Cuentan sus historias en el Día del Padre:
Los hijos de políticos que escogieron dedicarse al servicio público

El hijo de Andrés Allamand, cadete de la Armada; el de Carlos Larraín, candidato a concejal por Las Condes; y la hija de Lautaro Carmona, subsecretaria de las Juventudes Comunistas; entre otros, cuentan cómo tomaron la decisión de involucrarse en el servicio público y cuáles fueron los consejos que les dieron sus padres a la hora de comunicarles su determinación.  

Florencia Blume y Bernardita Álvarez 

Se juntaban todos los domingos a las nueve y media de la mañana en el Tavelli de La Reina a tomar desayuno para leer los diarios y hablar de política. Ése era el encuentro "sagrado" entre el secretario general de OEA José Miguel Insulza y su hijo, Javier (35), militante PS y quien buscó ser candidato a alcalde por Providencia.

Y a pesar de que el ex ministro del Interior ha apoyado a su hijo durante su trayectoria política e incluso viajó en mayo desde Estados Unidos para votar por Javier en las primarias de Providencia, asegura que nunca "lo presionó" para que se involucrara en la política y que nunca ha sido "su estratega". Por otro lado, Carlos Ignacio Larraín (44), hijo del senador Carlos Larraín (RN), asegura que su padre "no tuvo nada que ver" con su decisión de postularse como candidato a concejal por Las Condes.

Este mismo patrón comparten otros hijos de padres políticos, quienes han decidido participar del servicio público "por su propia voluntad", según cuentan. Aseguran que el trabajo de sus padres sí los ha motivado a involucrarse en lo público, pero aclaran que la decisión final la han tomado solos y "sin presiones". Mientras el hijo del ministro de Defensa Andrés Allamand dice que "dejó todo" para ingresar a la Escuela Naval, otros, como las hijas de los diputados Lautaro Carmona (PC) y Juan Carlos Latorre (DC), quienes se han desempeñado como dirigentes estudiantiles, discuten con sus padres sobre la situación actual del movimiento.

 Franco Paolo, el hijo socialista de Fulvio Rossi

El hijo del senador Fulvio Rossi (PS), Franco Paolo (20)-estudiante de Derecho de la Universidad de Chile-comparte con su padre la militancia en el Partido Socialista y el gusto por la política. Franco fue parte de una lista para ocupar un cargo en el centro de alumnos de su carrera. En 2011, afirmó a "El Mercurio" , que ser hijo de Fulvio Rossi era un "privilegio, pero también una gran responsabilidad".

Las diferencias de opinión de los Sabat en las comisiones de RN

Como "estrecha", pero también "temperamental ", describen tanto la diputada de RN Marcela Sabat (32) como el alcalde de Ñuñoa, Pedro Sabat, su relación padre e hija. Esto se refleja en las comisiones políticas al interior de Renovación Nacional, donde por lo general no coinciden en sus planteamientos. "Siempre nos toca tener puntos de vista que son finalmente de polémica en el partido. Generalmente yo estoy en una y él en otra postura", dice la parlamantaria. El lunes pasado, cuando en RN discutían sobre el binominal, Marcela defendió el cambio en un artículo sobre este sistema, y después el edil opinó lo contrario. Sin embargo, ellos afirman entenderse en esta dinámica. "Es entretenido para los dos ser personas que dentro de un mismo partido tengamos visiones distintas", cuenta la diputada.

Los Pizarro, unidos por el rugby, los asados y la política

"Le gusta que comparta este gusto por lo público, estas ganas de involucrarse en las grandes decisiones del país en las distintas formas, ya sea en lo académico o en un proyecto o la política". Así explica Jorge Pizarro hijo (32) la reacción de su padre, el senador democratacristiano Jorge Pizarro, por su vocación por lo público. Después de estudiar historia y ciencias políticas -esta última carrera en Inglaterra-, Jorge se dedicó a la actividad académica, y luego a trabajar como asesor del ex ministro Edmundo Pérez Yoma, en la administración de Bachelet. Hoy está dedicado a la empresa chilena en Nueva York, Puro Chile, que promociona la imagen de Chile en el extranjero. Otra de las actividades que, sin duda, unen a Jorge y al resto de sus hermanos con su padre, es el gusto por el rugby. Deporte del cual tres de los cinco hijos han sido seleccionados nacionales al igual que el senador.

El hijo marino de Allamand que le dice "señor ministro"

"Buenos días, señor ministro". Así saluda Raimundo Allamand (22) -quien ingresó en 2009 a la Armada- a su padre, cuando se encuentran en actos públicos. "El respeto institucional se mantiene hasta que llegamos a un ámbito privado y ambos lo tenemos muy claro", cuenta el hijo del ministro de Defensa.

Andrés Allamand jamás se imaginó que podría ser el jefe de la cartera de la que dependen las Fuerzas Armadas. "Cuando Raimundo resolvió entrar a la Escuela Naval yo era senador, de manera que nunca se me pasó por la cabeza que yo iba a ser ministro de Defensa y se iba a producir este escenario", dice Allamand, entre risas.

Raimundo confiesa que al principio le generaba "cierta incomodidad esta situación", pero que con el tiempo se fue acostumbrando. "En la Escuela somos todos iguales, y si un compañero tiene que rendirle honores a mi papá porque es el ministro de Defensa, yo también tengo que hacerlo", dice. Por su parte, Andrés Allamand aclara que no posee ningún trato especial de la Armada a la hora de querer hablar con su hijo o conseguir algún tipo de permiso para él. "Yo, cuando hablo, hablo con el director de la Escuela Naval, lo hago como apoderado, como padre de un cadete y no como ministro de Defensa", dice.

Raimundo cuenta que a pesar de que siempre tuvo curiosidad por las Fuerzas Armadas, le costó tomar la decisión. "Por el trabajo de mi papá yo sabía que lo mío era el servicio público, pero no encontraba el nicho donde podía desempeñarme", cuenta.

Su padre lo apoyó desde un principio al conocer su decisión. "Sentí un enorme orgullo porque cualquier persona que se incorpora a la carrera militar tiene, por definición, una vocación de servicio aún más fuerte", afirma el ministro.

Raimundo cuenta que se "lleva muy bien con su padre", que tienen una "relación muy cercana y que admira su perseverancia como político y el apoyo que le ha dado como papá". Mientras, Andrés Allamand destaca de su hijo el "sentido de equipo que tiene".

Comparten el gusto por deportes como el rugby y el trekking, y cada vez que almuerzan juntos, dicen que dejan de lado el tema militar y político.

La "sobriedad" que caracteriza a los Montes

De su familia, ya no sólo es el diputado socialista Carlos Montes el que ocupa un lugar en la esfera pública. También hoy lo es el mayor de sus tres hijos, el fiscal metropolitano de la Fiscalía Centro Norte, Andrés Montes Cruz (41), quien fue nombrado en este cargo en 2010 por el fiscal nacional, Sabas Chahuán, y que en el último tiempo fue conocido por llevar adelante el sumario del caso Bombas. En el círculo cercano a la familia Monetes, se comenta que si hay algo que los caracteriza a ambos, es su marcada sobriedad. Ejemplo de esto es que el fiscal Montes no quiso ningún tipo de ceremonias cuando asumió en su cargo, que ocupará hasta 2018. Mientras que, en el Congreso, destacan la caballerosidad y discreción del diputado PS.

El senador Hosaín Sabag, padre del diputado Jorge Sabag

Ambos democratacristianos, comparten su vocación por el servicio público en el Congreso, donde no tienen mucho tiempo para conversar. Cuando Jorge nació, su padre ya era alcalde de Cabrero, y en el colegio imitaba frente a sus compañeros los discursos que el edil daba. Luego de dedicarse a la vida académica como ingeniero civil y abogado, Jorge aceptó la propuesta del senador de lanzarse a diputado.

El hijo de Lavín que quiere ser alcalde por RN

Desde las elecciones de 2000 -donde Joaquín Lavín perdió ante Ricardo Lagos- que el hijo del ministro del Mideplan comenzó a destacar por su participación en política, haciéndolo activamente por la campaña de su padre.

Joaquín Lavín León está trabajando en su propia campaña como candidato a alcalde por Maipú...pero no por la UDI el partido de su padre, sino que por RN.

Desayunos de debate político en el Tavelli

Desde que llegó a Chile en 1994 proveniente desde México -país donde vivió su etapa escolar, luego de nacer y ser criado en Roma, Italia-, Javier Insulza sagradamente solía tomar desayuno en el Tavelli, junto a su padre José Miguel Insulza. Rutina que hasta antes que el político saliera electo secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, era de todos los domingos. Y hoy, cada vez que él viene al país, la repiten.

Allí, ambos leen los diarios dominicales y conversan de política. Tema que los apasiona, pero donde no siempre coinciden. Se sabe que Javier es "más de izquierda" que su padre.

De los tres hijos de Insulza, él es único que optó por dedicarse a lo público. En mayo, participó como candidato en las primarias de Providencia, donde salió tercero; y hasta hace un mes trabajó en la consultora de Enrique Correa, Imaginaccion. Hoy ejerce su profesión de periodista en un medio de comunicación y, en paralelo, dirige el movimiento Providencia Participa.

Al contrario de lo que se creería, Javier asegura que optó por dedicarse a la política sin sentirse comprometido con su padre.

"Yo creo que en alguna época no le gustó mucho. Pero me ha dejado ser libre en mi vocación y, por cierto, se ha sentido orgulloso de que sea el hijo con quien más comparte en estos ámbitos", comenta el periodista.

Un ejemplo de esto, es que cuando Javier se decidió a participar en las primarias de la comuna, sólo le informó a su padre por mail . "No participé de su decisión", comenta José Miguel Insulza.

Pero cuando se decidió por el servicio público, entrando a trabajar primero al Instituto de Previsión Social y luego en la Dirección Civil, Javier recibió un consejo de su padre: "Lo único que yo le dije fue que tuviera claro por qué lo hacía, porque la política no es una carrera para ganarse la vida, sino que una vocación, y él tenía que tomarla así y no esperar muchas recompensas", recuerda el secretario general de la OEA.

Lección que Javier guarda hasta hoy: "Me advirtió que no es fácil, y lo he constatado", sentencia.

Padre e hija comparten militancia en el Partido Comunista

Como estudiante del Liceo 7, decidió inscribirse en el PC, el mismo partido donde su padre milita. Más tarde, entró a estudiar ciencias políticas y gubernamentales en la Universidad de Chile. Nuevamente, la misma carrera y facultad donde estudió su padre.

Paz Carmona (24) y el diputado comunista, Lautaro Carmona, comparten la misma ideología y compromiso que en ambos convergió en la política. Tras ser dirigenta estudiantil y titularse, hoy Paz es subsecretaria de las Juventudes Comunistas.

"Cuando escogí mi carrera, caí en la cuenta que estaba estudiando lo mismo que mi padre y, ahora, estamos tomando el mismo camino", comenta la joven, quien agrega: "Cuando estaba en enseñanza media siempre tuve un interés por la izquierda, pero siempre pensé que iba a ser una decisión mía por sobre todo cuando decidiera militar", explica Paz.

La joven, además, explica que con su padre tienen "ópticas" distintas. "Mi padre viene de un origen muy humilde, y yo tuve la fortuna de que mis padres profesionales me dieran otra vida", dice Paz.

Fernando Matthei y su hija ministra

Otra dupla padre e hija vinculada con el servicio público, es la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, y su padre, el ex comandante en jefe de la FACh y miembro de la Junta Militar de Gobierno, Fernando Matthei.

Algunos cercanos a la familia Matthei, cuentan que la ministra heredó de su padre la "disciplina" y su "estilo alemán", que la han caracterizado en su acción política tanto en el Senado como en su actual cartera.

"Admiro de mi padre su capacidad para conseguir efectos políticos"

"Cuando le conté a mi papá sobre mi decisión de postular como concejal de Las Condes, me dijo: 'haz lo que quieras'", cuenta el hijo mayor del senador Carlos Larraín (RN), Carlos Ignacio Larraín.

El candidato a concejal por Las Condes milita en Renovación Nacional desde 1997. Cuenta que siempre le ha interesado la política y que la trayectoria política de su padre lo ha motivado aún más. Sin embargo, el hijo del senador asegura que padre no influyó "de ninguna manera" en su decisión de presentarse como candidato a concejal. "El único consejo que le di cuando me contó acerca de sus aspiraciones fue que lo hiciera por convicción y no por darme el gusto a mí", dice el senador.

Carlos Ignacio Larraín dice que la relación con su padre es "muy buena" y que lo que más admira de él como político es "su capacidad de conseguir efectos
políticos dejando pasar muchos ataques personales". El abogado asegura que una de sus diferencias con su padre es "la acogida que les da a sus rivales". "Yo soy mucho menos acogedor", dice.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p>Fulvio Rossi, senador PS.</p>

Fulvio Rossi, senador PS.


Foto:ALEJANDRO BALART

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales