Para el período 2010 se inscribieron 5.677 voluntarias y hubo 1.002 cupos:
Más de 3 mil mujeres han postulado este año al Ejército para hacer el Servicio Militar

La institución castrense sólo abrió cupos para 730 jóvenes. Tres postulantes explican qué las motivó a participar de este proceso y cómo se preparan.  

Ximena Pérez G. 

Lorreynne Garrido (18) es la "matea" del curso en su liceo, donde estudia técnico en párvulos; pero también dice que es "la chica rara", ya que pertenece a la tribu urbana de los Otaku, fanáticos del animé japonés, que se visten como sus ídolos.

Ahora pretende, eso sí, cambiar los disfraces por el uniforme de conscripto: en septiembre se inscribió como voluntaria para realizar el Servicio Militar, su sueño desde los 14 años.

"Me gusta el Servicio Militar. Yo veía siempre la Parada Militar, me gustaba el uniforme, cómo utilizaban las armas", asevera. Y recuerda que la acompañó a inscribirse su papá: "Me dijo, '¿sabes en qué te estás metiendo, cierto?'. Le dije que sí, y voy a asumir todo lo que venga".

Al preguntarle por sus temores con el proceso, ella dice que sólo le asusta no quedar.

Es que el número de voluntarias cada año es mucho mayor que los cupos que abre el Ejército, la única institución de las Fuerzas Armadas que recibe mujeres para el Servicio Militar.

Para el año 2012 se han inscrito, por ejemplo, 3.416 voluntarias a la fecha, pero el Ejército sólo abrió cupos para 730.

Y para hacer el Servicio Militar este año se inscribieron 5.677 voluntarias y fueron acuarteladas 1.002. O sea, había más de cinco postulantes por cada cupo dispuesto.

Años atrás la diferencia era aún mayor. En 2007 hubo 8.294 voluntarias y se acuarteló a 1.030, por lo que se registraron ocho postulantes por cada cupo.

Selección

Las postulantes deben cumplir con ciertos requisitos -entre ellos estar solteras, no tener hijos ni estar embarazadas- y pasar por un proceso de selección, que incluye pruebas físicas.

Por eso Katherine Bruhn (18) dejó de fumar, y luego de inscribirse como voluntaria para el Servicio Militar en mayo, sale a trotar con sus amigas, hace ejercicio y anda en bicicleta. Tal como Lorreynne, dice que "el temor que más me da es no quedar, es lo que más me horroriza".

"Siempre me he querido inscribir, de chica. Yo creo que todos tienen un poco de miedo, pero uno es joven y se puede adaptar a cualquier tipo de cosa, y si le gusta, mejor", afirma.

Agrega que "lo que más me motiva es saber lo más esencial, que es tener orden, disciplina, tener tareas que hacer diariamente, y ayudar a la gente".

Katherine tiene primos y tíos en la PDI, en Carabineros, y en la Escuela Militar, y varios de sus amigos han hecho el Servicio.

La motivación de Natalia Saavedra (18) es distinta: "me gustan las reglas, y además encuentro que a mí me sirve porque mi mamá me sobreprotege mucho. Me va a servir para independizarme, para sacar más personalidad", confiesa.

Le preocupa, eso sí, no lograr aprobar los exámenes para terminar tercero medio con el plan "Salvemos el Año Escolar", ya que su colegio está tomado.

5,6
voluntarias por cada cupo dispuesto hubo para el Servicio Militar Femenino de este año. Sólo con las voluntarias inscritas hasta ahora para el proceso del próximo año, ya hay una proporción de 4,6 voluntarias por cupo.

2,5
voluntarios por cupo es lo que busca la Dirección General de Movilización Nacional para el contingente masculino de conscriptos. Este año podrían tener que recurrir a no voluntarios.

8
postulantes por cada cupo para el Servicio Militar Femenino hubo el año 2007, cuando postularon 8.294 voluntarias y se acuarteló a 1.030. Cada año ha ido bajando el número de postulantes.



 "Las damas ya son parte del servicio"

Considerando el número de postulantes por cupo, las mujeres superan ampliamente a los hombres, pero tal como en el caso de ellos, el número de voluntarias ha ido decreciendo en los últimos años.

"El tema está relacionado creo yo con las expectativas laborales y de estudio, que han ido aumentando año a año", plantea el coronel Alejandro Verges, del Comando de Operaciones Terrestres del Ejército, quien explica que las mujeres tienen casi los mismos beneficios que los conscriptos hombres y cumplen labores similares.

"Las damas, ya son parte del servicio. Están bastante más incorporadas, en los ranchos, en las actividades de instrucción en terreno, de marcha, con equipos de tiro, participan en los periodos básicos igual que los hombres", asegura el coronel.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Las postulantes Lorreynne Garrido, Katherine Bruhn y Natalia Saavedra aseguran que no le temen al rigor del entrenamiento. Su único miedo, afirman, es no quedar seleccionadas para recibir la instrucción.
Las postulantes Lorreynne Garrido, Katherine Bruhn y Natalia Saavedra aseguran que no le temen al rigor del entrenamiento. Su único miedo, afirman, es no quedar seleccionadas para recibir la instrucción.
Foto:CHRISTIAN ZÚÑIGA


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales