La travesía de los políticos que fueron al partido de U. de Chile contra Boca Juniors

 

"Fue una experiencia entretenida, pero muy fuerte", relataba el senador Alberto Espina, uno de los políticos que viajó el jueves a Buenos Aires al partido por semifinales de Copa Libertadores.

"Los obstáculos para llegar al estadio, el trato vejatorio, los insultos y las agresiones por parte de la policía argentina, atentaron contra todas las normas", criticaba el diputado Juan Carlos Latorre antes de llamar, el viernes a primera hora, al canciller Alfredo Moreno para contarle sobre las "humillaciones que habían recibido miles de compatriotas".

Espina, que en un principio había acordado ir junto a Carlos Ominami, quien a último minuto se excusó por compromisos laborales, tuvo la suerte de entrar al estadio, pero relató el complicado trayecto por "tenebrosas" calles hacia el mítico estadio La Bombonera, empezando por el retraso de una hora del contingente policial que escoltaría los buses con hinchas chilenos.

Latorre, que fue con sus hijos de 12 y 17 años, contó que al arribar al estadio no se les permitió bajar del bus a los hinchas azules por cerca de una hora, tras lo cual tenían que pasar por siete controles policiales "ridículos y exagerados". "Estábamos recién en el tercero cuando ya había empezado el partido", contó el diputado DC, que minutos después le indicó a un capitán de la policía bonaerense que en la hacinada fila, de más de mil personas, se encontraba el ex Presidente de Chile y actual senador, Eduardo Frei.

El ex Mandatario fue separado de la multitud y pudo entrar, al igual que el asesor de la ex Presidenta Bachelet, Francisco Díaz, que había llegado horas antes por cuenta propia. El resto, incluyendo a Latorre, se quedó afuera.

Frustrado, el diputado DC comentó que "nunca pensé que terminaría viendo sólo los últimos minutos del partido y en una pizzería a cuadras del estadio", adjudicando la "insoportable aglomeración" a la incontrolada reventa de entradas.

Y aunque el senador Espina reconoció que "fue una experiencia que repetiría por la U", agregó que "al lado de la anarquía que se vive en el estadio de Boca, bendito sea Chile por lo que se está haciendo en materia de control de los estadios".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> El senador Alberto Espina junto a su hijo Nicolás y el pololo de su hija, Cristián Larraín.</p>

 El senador Alberto Espina junto a su hijo Nicolás y el pololo de su hija, Cristián Larraín.


Foto:ARCHIVO PERSONAL

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales