Grave descoordinación entre las policías en procedimiento de supuesto auto sospechoso en San Joaquín:
Tres versiones indaga la Fiscalía Sur por la muerte de carabinero en baleo con detectives

Efectivo que sobrevivió al hecho dice que detectives llegaron disparando y la PDI indica que sus funcionarios fueron atacados al intentar reducir a individuos armados.  

Equipo de Justicia y Seguridad 

Cerca de las 4:25 de la madrugada de ayer, la muerte del carabinero Miguel Faúndez Morales se convertía en el epílogo de lo que hasta anoche constituía una cadena de graves descoordinaciones policiales.

El efectivo recibió tres disparos -en una pierna, en un brazo y en la espalda- en un enfrentamiento con detectives en una gasolinera abandonada en Carlos Valdovinos, entre Santa Rosa y Pacífico, en San Joaquín.

¿Cómo comenzó a generarse este escenario?

Faúndez y un superior, el sargento Rodrigo Chávez Albornoz, ambos de la 50ª Comisaría, situada a 300 metros, llegaron hasta el lugar cerca de una hora antes y se estacionaron a un costado de la construcción.

Supuestamente, uno de los funcionarios conversó con el cuidador del lugar, J.P.F., y le habría advertido que eran carabineros y que iba a estar entrando y saliendo del sitio, pues estaban en un procedimiento.

No obstante, el nochero no habría creído tal explicación y comenzó a llamar a la PDI indicando que había un auto sospechoso en el terreno con personas armadas que decían ser carabineros.

Por ello, la PDI despachó personal para verificar el hecho.

Para aclarar lo que pasó después, cuando los detectives y carabineros toman contacto, la Fiscalía Sur indaga al menos tres versiones.

Desde Carabineros

Por una parte, está el testimonio del sargento Chávez, quien indica que ambos efectivos se encontraban durmiendo dentro del vehículo -que es arrendado y por ello su patente no estaba a nombre de Carabineros- cuando sintió balazos en su entorno. Habría reaccionado y alcanzó a efectuar algunos disparos. Luego se identificó como funcionario policial tras lanzar su placa y arma cerca de quienes le disparaban. A esas alturas, Faúndez yacía sin movimientos.

Desde Carabineros se informó que ambos policías estaban a la espera de prestar apoyo contra un posible robo a un servicentro localizado a una cuadra, hacia Santa Rosa.

Desde la PDI

Otra versión es la entregada por los detectives que llegaron al lugar para fiscalizar lo que se había denunciado como un vehículo y personas sospechosas. Estos policías indican que se acercaron al móvil en que estaban quienes resultaron ser los efectivos Faúndez y Chávez y al ver a estas personas, sin identificación institucional, con armas al cinto, abrieron la puerta del copiloto y trataron de reducirlos.

Fue entonces que los carabineros se despertaron y reaccionaron disparando. En este caso, no habría habido alguna seña de parte de Faúndez y Chávez de que eran funcionarios policiales al iniciarse el tiroteo.

Testigos

Una tercera versión de lo sucedido la aportó la pareja del cuidador de la bencinera en desuso, M.V.E., quien asegura que los primeros balazos que hubo en el lugar provinieron desde el interior del vehículo que ocupaban los carabineros.

Luego de eso, los detectives habrían respondido con una serie de disparos.

Todas estas declaraciones están siendo analizadas por el fiscal Patricio Pérez, de la zona sur de Santiago del Ministerio Público.

También dio su versión a los medios poco después de los hechos el guardia Sergio Sánchez, quien dijo que tras llegar los vehículos de la PDI, "empezaron a disparar altiro de adentro".

Para esta madrugada estaba planeada una reconstitución visual del hecho. La pesquisa consiste en establecer los ángulos y campos de visión que tenían todos los involucrados en el incidente.

Entre tanto, entrada la tarde el laboratorio de Carabineros, a cargo de las pericias, comenzaba a elaborar los primeros informes balísticos. Uno de ellos indicaba que en el vehículo de Faúndez y Chávez se encontraron 31 impactos de bala. De ellos, 28 eran atribuibles a los detectives y el resto a los efectivos que estaban en el móvil.

45 casquillos de bala fueron recogidos por personal especializado en el lugar del tiroteo. 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
DOLOR.- Efectivos del OS-9 de Carabineros consuelan a un colega del carabinero muerto durante el incidente con detectives en Carlos Valdovinos, comuna de San Joaquín, cerca de La Legua.
DOLOR.- Efectivos del OS-9 de Carabineros consuelan a un colega del carabinero muerto durante el incidente con detectives en Carlos Valdovinos, comuna de San Joaquín, cerca de La Legua.
Foto:Christian Zúñiga

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales