El biógrafo del monarca, José García Abad, sobre la situación actual de la Corona:
"Sin duda, esto marca un antes y un después. La disculpa del rey es un hito histórico"

El autor de "La soledad del Rey" comenta el año más crudo que ha vivido la monarquía española y profundiza sobre los acontecimientos de la última semana. En medio de una de las crisis más fuertes de la Zona Euro, la última cacería del rey fue repudiada por los españoles y el mundo. Tras las inéditas disculpas, el autor afirma que para la sociedad ibérica "el rey en estos momentos puede ser útil, pero ya no es necesario".  

Juan José Lyon Nuño 

El rey Juan Carlos fue el foco de los medios de comunicación la semana pasada por su viaje de cacería en Botsuana, tras el cual se hicieron públicas unas fotografías del 2007 en la que posaba con elefantes abatidos. Todo esto, en medio de una de las peores crisis financieras que vive su país, donde uno de cada dos jóvenes españoles se encuentra cesante, y que ha obligado al gobierno de Mariano Rajoy a aplicar severos recortes presupuestarios.

El episodio de la caza real se habría pasado inadvertido si el monarca no hubiese tropezado en un escalón que le ocasionó una fractura de cadera y que lo obligó a ser trasladado de regreso con urgencia a Madrid, para someterse a una cirugía de reemplazo de cadera en la mañana del sábado 14.

Luego del incidente, en un acto inédito, el monarca pidió perdón, asegurando estar arrepentido y que no volverá ocurrir, lo que algunos analistas ven como un antes y un después en lo que será el futuro actuar del rey.

En entrevista para "El Mercurio", uno de los biógrafos más destacados del monarca español y autor del libro "La soledad del rey", José García Abad, se refiere a la situación de la Corona, al príncipe de Asturias, la relación con su padre, los últimos escándalos financieros de la familia real y su futuro en la sociedad española.

-¿Cree que con las disculpas del rey Juan Carlos se dará por olvidado el episodio en África o que esto traerá un cambio profundo en su quehacer político y personal?

-Sin duda, esto marca antes y un después. Lo de las disculpas es un hito histórico que no se veía desde su abuelo, Alfonso XIII, y aunque no ha habido ninguna señal oficial de los cambios, ha trascendido desde el palacio que habrá cambios, como que el rey ya no saldrá de cacería u otras actividades de gran opulencia. Se sabe también que, sin duda, habrá cambios en cómo se muestra al público. Y en cuanto a su relación con la reina, habrá que esperar qué ocurre con las bodas de oro que cumplen el próximo mes, pero es esperable que se les vea más unidos por el acontecimiento.

-El rey sigue teniendo un gran patrimonio de popularidad. Es una persona simpática, que hace muy bien las relaciones públicas, que tiene mucha simpatía y que puede hacer cierto papel moderador entre los partidos políticos para reducir tensiones. Y respecto de los problemas que tiene España con comunidades autónomas con tendencia de independencia, como Cataluña y el País Vasco, pues esa popularidad del rey puede ser útil para el Estado.

-Pero claro, el rey en estos momentos puede ser útil, pero ya no es necesario, por decirlo de una forma sintética.

-El rey ha asistido a múltiples cacerías a lo largo de vida, ¿por qué esta caza en África causó tanto revuelo? ¿Será consecuencia del antes y después que usted menciona?

-Ahora coinciden varias cosas, primero, el precedente del escándalo financiero del yerno, Iñaki Urdangarin, pero también la situación de profunda crisis económica de España, en que este tipo de expediciones de caza polemizan más porque hay toda una situación de angustia nacional en el terreno económico. Y luego, además, ha venido en un momento en el que el rey en otro momento habría intervenido, me refiero a la expropiación de Repsol en Argentina, y esta vez no ha ejercido ese papel que habitualmente hace en las relaciones con los países americanos.

-Tal como lo plantea en su libro, ¿podemos hablar de que está consolidada la monarquía en España?

-No, no lo está, y ahora está pasando por la peor prueba la institución, porque en España no hay monárquicos pero sí hay "Juan Carlistas", gente que agradece al rey los servicios prestados para la transición de la dictadura. Pero ahora, el prestigio del rey y de la familia real está en su mínimo y ese papel de don Juan Carlos está ahora puesto en cuestión.

-En mi opinión, no obstante, eso no quiere decir que mañana va a venir la república en España. Hoy en día se están escuchando voces reclamando la abdicación suya en el príncipe Felipe, algo que no se había escuchado hasta ahora. El tema de la abdicación no estaba en debate público y ahora es general esa reclamación en los medios de prensa.

-Pero usted ha mencionado en otras oportunidades que la prensa ha tenido durante años una especie de trato privilegiado hacia los reyes. ¿Se estará rompiendo ese trato?

-La prensa hasta ahora ha tenido, justamente consciente de que la monarquía no estaba consolidada en España, una suerte de autocensura, con una cierta complejidad para no acelerar lo que pueda representar una incertidumbre adicional dentro de la situación política española. Y esa autocensura, esta especie de complicidad, ha ido reduciéndose en el último tiempo, concretamente desde el caso Urdangarin, con la imputación del yerno del rey en temas de corrupción. Ahí arranca una diferencia en el trato, ya se ha acabado esa complicidad con la prensa y hoy en día se le exige transparencia al monarca.

-¿Cómo definiría usted al rey?

-El rey es un hombre que tiene un gran olfato político, él suele decir que de cabeza poco, pero que de nariz mucho. Es una persona muy inteligente, desde la época de Franco ha pasado por gobiernos de derechas y de izquierdas, y desde luego, tiene una experiencia política extraordinaria. Lo que pasa es que él, a partir del golpe de Estado frustrado de 1981 decidió dedicarse más a sus placeres que a la política. Y creo que hay una especie de contrato social implícito, en el cual él dice: "Vosotros hacéis lo que queráis, no me meto en política, pero dejadme a mí que viva como quiera". Creo que es una especie de contrato social que se abre desde el año 81.

La proyección de la monarquía

-Llama la atención el hecho de que el rey haya dado sus disculpas solo, sin la reina ni la familia real, ¿podremos estar hablando de cierta división dentro de la familia, tras los problemas de este año?

-Cuando ha tenido este accidente en Botsuana, en que se le ha roto la cadera, la reina se fue a Grecia cuando él venía a España. Y de hecho, en la primera visita que tuvo al hospital, estuvo solamente 15 minutos con el monarca. Fue llegar, hablar con los médicos y bajar. Claramente, hay una relación muy fría entre ellos".

-Luego de estos episodios ¿cuál es la proyección que le ve a la Corona española?

-Si hoy, en un plazo razonable, el rey abdicara, yo creo que la monarquía podría mantenerse con el príncipe Felipe, que es una persona seria y muy preparada, pero el rey ya ha anunciado muchas veces que él no piensa abdicar, que él seguirá con la corona hasta la muerte. Entonces si pasan años, la consolidación de la monarquía se va haciendo más difícil, porque claro, los mayores como yo pasamos miedo con la muerte de Franco y el rey hizo un papel de reducir riesgos en la transición, pero los jóvenes de hoy, los que no tienen esta edad, no entienden que la jefatura de Estado sea hereditaria. La monarquía se considera una antigüedad que pudo ser útil en un momento determinado, pero que ahora no tiene tanto sentido, tanta justificación.

-¿Y esta popularidad del rey se transfiere a su familia?

-Por eso digo que aquí hay "Juan Carlistas", pero no hay monárquicos. Y el hijo que está bien preparado, que ha ido a todas las tomas de poder de presidentes latinoamericanos, que ha estudiado muy bien el país, que ha hecho un buen papel, no tiene el carisma que tiene el padre. Y en esto de la monarquía, lo importante no es estar bien preparado, pues hay mucha gente bien preparada en España, la cuestión es tener esa magia que da la monarquía y, en eso, Felipe ha salido más bien a la madre, tiene más sus características que las del padre. El príncipe Felipe carece de esa misma simpatía general que despierta el padre.

-¿Cómo podría el rey transferir su popularidad al príncipe?

-El rey si ahora mismo abdicara en el hijo, no habría problema. Pero el rey no está dispuesto a abdicar.

-¿Hoy en día cuáles son los beneficios que recibe España por tener una monarquía?

-En ámbito político interno, el rey puede hacer el papel de evitar que conflictos lleguen a nivel dramático, hacer el papel de hombre bueno. Y en el papel internacional, él es la mejor relación pública de la nación. Es un hombre que en el contexto latinoamericano ha realizado gestiones muy importantes para el país. Pero este incidente que ha ocurrido ahora con la caza de elefantes no contribuye a aumentar su popularidad en América Latina.

- ¿Y qué estrategia cree que podría seguir la monarquía para sobrellevar los últimos escándalos?

-El rey ha tratado, justamente cuando surgen los escándalos en la familia -con los yernos Marichalar y después Urdangarin-, de limitar el ámbito de lo que es la familia real. Ha intentado que se entendiera que la familia real, desde el punto de vista institucional, es el rey, la reina y los príncipes. Pero esto ni siquiera es legal, porque por ley, desde 1981, la familia real está definida perfectamente: es el rey, la reina, pero también las infantas, el príncipe y sus respectivos hijos.

-Lo que él ha querido hacer, desde el punto de vista de imagen y de relaciones públicas, se puede intentar, pero es muy limitada la posibilidad que tiene. La familia real forma parte de la institución del rey.

 36 años de monarca

Comienza reinado

El 22 de noviembre de 1975 Juan Carlos I es proclamado rey tras la muerte de Francisco Franco, de acuerdo con la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado de 1947.

Enfrenta el golpe de Estado

El 23 de febrero de 1981 se produce un intento de golpe conocido como el 23-F. La intervención televisiva de Juan Carlos I desautorizando el golpe fue clave para acabar con la insurrección, y contribuyó a aumentar su carisma ante la sociedad y los sectores políticos.

Visita Chile

La primera visita de un rey de España a Chile se produjo el 21 de octubre de 1990. Junto a la reina realiza actividades en Santiago, Valparaíso y Valdivia.

Juegos Olímpicos

Inaugura los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992.

De cacería

en Rumania

En octubre de 2004 el rey participa de una cacería de osos en Rumania, la que despertó las primeras críticas por su pasatiempo.

"Por qué

no te callas"

Juan Carlos I sorprendía al mundo en noviembre de 2007 espetando un sonoro "¿Por qué no te callas?" al Presidente venezolano Hugo Chávez, durante la Cumbre Iberoamericana en Santiago.

Yerno cuestionado

El 12 de diciembre de 2011 el jefe de la Casa del Rey anuncia que se aparta al yerno del monarca, Iñaki Undargarin, de la agenda oficial por su comportamiento "no ejemplar".

Incidente

en África

El 13 de abril el rey se fractura la cadera en un hotel de Botsuana durante una cacería. Al día siguiente es operado de urgencia en Madrid. Poco después se hace pública la foto en la que el Jefe del Estado posa junto a un elefante abatido.

Pide perdón

Dos días después del incidente el rey pide perdón por la cacería. "Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir", dijo el jefe de la Corona.

El biógrafo que toma el pulso a la corona

José García Abad es autor de varios libros. Licenciado en Ciencias Políticas y en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, ha dedicado toda su vida al periodismo. Fue secretario de redacción de la revista Desarrollo, director de Panorama Económico, fundador y primer director de la sección de economía de Diario 16 y director del grupo periodístico Nuevo Lunes. Ha sido presidente en tres ocasiones de la Asociación de Periodistas de Información Económica, y es autor de los libros "El Príncipe y el Rey", "La soledad del Rey", "El Maquiavelo de León"y "Las mil caras de Felipe González".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p>Tras su alta médica y en 35 segundos, el rey pidió disculpas por su polémico viaje en medio de la crisis económica.</p>

Tras su alta médica y en 35 segundos, el rey pidió disculpas por su polémico viaje en medio de la crisis económica.


Foto:REUTERS

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales