos por omisión, pero otra cosa es ser parte de una misma coalición política, ahí tengo aprensiones. Porque mientras el PC siga apoyando dictaduras, en China, en Cuba y en otros países, habría una contradicción con la DC que condena todas las dictaduras. Sería una incoherencia que formáramos parte de una misma coalición política con aquellos que, lamentablemente, en estas materias no tienen una sola línea.

-¿Ese es el único punto que siente que los separa?

-Tenemos diferencias importantes. Valóricas, la concepción de hombre y sociedad, eso es así. Sin embargo, creo que la piedra de tope es el apoyo de ellos a algunas dictaduras.

-¿La idea de no incluir al PC en una lista o pacto, ya está zanjada en su partido?

- Ese debate es artificial, porque no hemos tenido ninguna propuesta del Partido Comunista de ser parte de un subpacto político para las próximas elecciones municipales, o un subpacto electoral con la DC y el PS ni tampoco una propuesta por parte de ellos de ser parte de la Concertación. Si lo propusieran, habría que hacer un Consejo Nacional, una Junta Nacional y el partido tendrá que tomar su decisión.

"Bachelet tiene la primera chance"

-La encuesta Adimark, conocida esta semana, le da a la Concertación un 14% de aprobación y un 73% de rechazo ¿Es de los que piensan que la Concertación está muerta o por lo menos agonizante?

- Sin duda que esta encuesta es una tarjeta amarilla para toda la clase política, para los partidos políticos, para las coaliciones.

- ¿No le parece que un 14% es más bien una tarjeta roja para la Concertación?

- Es una tarjeta amarilla bien anaranjada. La verdad es que es un tema preocupante, porque cuando hay un descrédito generalizado de los partidos políticos, de las instituciones democráticas, hay un pequeño paso a que la gente diga ¡Que se vayan todos! Y eso es muy dramático. Por eso es clave hacer un nuevo pacto político institucional que nos permita hacer reformas políticas de fondo.

-Más allá de los cambios institucionales ¿Hay un componente interno que afecta en cómo la gente percibe y rechaza a su coalición?

- La gente rechaza y castiga a todos los partidos y a todas las coaliciones. A la Alianza y a la Concertación, y con más fuerza a la Concertación. Eso es porque no hemos estado a la altura de la circunstancias. A pesar de que se ha hecho un trabajo serio en el Congreso, lamentablemente quienes hacen noticia son aquellos que descalifican, que están permanentemente en la lógica de las querellas pequeñas y eso termina por debilitar a la política en general y a la Concertación en particular. Creo que la Democracia Cristiana tiene que cumplir un rol de articular acuerdos, sin complejos, porque de lo contrario, la tarjeta amarilla se va a transformar en tarjeta roja.

- Con esa proyección, ¿Cree que la Concertación pueda volver a ser gobierno en 2014?

- Existen altas posibilidades, pero sería muy mediocre de nuestra parte poner todas las fichas a que la Presidenta Bachelet nos venga a salvar y nosotros no hagamos lo que tenemos que hacer. La razón de ser de la DC no se agota en recuperar el gobierno. Hay un proyecto de país que tenemos que hacer presente.

-¿A qué se refiere cuando dice que no se pueden poner todas las fichas en Bachelet?

- Sin duda alguna fue una buena Presidenta y con razón la gente hoy día la estima y tiene una buena evaluación de ella. Sin embargo, yo soy partidario de que existan primarias y que la DC tenga un candidato, por eso acojo la invitación del PS de que todos los partidos puedan presentar candidatos a una primaria abierta de la Concertación. Pero sin duda también que hoy, la persona que tiene la primera chance para ser la candidata de la Concertación es la Presidenta Bachelet. Negar eso, sería engañarse.

-¿Sinceramente, hay tiempo de que surjan nuevos liderazgos pensando en que la campaña se desatará luego de las municipales?

- No hay duda de que Michelle Bachelet tiene la ventaja, pero creo en un esquema de primarias en que se empieza a formar un ambiente en que se discuten ideas y los precandidatos recorren el país. Ahí pueden surgir muchos liderazgos. Ahora, ¿qué pasa si la Presidenta Bachelet decide no competir? Tenemos que hacer nuestra pega sí o sí. Sería un error depender en un 100% de ella.

-¿La indecisión de la ex Presidenta ha afectado el surgimiento de liderazgos?

-No creo que haya que echarle la culpa al empedrado. No es la Presidenta Bachelet la responsable de que hoy día no existan liderazgos más consolidados.

-¿No afecta de ninguna manera?

-Tengo la sensación de que hay muchos liderazgos, hay muchas personas de mi generación y de otras en la Concertación que tienen un tremendo potencial y que en un esquema de primarias se pueden consolidar. Pero para eso falta mucho.

-¿Su partido tiene alguna posibilidad real de llevar un candidato presidencial si por ejemplo, en la última CEP, no figura ningún DC entre los cinco políticos más importantes de la Concertación?

-En una futura primaria, con o sin Bachelet, van a surgir liderazgos importantes.

-¿Cómo cuáles?

-No quiero dar nombres porque se dejan personas fuera. Pero tenemos muchos alcaldes y parlamentarios que pueden cumplir un gran rol.

-Muchos han interpretado el pacto PS-DC como la renuncia de la DC a llevar un candidato propio para las presidenciales.

-Me quedo con las palabras del presidente del PS, Osvaldo Andrade, a presentar candidatos para primarias abiertas y competitivas. La DC tiene que llevar un candidato a las primarias sí o sí. Y si la Presidenta Bachelet gana las primarias, la apoyaremos. Con mucho entusiasmo. Y si ella no es la candidata, hay muchas posibilidades de que uno de los nuestros sea el próximo candidato presidencial de la Concertación.

 "Ofrecemos nuestros votos para una reforma tributaria"

-¿Los estudiantes deben ser parte del debate legislativo?

- Los colegisladores somos nosotros y el Poder Ejecutivo. Y así como respetamos la autonomía del movimiento estudiantil, ellos también tienen que respetar nuestra autonomía. Pero eso no significar legislar entre 4 paredes. Cualquier acuerdo tiene que ser abierto a la ciudadanía y en diálogo con los estudiantes.

-¿Cómo lee el que los dirigentes se hayan sentado a conversar en el Congreso?

-El movimiento estudiantil está entendiendo que si ellos no son capaces de conducir las demandas de los estudiantes y las familias, van terminar muy mal parados. Me parece sensato y razonable su cambio de actitud.

-¿Qué postura tendrá la DC en el debate presupuestario?

- En materia de educación superior, somos partidarios de que exista gratuidad para el 70% de los estudiantes, pero tenemos que sentarnos a la mesa para llegar aunque sea, a una cifra intermedia que nos permita un acuerdo en educación. También impulsamos que el Estado aumente el monto de las becas, así como que exista una agencia estatal que se haga cargo del Crédito con Aval del Estado, y que rijan las condiciones del Fondo Solidario para todos, es decir, una tasa interés de un 2%, entre otras medidas.

-¿Qué salidas ve al conflicto?

-Con la nueva disposición de los estudiantes y con la actitud constructiva y generosa de la oposición y con una mayor disposición de entregar recursos por parte del Gobierno, es posible producir un acuerdo. Y si faltan recursos: reforma tributaria. Ofrecemos al Gobierno nuestros votos para hacer una reforma tributaria si no tienen recursos suficientes para financiar una reforma a la educación.

"El presidente del Senado no actuó de acuerdo a la investidura que él ostenta"

-Usted ha sido identificado como uno de los DC más críticos de la toma del ex Congreso y de las decisiones del senador Girardi ¿Por qué no apoyó la censura?

-Dos días después de ocurridos los hechos, los senadores DC nos reunimos y unánimemente manifestamos nuestro rechazo, por dos hechos. Primero por no haber condenado categóricamente lo ocurrido -que fue gravísimo porque no se puede interrumpir el funcionamiento del Senado mediante la violencia y la intimidación- y por eso lo que cabía era una condena clara y categórica que no se dio por parte del presidente del Senado el primer día. Y segundo, creemos que fue un error evidente el haber suscrito el compromiso de hacer una reforma a la Constitución, no por la reforma sino porque fue en base a una presión indebida.

-¿Le parece que la condena de la DC fue suficiente?

-La reacción de la DC fue muy enérgica y por eso exigimos cuatro condiciones a la mesa del Senado: reforzar las medidas de seguridad, condenar categóricamente los hechos, impulsar una investigación en el Ministerio Público y poner un abogado a cargo de esa investigación. Claramente, el presidente del Senado no actuó como hubiésemos esperado, no actuó de acuerdo a la investidura que él ostenta y por eso con mucha claridad establecimos esas cuatro condiciones y nos preocupamos de verificar que se cumplieran antes de votar la censura.

-¿Por qué la censura no?

-Si no se hubiesen cumplido las cuatro exigencias que hicimos los senadores de la DC, el resultado de la censura hubiera sido otro. Sinceramente, creo que en las últimas dos o tres semanas, lamentablemente se ha desviado la atención de los temas importantes, como la educación, por el tema de la censura. Creo que no correspondía la censura al presidente de la Cámara de Diputados y en el caso del presidente del Senado, desde el momento en que se cumplieron las cuatro exigencias que hicimos, no era necesario sumarse a la censura.

-¿Qué lecciones se pueden sacar tras este episodio?

-Cuando uno está en el cargo de presidente del Senado, hay que velar por el funcionamiento de la institución. Cuando fui presidente de la Cámara de Diputados, me tocó desalojar en nueve oportunidades. Nunca es grato desalojar y lo hice porque había que defender el funcionamiento de la Cámara de Diputados. Cuando uno está en cargos importantes, no hay que darse gustitos personales. Esa tiene que ser la lección. Pero quiero aclarar que nuestras críticas no fueron porque no se desalojara, sino por los dos hechos que expuse y en ese sentido, no es bueno que el presidente del Senado haya desviado la atención de nuestras críticas.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> </p>

 


Foto:Alex Valdes

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales