"Mi último round", estreno chileno:
Al viejo estilo

Ernesto Ayala 

Pese a la distancia entre ambas cintas, "Mi último round" hace con las películas de boxeo algo parecido a lo que "El secreto de la montaña" (2005) hizo con las películas de vaqueros: viola un territorio de la masculinidad más clásica para incorporar en él la posibilidad homosexual. El western , por supuesto, había insinuado tensiones homosexuales muchas veces antes. Sobre las películas de boxeo, es más difícil decirlo, ya que su universo es más limitado. Lo extraño es que, pese a que en ambas cometen un gigantesco asalto al género, un golpe a la cátedra en honor a los nuevos tiempos, tanto "Mi último round" como "El secreto de la montaña" comparten formas de expresión muy ancladas en el melodrama tradicional. ¿Será que resulta difícil concebir una película avant-garde en dos planos simultáneamente, forma y fondo? ¿O se trata, más bien, mediante recursos conocidos, asimilados y familiares, de hacer más amigable una historia que de otra forma sería más difícilmente aceptada por el público? Hay que inclinarse, al parecer, por la segunda opción.

A uno, como crítico, le gustaría que si una cinta cuestiona los tópicos de un género, lo haga de verdad, con convencimiento y reflexión, con una actitud que vaya desde las opciones sexuales de sus personajes a las opciones de encuadre, edición y recursos narrativos. "Mi último round", en cambio, tiene una cámara que explica todo demasiado nítidamente, posee música que marca en exceso los énfasis, utiliza el flashback con una torpeza casi televisiva. En términos estrictamente cinematográficos, tiene poco vuelo. Todo lo que, supuestamente, transgrede al contar la relación homosexual de un boxeador (Roberto Farías), se hace convencional en su puesta en escena.

Sin embargo, hay que admitir que el director chileno Julio Jorquera les saca partido a los convencionalismos de los que se afirma. Habrá filmado y montado de una manera conservadora, pero estas mismas formas le otorgan el andamiaje necesario para que la cinta acumule interés y peso. Sabe, por ejemplo, cuidar a sus personajes, e incluso a los más pequeños, como los viejos peluqueros que contratan a Octavio cuando llega a Santiago, tienen su espacio, su dinámica y su dignidad. Sabe utilizar la potencia expresiva de la lluvia de Osorno, así como el frío de Santiago, elementos que las películas chilenas no siempre utilizan a su favor. Cosa parecida hace con el sonido ambiental, donde la naturaleza del sur y el ruido de la capital se contraponen fuertemente, quizás incluso con cierta exageración. Sabe generar una atmósfera que, más que opresiva, es chata, claustrofóbica, sin horizontes, adecuada a la historia de Octavio y Hugo (Héctor Morales), que es triste desde un comienzo y comienza a hacerse más triste a medida que avanza la cinta. No hay mucho remedio para ellos, y no es necesariamente debido a su homosexualidad -en ese sentido, la cinta no es militante-, sino porque son pobres, no tienen estudios y deben moverse a una ciudad como Santiago donde nadie los conoce. Su condena está más atada a su falta de recursos que a su romance, lo que la hace una cinta muy realista, en el buen sentido de la palabra. Vivimos en un país donde la enorme mayoría de la población aún la tiene muy difícil, nos dice la película, sin decirlo explícitamente. A las finales, "Mi último round" no descubre la pólvora, pero hace un buen uso de la pólvora que ya conocemos.

MI ÚLTIMO ROUND

Director: Julio Jorquera.

Con: Roberto Farías, Héctor Morales, Manuela Martelli, Gonzalo Trejo.

País: Chile, 2011.

Duración:

90 minutos.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
La película narra la relación homosexual de un boxeador, Octavio (Roberto Farías), y Hugo (Héctor Morales).<br/>
La película narra la relación homosexual de un boxeador, Octavio (Roberto Farías), y Hugo (Héctor Morales).


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales